Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/02/14 00:00

Dilian y Piedad, de ‘baronesas’ a sindicadas

El partido de La U, del presidente Santos, ha sido el que más curules ha perdido desde el 2010.

Las dos senadoras pertenecen al Partido de la U. Foto: SEMANA

En el 2010 el Partido de la U se convirtió en la primera fuerza política en el Capitolio. Los 2'792.944 de votos que pescaron en las urnas fueron determinantes para que el entonces partido de Uribe, y de Juan Manuel Santos, se adueñara de 28 de las 102 curules del Senado. Dos de ellas fueron ocupadas por dos mujeres muy poderosas: Dilian Francisca Toro y Piedad Zuccardi. Ellas dos aportaron sus nada despreciables caudales electorales.

Entre las dos le pusieron 227.074 votos al partido en su segunda disputa electoral. Dilian Francisca fue la segunda votación más alta de La U (solo superada por Juan Lozano). Piedad, la sexta (detrás de José David Name, Efraín Torrado, Roy Barreras y Armando Benedetti). Pero en menos de tres años, Dilian y Piedad pasaron de ser dos de las cartas señaladas de La U, a ser las primeras mujeres del actual Congreso en ser ‘revocadas’ de su mandato. Todo por cuenta de la Corte Suprema de Justicia, que ordenó la captura de ambas dirigentes.

Dilian se encuentra privada de libertad desde julio del año pasado por presunto lavado de activos derivado de un proceso de compra de fincas presuntamente asociadas a capos del narcotráfico, mientras Piedad, quien se encontraba en Costa Rica cuando se conoció su orden de captura, deberá responder por presuntos nexos con grupos paramilitares. Las dos han negado los delitos por los que han sido señaladas. En el caso de Dilian, incluso, han aparecido extraños paramiliatres asociados al cartel de testigos, como se lo reveló a Semana.com.

Aunque las decisiones judiciales traen consecuencias individuales, la suerte de Dilian Francisca y Piedad pone en aprietos al partido de gobierno, a casi un año del próximo debate electoral.

Por la sola orden de captura, la primera consecuencia política para La U es la perdida de estas dos curules, pues la Constitución, actualmente, prohíbe a los partidos reemplazar a sus titulares cuando son detenidos por delitos relacionados a la vinculación a grupos armados ilegales, actividades del narcotráfico, contra mecanismos de participación democrática o de lesa humanidad. Es decir, se les aplica la sanción de la ‘silla vacía’. La U pasa de 28 curules a 26 en el Senado.

Pero, de cara a las elecciones del 2014, en las que La U tendrá que defender su condición de partido mayoritario a voto limpio, enfrentándose a poderosas maquinarias como las del Partido Conservador, el Liberal, y hasta la ‘amenaza’ de tener al expresidente Álvaro Uribe como contendor en las elecciones. A la hora de pescar la mayor cantidad de votos, se verá en aprietos para mantener los 75.450 de Piedad Zuccardi, cuyo poderío se concentra en Bolívar, y los 151.624 de Dilian Francisca Toro, la mayor ‘baronesa’ electoral del Valle del Cauca. Dílian ha dejado entrever que no volverá al Congreso. Pero no se descarta que tengan presencia electoral en cuerpo ajeno.

Si la incómoda situación judicial de estas dirigentes se hubiera presentado después del 2014, y ellas hubieran sido elegidas, La U estaría en mayores aprietos. Porque la nueva ley de partidos políticos que determina el próximo debate electoral establece sanciones a los directores de los movimientos políticos que hubiesen avalado candidaturas de dirigentes que resultaran condenados.

El senador Aurelio Iragorri, copresidente del Partido de la U, le aclaró a Semana.com que los casos de Dilian y Piedad no afectarían al partido en la medida en que ambas senadoras fueron elegidas congresistas en el 2010 y las sanciones fueron aprobadas en el 2011. Las leyes no son retroactivas, precisa el dirigente.

Lo que Iragorri sí confirmó es que tan pronto como se conoció la decisión de la Corte Suprema de Justicia que afectó a Zuccardi, de forma automática se abrió un expediente contra la senadora. Las directivas de La U acogerán el concepto de este tribunal ético y adoptarán decisiones de forma oportuna. Probablemente en los próximos días, Zuccardi sea suspendida temporalmente del partido mientras aclara su situación judicial. La misma decisión que el partido de gobierno adoptó el año pasado con Dilian Francisca Toro.

El copresidente de La U también le dijo a Semana.com que el partido “respeta las decisiones judiciales y tiene la esperanza de que la senadora Zuccardi pueda demostrar su inocencia y se le respete el debido proceso”. En lo personal, dice Iragorri, “lamento esta noticia y le deseo éxitos en su proceso de defensa”.

La U es el partido político que más curules ha perdido en el Congreso elegido en el 2010. Dos en total. Y además de las de Piedad Zuccardi y Dilian Fraqncisca Toro, tuvo que reemplazar a Eduardo Merlano, quien fue sancionado e inhabilitado por la Procuraduría. Con estas bajas sensibles, el partido que recientemente ha declarado a Juan Manuel Santos su jefe natural, afrontará las elecciones del 2014.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×