Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/06/18 00:00

Director FMI afirma que tiene "enorme confianza" en la economía española

Según expertos, si se aplican bien las medidas anticrisis, se estarán estableciendo las bases para dos décadas de crecimiento en este país.

Director FMI afirma que tiene "enorme confianza" en la economía española

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, aseguró hoy que tiene una "enorme confianza" en la economía española y consideró que las medidas anticrisis adoptadas por el Gobierno si se aplican bien "van a ser de enorme utilidad".

Strauss-Kahn hizo estas afirmaciones en una conferencia de prensa en Madrid tras mantener una reunión con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que le detalló las medidas y reformas puestas en marcha por su Ejecutivo para atajar la crisis y reducir el déficit público.

Strauss-Kahn alabó en general las medidas de austeridad que están adoptando los países europeos en el contexto de la crisis económica y también la decisión de publicar los resultados de las pruebas de solvencia a los bancos, "importante para que haya una total transparencia que es absolutamente crucial" para que se sepa qué riesgos hay en los distintos sectores bancarios.

Zapatero dijo que transmitió al director del FMI "la determinación plena del Gobierno español de llevar a la práctica todas y cada una de las reformas que hemos puesto en marcha para demostrar que España puede superar esta crisis, saliendo de ella con una economía renovada y fortalecida".

"Las decisiones del Gobierno español son bienvenidas", afirmó Strauss-Kahn, que considera que pueden establecer las bases para el crecimiento de la economía española en las próximas dos décadas.

Entre esas medidas aludió a la reforma laboral, que el organismo que preside había aconsejado al Ejecutivo español y que hoy el director gerente calificó de "crucial y fundamental" para tener un mercado de trabajo "más efectivo".

Para Strauss-Kahn, si se aplican bien estas medidas se estarán estableciendo "las bases para dos décadas de crecimiento en este país, porque el potencial de crecimiento que tiene España es enorme, como se ha demostrado en los últimos diez años".

Aludió también a que otros países europeos han preferido procesos de consolidación "más graduales", y se mostró partidario de "establecer la sostenibilidad fiscal, pero a distinto ritmo, según la situación de cada país".

Preguntado si ha recibido una invitación similar a la española desde Portugal para conocer la situación económica del país luso, dijo que "no" aunque estaría "encantado" de visitar Lisboa.

En este sentido, destacó que aunque entre España y el país vecino existan vínculos culturales e históricos la situación de sus economías "no es comparable".

Sobre las fluctuaciones en el cambio euro-dólar en las últimas semanas, explicó que "lo impresionante es la velocidad" con la que la moneda europea se ha depreciado.

Zapatero insistió en que lo mejor para tranquilizar a los mercados es aportar transparencia con la publicación de los denominados "test de estrés", que miden la capacidad de resistencia de las entidades financieras en entornos difíciles.

Strauss-Kanh consideró que los elevados déficits públicos de los países europeos no están directamente ligados con los planes de estímulo acometidos por los Gobiernos, sino "por la crisis económica en sí", que ha hecho crecer el gasto en cobertura social.

En este contexto citó un estudio del FMI que muestra cómo el ratio medio de deuda en relación con el PIB ha pasado del 80 por ciento al 120 por ciento.

De este aumento del 40 por ciento, solo un 4 por ciento se debe a los paquetes de estímulo y el resto a que debido a la crisis ha habido una caída en los ingresos, además de mayor gasto en cobertura social, y dinero que en algunos países hubo que inyectar al sector bancario, agregó.
 
EFE.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.