Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2012 12:00:00 AM

Disturbios afectaron el centro de Medellín

Cientos de vendedores ambulantes protagonizaron saqueos y pedreas en la capital de Antioquia. Varias estaciones del metro debieron ser cerradas.

Una fallida reunión que tenían programada para la mañana de este lunes vendedores ambulantes del centro de Medellín con las autoridades desató la furia de los comerciantes. Supuestamente, era la oportunidad para buscar salidas a su situación laboral, después de los controles hechos por las autoridades para evitar la invasión del espacio público. Pero, según voceros de ese gremio, no fue posible el encuentro.

Enardecidos y armados de palos, piedras y hasta machetes, y algunos con sus caras tapadas con capuchas, los comerciantes recorrieron las principales vías del centro de la ciudad y atacaron almacenes y establecimientos públicos. Rompieron vidrios, golpearon vitrinas y saquearon varios almacenes.

La incontrolable violencia obligó a suspender las actividades y hacia el mediodía, las calles lucían desiertas. "Nos dijeron que si a ellos no los iban a dejar trabajar, entonces que no trabajaría nadie en el centro", dijo un empleado que tiene su sitio de trabajo en el centro de Medellín.

Los manifestantes llegaron hasta las oficinas de la Subsecretaría de Espacio Público, ubicadas en las Torres de Bomboná, y atacaron la sede con piedras. En ese mismo edificio se encuentra la sede regional de la Registraduría, y la misma fue atacada junto con los establecimientos comerciales que hay alrededor.

El servicio del metro tuvo fue suspendido en las estaciones San Antonio, Parque Berrío y Prado, las más concurridas del sistema. Y el transporte público en general fue deficiente para la cantidad de gente que concurre el centro de Medellín en un día laboral.
 
El Escuadrón Móvil Antidisturbios tuvo que rodear las estaciones y controlar la protesta con gases lacrimógenos. Igualmente, los policías custodiaron el emblemático Edificio Coltejer para evitar daños en los establecimientos comerciales de allí.

El temor de lo que pueda pasar en la noche obligó a algunos empresarios a suspender las labores de sus empleados para permitirles salir temprano y evitar afectaciones mayores al finalizar la tarde. Por lo menos en la mitad del centro de Medellín quedaron evidencias de los estragos, con escombros, llantas quemadas y mercancías regadas por la calle.

Los manifestantes dicen que hasta que la Alcaldía no deje clara su situación laboral no suspenderán las protestas. "Ya que no nos van a dejar trabajar, entonces que nos den el sustento para nuestras familias. Son al menos 15.000 pesos diarios que necesitamos para poder vivir", dijo uno de los manifestantes.

Mientras tanto, el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, convocó un consejo de seguridad extraordinario para analizar la situación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.