Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/20/2007 12:00:00 AM

Doble moñona

La incautación de más 60 millones de dólares de la mafia es un récord en la lucha contra el narcotráfico. Pero la captura del hermano del jefe del cartel del norte del Valle puede ser más significativa.

El mundo de la mafia está conmocionado. Pocas veces en la historia reciente de la lucha contra el narcotráfico los grandes capos y carteles habían recibido dos golpes tan importantes como en las últimas dos semanas.

Juan Carlos Ramírez, alias 'Chupeta', uno de los capos del cartel del norte del Valle y principal aliado de uno de los máximos jefes de esa organización, Wílber Varela, alias 'Jabón', perdió más de 60 millones de dólares que fueron descubiertos por la Policía escondidos en cuatro caletas.

Al archienemigo de estos narcos, Diego Montoya, 'Don Diego', el otro jefe del cartel, no le fue mejor. Sufrió un golpe incluso más contundente. Eugenio Montoya, hermano y mano derecha de 'Don Diego' y uno de los 12 narcos más buscados del mundo, fue arrestado en una finca cerca del municipio del Dovio, en elValle. Aunque las operaciones fueron prácticamente al mismo tiempo, entre el viernes 12 y el miércoles 17 de enero, fueron el resultado de investigaciones diferentes.

El capo en Estados Unidos

Aunque Eugenio Montoya fue capturado apenas el lunes de la semana pasada, la 'cacería' del hermano de 'Don Diego' por las autoridades colombianas comenzó hace casi tres años. A comienzos de 2003, la Policía colombiana descubrió algo que parecía increíble. Eugenio, su madre María Georgina Sánchez y varios sobrinos del clan vivían en Miami. Para ese momento 'Don Diego' había sido incluido en la lista de los hombres más buscados del mundo, al lado de Osama Bin Laden, y la persecución de las autoridades colombianas en su contra se había intensificado.

Con Diego 'corriendo', Eugenio asumió el mando de la estructura financiera, militar y el negocio del tráfico. Lo increíble es que todo lo manejaba desde Miami. No sólo había logrado las visas para Estados Unidos, sino que además había comprado propiedades en Miami. Eugenia y su familia vivían en un apartamento en la calle 163 con avenida Collins avaluado en un millón de dólares, y otro de 600.000 dólares que ocasionalmente ocupaban. Eugenio también era propietario del yate Mar Mayor, avaluado en un millón de dólares. La Policía pasó estos datos al FBI, que decomisó esos bienes, les quitó las visas y obligó a la familia a regresar a Colombia.

Eugenio escapó de las autoridades estadounidenses y regresó a Colombia. Cuando volvió, su hermano estaba enfrascado en una guerra a muerte contra Varela y huía del acoso de las autoridades. En 2004 Eugenio quedó al frente de todos los 'negocios' de la organización. Era apoyado por Juan Carlos Montoya, hermano menor del clan; Juan Carlos Toro, primo, y por Carlos Robayo, alias 'Guacamayo', lugarteniente de la organización de 'Don Diego'. Entre 2004 y 2005 estos tres últimos y otra docena de miembros de la organización de 'Don Diego' fueron capturados por la Policía. Eugenio quedó solo al frente de todo.

Desde comienzos de 2006 se refugió en el cañón de las Garrapatas, custodiado por un ejército de 100 sicarios conocidos como 'los Machos'. Desde allí continuó enviando cocaína a Estados Unidos. En octubre del año pasado el gobierno de ese país lo incluyó en la lista de los 12 narcos más buscados del mundo. Para ese momento hombres de la Dijín, la Central de Inteligencia de la Policía y la Dirección Antinarcóticos habían logrado penetrar el esquema de seguridad de Eugenio y tenían localizada una zona en la que se movía.

El lunes de la semana pasada, la Policía detectó un grupo de abogados, entre ellos una estadounidense que iba a encontrarse con Eugenio. Agentes encubiertos los siguieron por tierra. Desde el aire, un avión de inteligencia vigilaba el carro en el que viajaban. Cuando llegaron a su destino, los policías tuvieron certeza sobre cuál era la finca en la que se escondía el capo. Unas horas más tarde un comando asaltó el lugar y tras un intercambio de disparos, Eugenio fue arrestado. Ahora está en la cárcel de Cómbita a la espera de ser extraditado a Estados Unidos.

La caletera

La noticia de la captura de Montoya pasó relativamente inadvertida, ya que el mundo de la mafia y la opinión pública aún no salían del asombro que produjo una operación policial que había empezado tres días antes. En la tarde del viernes 12, oficiales de la Dijín allanaron una vivienda en el barrio Nuevo Tequendama de Cali, donde encontraron más de 12 millones de dólares y casi dos millones de euros en efectivo ocultos en una caleta. La noticia de millonaria incautación le dio la vuelta al mundo. Era una de las caletas del narcotráfico más grandes descubiertas en la lucha contra las drogas.

Aunque esa cifra era de por sí bastante impactante, el martes y el miércoles tres nuevos descubrimientos hicieron que la lucha contra las finanzas de los capos de la droga alcanzara niveles históricos. En esos dos días, la Dijín encontró otras tres caletas con 50 millones de dólares y más de 300 kilos en lingotes de oro. El miércoles pasado, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, reveló que el dueño de la suma era el narcotraficante Juan Carlos Ramírez, alias 'Chupeta' (ver recuadro).

A mediados de diciembre, a la sede de la Dijín en Bogotá habían llegado informaciones sobre personas y movimientos extraños en varias casas en el sur de Cali. Un grupo de oficiales fue enviado para verificar la información. Durante varios días se vigilaron las casas sospechosas y descubrieron que una mujer se movía y visitaba las casas sospechosas. Un grupo se encargó de seguir e interceptar los teléfonos de Lida Nelly Lozano, mientras otros oficiales indagaban y buscaban en el bajo mundo de Cali los antecedentes de la mujer.

Las fuentes confirmaron que en el pasado Lozano era conocida por ser una persona de confianza de 'Chupeta'. Con estos datos, los investigadores intensificaron las labores de vigilancia, seguimientos e interceptaciones. Así lograron ubicar los lugares en donde estaban escondidos los millones de dólares. Cuando allanaron la vivienda en donde estaba Lozano, en la cual encontraron una caleta con 19 millones de dólares en efectivo, los policías descubrieron que esta mujer era la encargada de cuidar las caletas de 'Chupeta'. Lozano y otros 19 cómplices fueron arrestados. Las últimas capturas ocurrieron el jueves y marcaron el final de una de las semanas más históricas y exitosas en la lucha mundial contra el narcotráfico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.