Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/20/2012 12:00:00 AM

División de opiniones en el Congreso generó el discurso de Santos

El Polo Democrático y los uribistas volvieron a coincidir en el Congreso. Esta vez fueron los más críticos al discurso del presidente Juan Manuel Santos. Otros sectores valoraron cosas puntuales, pero no su conjunto.

Era el discurso más esperado de la jornada. O quizás el discurso que más necesitaban los congresistas para definir como sería la nueva relación con el poder ejecutivo. El presidente Juan Manuel Santos no sorprendió a ningún parlamentario. Así lo confesaron. Todos en el capitolio apostaban por que el discurso sería una especie de rendición de cuentas de sus dos primeros años de gobierno, además de un mensaje directo al parlamento a pasar la página y poner fin a cualquier confrontación entre poderes públicos. Y así fue.

Pero precisamente, esa especie de rendición de cuentas fue la que generó mayores críticas. Los que la encabezaron fueron los dos extremos del espectro político. La derecha, que prefiere llamarse 'Puro Centro Democrático', y la izquierda, que en el Congreso está representada por el Polo Democrático.

Los parlamentarios polistas fueron especialmente críticos con la radiografía nacional que presentó Santos. Mauricio Ospina, el nuevo vocero del Polo en el Senado, dijo que "Santos parecía estar hablando de otro país, seguramente con tanto viaje se le olvidó que el 20 de julio tenía que estar en Colombia y hablar sobre Colombia, pero habló de otro país".

Ospina cuestionó la radiografía que Santos hizo sobre el sistema de salud colombiano. Dijo que con el discurso está claro que el mandatario "no propone ningún cambio al modelo actual sino que apuesta por alargar el sufrimiento de la gente y del propios sistema de salud que hace rato colapsó".

Otro polista, el senador Jorge Robledo coincidió en esta apreciación y dijo que Santos demostró que era "el presidente de las EPS. Aquí se puede morir primero hasta el último de los colombianos, pero no ninguna EPS".

Robledo también dijo que con el discurso del 20 de julio, "Santos confirmó su escaso talento político" porque la radiografía que hizo del país "no coincide con la realidad.

Mauricio Ospina, que tituló el discurso de Santos como "las mil y una noches", también ironizó sobre la inversión extranjera que defendió el presidente "Cómo no va a estar Colombia de moda en el mundo si es el único lugar del planeta donde se les regala todos los recursos sin ningún compromiso con los ciudadanos ni con el medio ambiente".

Otro de los que cuestionó el discurso fue el senador Juan Carlos Vélez (la U), quien se ha convertido en el vocero del uribismo en el Senado.

Para Vélez el aplauso lánguido que le dedicó el Congreso en pleno a Santos es un mensaje de que las relaciones entre los poderes siguen maltrechas.

El senador antioqueño también contestó algunos de los dardos que el presidente envió en su discurso al uribismo. Por ejemplo, aquellos en los que el mandatario pedía no hacer política con la seguridad ni con la salud.

Vélez Uribe le recordó a Santos que esos dos temas no son del resorte exclusivo del gobierno, sino que comprometen a toda la Nación. "Decir que el terrorismo está en crecimiento, y que la salud está mal, no es politiquería como lo insinúa Santos".

Las miradas optimistas
Otros sectores políticos prefirieron resaltar aspectos específicos del discurso. Por ejemplo, el presidente del Partido Conservador, senador Efraín Cepeda, optó por subrayar el reconocimiento que el presidente Santos le hizo a las Fuerzas Militares, "justo y necesario por ser quienes ponen los muertos para defendernos". Cepeda también resaltó el mensaje de Santos de mantener su compromiso con la reforma al fuero militar.

Juan Lozano, presidente del partido de la U, definió el discurso de Santos como una invitación hacia el futuro, al resaltar el "tono optimista" en la palabras del presidente.

Juan Manuel Galán, uno de los referentes del Partido Liberal consideró que las palabras de Santos fueron necesarias para "contribuir al buen ambiente para que las políticas salgan adelante. Es una invitación para que el ambiente de confrontación, que no le sirve al país, se deje atrás".

Por su parte, Edgar Espíndola, del PIN, rescató que Santos haya destacado que el trabajo del poder legislativo no podía empañarse por el episodio de la reforma a la Justicia. "Santos tendió puentes al Congreso", afirmó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.