Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2013 12:00:00 AM

“¿Y ahora qué hacemos con José Obdulio?”

Al interior del uribismo se empieza a ver como un problema mayor la presencia del exasesor presidencial.

¿Qué hacer con José Obdulio? La pregunta empieza a gravitar cada vez con mayor preocupación en las huestes del Puro Centro Democrático o Uribe Centro Democrático. Su ubicación de privilegio en la lista que encabezará Alvaro Uribe Vélez al Senado de la República generó una polémica nacional entre los adversarios ideológicos del expresidente que con el paso de los días se ha ido instalando en el corazón mismo del movimiento.

Dos de los pesos pesados de la guardia pretoriana de Uribe han pedido públicamente marginar a Gaviria de la lista. Primero fue el exministro de Hacienda y actual precandidato a la presidencia, Óscar Iván Zuluaga, quien le pidió a José Obdulio hacer un paso al costado para no generar un ruido contraproducente. Luego fue el también exministro -ocupó la cartera del Interior- Fernando Londoño Hoyos quien aseguró en una columna de opinión:

“El presidente Uribe ha propuesto una lista para el Senado de la República, casi en todo admirable. Porque se trata de gente incontaminada; porque le abre paso a una generación nueva; porque está poblada de gente capaz y patriota, esa lista ha producido grande impacto en la conciencia nacional. Es como un soplo de aire nuevo en un recinto viciado”.

Hasta ahí los halagos, pero luego manifestó su molestia: “No seríamos honestos si calláramos nuestra inconformidad por la presencia del doctor José Obdulio Gaviria en esa nómina excepcional. Una persona que se refiera a sus contradictores en los términos que ha utilizado no puede ir al Senado de la República, y menos en una lista de semejante categoría moral.

El presidente Uribe no puede dedicarse al triste menester de ofrecer disculpas por los desafueros emocionales y verbales de su protegido. Los yerros se enmiendan a tiempo o se cargan a la espalda para siempre. Nos parece que este triste capítulo tiene que cerrarse sin contemplaciones ni dilaciones”.

Ante semejante argumentación, José Obdulio optó al inicio por un breve silencio que luego rompió con una tajante declaración: “No me pueden sacar porque tengo la llave de la casa y esto es porque me siento partícipe y creador de esta corriente política”.

Esta apreciación de nuevo fue rechazada por el precandidato Zuluaga, quien dijo que las llaves de la casa las maneja Uribe: “Él es el único que las tiene. Nadie más”.

En la entrevista de María Isabel Rueda en el diario El Tiempo con Paloma Valencia, una de las jóvenes y más mediáticas escuderas de Uribe, dejo entrever este domingo que el tema era analizado en el movimiento.

En efecto, a la pregunta: ¿Cómo le pareció la dura crítica de Óscar Iván Zuluaga a la presencia de José Obdulio Gaviria en la lista al Senado?, ella respondió: "El Centro Democrático está haciendo una apuesta ideológica, y en eso las personas deben ser secundarias frente a las ideas. Si el partido resolvió poner a José Obdulio en la lista, las desavenencias se deben ventilar dentro del partido para que no haya un rompimiento externo".

La entrevistadora le insiste: Pero, frente a sus reservas sobre José Obdulio, ¿a Óscar Iván se le exige convicción o disciplina? A lo que ella responde: "El tema central es que el comité político del partido decidió incluirlo en la lista. Y eso hay que respetarlo. Eso sí, hay que reconocer que los insultos de José Obdulio contra personas a las que aprecio especialmente no corresponden a un candidato al Congreso de la República, y celebro que el presidente Uribe lo haya puesto a pedir disculpas y a exigirle que le suba el nivel a la política".

Y ante la pregunta: ¿Quién garantiza que, cuando llegue al Congreso, José Obdulio no se va a volver a salir de casillas? Ella advierte: “Tendrá que hacer una reflexión de que él ya no sólo es José Obdulio, sino parte de una lista a la que respalda un movimiento. A los ataques personales que le hacen sí tiene derecho a responder, pero con altura”.

Esa es la cuestión. “José Obdulio, dice una fuente del uribismo consultada por Semana.com, ya no puede actuar como una rueda suelta, sino que pertenece a una colectividad que busca imponer sus ideas de manera cohesionada y bajo la única orientación del expresidente Uribe”. Por eso, ahora en este movimiento se preguntan: “¿Y ahora qué hacemos con José Obdulio?”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.