Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/25 22:18

Director de Aerocivil viajó gratis en avión privado para ver partido de Colombia

En entrevista con Semana.com, Alfredo Bocanegra asegura que no usó aeronaves de la entidad que dirige, pero reconoce que no tuvo que pagarle un peso al avión privado que lo transportó. Dice que son sus amigos.

Alfredo Bocanegra, director de la Aerocivil. Foto: Archivo SEMANA

El director de la Aeronáutica Civil, Alfredo Bocanegra, tuvo que salir a dar explicaciones por un avión que usó en horario laboral, en compañía de algunos de sus funcionarios para ver uno de los partidos que jugó la selección Colombia en Barranquilla para las eliminatorias a Rusia 2018. El encuentro, disputado el 11 de octubre, era uno de los imperdibles del calendario.

La Red de Veedurías, en cabeza de su presidente, Pablo Bustos, había pedido que investigaran disciplinariamente a Bocanegra por supuestamente haber incurrido en faltas gravísimas al utilizar, según la Red, una aeronave de la entidad.

Sin embargo, ante la acusación, la Aerocivil emitió un comunicado en el que certificó que su director no viajó en ninguna de las aeronaves propias, aquellas que tienen permiso operacional vigente (HK3554-G tipo King 200 y HK3200 – G tipo Cessna Caravan -208), sino que se transportó en un avión privado con matrícula HK4460-G tipo C90 (Ver planilla de embarque).

No obstante, Bocanegra reconoció, en entrevista con Semana.com que él y sus funcionarios viajaron sin tener que pagar en un avión de la Sociedad Aérea de Ibagué (SADI), una empresa que eventualmente podría ser vigilada o inspeccionada por la Aerocivil. Bocanegra asegura que los dueños de SADI le permitieron viajar gratis (para ir a ver el partido y en otras ocasiones) porque son sus amigos de infancia y no por el cargo que ostenta. Dice también que se tomó libre la tarde de aquel martes pues tenía pendiente sacar un compensatorio al que tenía derecho por haber votado en las pasadas elecciones.

Semana.com: ¿Qué ocurrió? ¿Por qué se dijo en un principio que usted había utilizado un avión de la Aerocivil para ir a Barranquilla a ver un partido de Colombia?

Alfredo Bocanegra: No puedo establecer el origen de la acusación. Me duele profundamente porque me ha causado mucho daño. Pero si hay algo que tenga una trazabilidad es precisamente un vuelo y queda plenamente demostrado que los aviones de la Aeronáutica no fueron utilizados el martes 11 de octubre para viajar a Barranquilla. Yo lo hice después del mediodía en un avión particular.

Semana.com: ¿Usted utilizó tiempo laboral para este viaje?

A.B.: Todos los empleados públicos que ejercimos el derecho al voto tenemos derecho automático por la ley a medio día de compensatorio. Decidimos que fuera ese día.

Semana.com: ¿Con quién viajó?

A.B.: Con las personas que aparecen relacionadas en la planilla de la Policía. Con el secretario general de la entidad, el doctor Carlos Núñez de León; la doctora Alba Lucía García, una asesora privada de la Dirección, y dos personas que son asesores externos de la entidad, no son empleados.

Semana.com: ¿Al ser un vuelo privado ustedes pagaron por él?

A.B.: No se pagó porque esa empresa es de unas personas que conozco desde cuando era niño, desde hace más de 30 o 40 años. Se llama Sociedad Aérea de Ibagué (SADI). Yo soy de Ibagué, los conozco, y me preguntaron que si quería ir a Barranquilla, que ellos iban para el partido, que podían llevarme en su avión. Viajé en un avión que carece de cualquier investigación penal. Ellos son unas personas muy respetables. No encuentro ningún reato en poder utilizar ese avión, así como se empleó para el retorno de Barranquilla de la señora ministra.

Semana.com: ¿Cree que está bien que el director de la Aeronáutica utilice un viaje de regalo por parte de una empresa privada?

A.B.: No es un viaje de regalo, sencillamente si yo soy el director de Tránsito y me invitas en tu carro, entonces yo no podría ir en tu carro. Igualmente, yo no podría entonces viajar en una aerolínea comercial porque después tendría que investigarla. Eso es absolutamente insólito y desproporcionado.

Semana.com: Pero usted tuvo ese privilegio por ser el director de la Aeronáutica…

A.B.: No. Nosotros los funcionarios no dejamos de ser seres humanos. Conozco esa familia hace más de 30 años y cuando yo era un estudiante de escuela también me transportaban, no es porque yo ahora tenga este cargo. Y volveré a montar con ellos porque son amigos míos. Es absolutamente legítimo. No son contratistas de la entidad, ni tienen ninguna investigación, ni están solicitando ninguna ruta porque ellos no hacen aviación comercial.

Semana.com: Usted dice que la empresa SADI le hizo un favor por su cercanía, pero usted estaba con otras personas, entonces el favor fue también para los demás funcionarios…

A.B.: Sí, un avión tiene como los vehículos una capacidad y uno estima a quién puede llevar y a quién no. Es una decisión autónoma del propietario del vehículo.

Semana.com: ¿Cuánto puede costar un vuelo ida y regreso a Barranquilla en un vuelo privado?

A.B.: No sé porque no tengo capacidad de pagarlo ni lo pagaría. Yo no me muevo en ese medio ni soy empresario aeronáutico. Si un piloto en su avión decide llevar a cualquier persona, pues lógicamente no se va a cobrar ni les va a cobrar a los demás.

Semana.com: ¿Usted ya había utilizado ese avión en otras ocasiones?

A.B.: Sí, ellos son amigos de toda la vida y viajan constantemente a Ibagué. Ellos nos dan el ‘chancecito’, nosotros llegamos al aeropuerto Guaymaral y nos llevan.

Semana.com: ¿Qué relación tiene una empresa de estas con la Aeronáutica Civil? ¿Ustedes la vigilan?

A.B.: Son los oficiales de la Fuerza Aérea quienes hacen las investigaciones, resuelven las sanciones, las multas y los impedimentos. Eso no es facultativo de la dirección, es un tema eminentemente técnico y jurídico.

Semana.com: ¿Usted como director no interviene en asuntos como investigaciones?

A.B.: No dependen de mí. Yo no otorgo rutas, las rutas se otorgan mediante una Audiencia Pública en la que no participo.

Semana.com: Si en un caso hipotético esta empresa tuviera algún inconveniente, usted tendría que declararse impedido…

A.B.: Sí, me declararía impedido.

Semana.com: ¿Usted ha viajado en otras ocasiones con otras empresas privadas sin tener que pagar?

A.B.: No, comerciales sí. Y los pago de mi bolsillo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.