Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/2013 12:00:00 AM

Homosexuales pueden cambiar “con tratamiento y voluntad"

Con nueva demanda, director de la polémica Fundación ‘Marido y Mujer’ rechaza familias homosexuales.

La fundación Marido y Mujer, conocida por interponer demandas contra parejas homosexuales que solicitan matrimonios y adopciones en Colombia; y los jueces que las otorgan, arremete de nuevo. Esta vez, alega que tales parejas “pretenden engañar y llevar al error a los jueces, cuando no existe esta posibilidad” de matrimonio, dijo Suárez, director de la fundación.

Ya son cuatro los recursos legales que el abogado ha interpuesto, lo que lleva a algunos a preguntarse si hay algo más detrás de Marido y Mujer. Entre ellos está la psicóloga y activista por los derechos de la mujer Florence Thomas quien, en su columna de El Tiempo, se refiere a la fundación como un “brillante club de dudosa membresía” y vaticina su fracaso.

Pero fue un artículo publicado en el diario El Espectador el que generó una respuesta por parte del director de la fundación. En la entrevista hecha por la periodista Cecilia Orozco, Raúl Quintana, antiguo compañero de Suárez en el grupo de novicios de la Compañía de Jesús de la orden jesuita en 2005, tilda a Suárez de ‘hipócrita’ y expresa que el abogado fue expulsado de la orden por no haber sido honesto sobre “su condición sexual” cuando esta era “evidente”.

Semana.com habló con el director de Marido y Mujer sobre las afirmaciones acerca de su supuesta homosexualidad y su formación como sacerdote.

Semana.com: Raúl Quintana dijo que usted manifestó su atracción hacia un joven en sus años de apostolado, ¿es cierto?

Raúl Suárez:
Esos son ataques personales a mi persona como líder de la fundación Marido y Mujer, señalándome de homosexual. Por eso es que vamos a interponer las acciones correspondientes. Ya está radicada una demanda civil por 5.000 millones de pesos contra los dos jóvenes (Raúl Quintana y John Jairo Jácome), la periodista (Cecilia Orozco) el diario (El Espectador) y la directora de Colombia Diversa, Marcela Sánchez, quien promovió la publicación con la periodista. Espero una indemnización por daños morales y prejuicios al buen nombre mío.

Semana.com: ¿A usted lo expulsaron de la Compañía de Jesús porque no fue veraz sobre su orientación sexual?

R. S.:
El joven que hizo ese comentario duró seis meses y yo duré seis años. Yo pasé mi carta diciendo que dimitía de la Compañía porque iniciaba mis estudios de universidad… No fue una dimisión, esa afirmación es mentirosa. La Compañía de Jesús nunca utilizó la figura de dimitirme porque yo pasé una carta diciendo que me dieran licencia para salirme.

Semana.com: ¿A qué cree que se refiere Quintana con que “su comportamiento en materia de tendencia sexual era evidente”?

R. S.:
Él hace juicios en los que proyecta su situación de identidad sexual. Desautorizo esas afirmaciones de que la Compañía recibe personas homosexuales si desde un comienzo, dicen que son gais. En las reuniones de seminaristas nunca escuché que dijeran o preguntaran eso. A mí jamás, nunca me preguntaron sobre ese tema. Tampoco supe que se lo preguntaran a otros compañeros.

Semana.com: En la entrevista se afirma que usted miente, que es homosexual y su persecución contra jueces y parejas gais es para esconder su orientación sexual. ¿Qué opina?

R. S.: Desautorizamos todas las afirmaciones de ataque personal. Invitamos a los activistas Lgbti a que presenten un debate con argumentos jurídicos y responsables porque no voy a seguir ese juego. Fue una afirmación bastante a la ligera que no responde a la realidad. Hay un afán por deslegitimar el liderazgo de oposición que he estado haciendo, pero como no tienen argumentos para oponerse, se anuncian al país así.

(La de El Espectador) es una entrevista con un poco de señalamientos, calumnias, injurias, respuestas rastreras ante un debate que debe darse con altura… Yo también soy partidario de que a parejas homosexuales se les permita formar algún vínculo, un contrato de convivencia.

Florence Thomas tiene la misma actitud de El Espectador, y es que nadie me llamó. A ella lo que le quiero decir es que la fundación es tan “de garaje”, que ha logrado intervenir con argumentos serios y sólidos, legales y consecuentes en el derecho.

Esas uniones homosexuales son algo que se quiere imponer a las malas en el país. Somos una fundación que tiene oficina… e invito a Florence Thomas a tomarnos un tinto para que profundice su artículo.

Semana.com: Usted ha dicho que los gays requieren tratamiento clínico y psicológico. ¿Cree que la homosexualidad es una enfermedad?

R. S.:
No me atrevo a hacer una afirmación categórica sobre el tema. En el mundo hay un debate que no ha terminado sobre por qué una persona es homosexual. Pero se requiere una discusión entre las facultades de psicología, medicina, derecho, antropología... para discutir si se pueden casar y adoptar. Mi debate está centrado en el tema jurídico y mis argumentos se han presentado frente a los tribunales. No se puede someter a un niño que tiene derecho a tener madre y padre a estar en un núcleo que es inexistente como el homosexual.

Semana.com: ¿Cree que los homosexuales pueden cambiar de orientación sexual?

R. S.:
No lo descarto. Si una persona se somete a un acompañamiento y tratamiento y tiene voluntad, podría tener un resultado favorable. No es un área en la que puedo comentar con experticia, por eso invito a las facultades y los expertos a debatir.

En general, la población rechaza la adopción y hay una cantidad de hechos sobre los que se fundamenta eso. Que tantos menores de edad, varones en la adolescencia y luego en juventud, sean seguidos por personas homosexuales que les ofrecen plata y se corrompe su proceso de maduración.

También hay heterosexuales que persiguen niñas y hay prostitución infantil. En un lado como en el otro está esa situación, pero se ha demostrado que hay complementariedad entre el hombre y la mujer, y el niño debe tener el referente de padre y madre.

Semana.com: ¿Qué lo llevó a formar la fundación?

R.S.:
Una defensa de la familia y su promoción en la sociedad, porque la familia brota del varón y mujer que son los que pueden, en este momento, darles los nuevos hijos a la República. Es tan importante la unión de hombre y mujer, que el Estado se preocupa por garantizarles vivienda de interés social y salud.

En el país, se les ha tolerado y aceptado las uniones a las parejas homosexuales, pero no tienen derecho a procrear ni conformar familia. Jurídicamente no hay presupuesto para ofrecerles la formación de unión. Si el estado jurídico lo hace, lo respetaremos. El Congreso es el que tiene la responsabilidad histórica por la Constitución.

Semana.com: Si el Congreso autorizara el matrimonio homosexual, ¿respetaría la decisión?

R. S.:
Sí la respetaríamos porque lo dice la autoridad competente. Yo me opongo, no estoy de acuerdo con que se puedan casar. Ahora, estoy promoviendo un proyecto para que se les ofrezca un contrato civil que les ofrezca pensión, salud y poder heredar el patrimonio a la pareja; pero al matrimonio y a que formen familia me opongo tajantemente. Sin embargo, respetaría la decisión si lo dice la autoridad competente

***

Luis Felipe Gómez, secretario general de la Curia Provincial de la Compañía de Jesús, indicó a Semana.com que las circunstancias de ingreso y egreso de sus integrantes son privadas.

Sin embargo, “dentro de la Compañía de Jesús existe algo llamado la ‘cuenta de consciencia’ que es una charla anual de cada jesuita con el provincial respectivo. En esas charlas las personas exponen sus asuntos y personalidades, pero no te puedo decir qué se pregunta, eso hace parte de la relación con cada persona con su provincial”, dijo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.