Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/27/2015 2:00:00 PM

“Este paro no se levanta porque la ministra lo diga”

Así lo dicen directivos de Fecode quienes exigen un servicio de salud digno, retirar la evaluación docente y un incremento salarial. Por ahora sigue el paro.

El paro de los maestros no parece tener salida. Miles de docentes se volcaron este lunes a las calles de Bogotá bajo una misma consigna: un servicio de salud digno, retirar la evaluación docente y un incremento salarial. (En imágenes: Así fue el paro de maestros en Bogotá).

Desde todas partes del país, los profesores se congregaban en la capital en lo que denominaron la "gran toma de Bogotá" para protestar frente al Ministerio de Educación. Representantes de los 32 departamentos llegaron este lunes a la capital. De ellos, 120 maestros del Valle del Cauca, más de 50 maestros de Córdoba y Bolívar, 33 de Chocó y 800 de Caldas.

"Exigimos más atención para la educación pública, más presupuesto para la educación pública y mejor salario para los docentes", dijo Elián Leguízamos, uno de los líderes de la movilización.

Los maestros, agremiados en la Fecode, piden que se haga efectiva una nivelación salarial acordada el año pasado y que se dé un incentivo económico a los docentes con especializaciones o doctorados, según el pliego de peticiones que discuten desde hace semanas con el ministerio de Educación.

"Este paro sólo se acaba con soluciones, no porque Gina Parody o el presidente lo digan, "gritaron al unísono los manifestantes por las calles de Bogotá y frente del Ministerio de Educación Nacional en Bogotá.

Los docentes decididos a continuar con el paro indefinido le dijeron a Semana.com que recogerán un millón de firmas para entregárselas al presidente y sacar a la ministra Parody de la cartera.

El Gobierno rechazó la huelga e insistió en continuar con las negociaciones para mejorar la calidad de la educación, pero sólo después de que los docentes levanten la huelga.

"Los niños no tienen por qué estar pagando los platos rotos de estas protestas", afirmó este lunes el presidente Juan Manuel Santos.

"Tenemos la intención de seguir ayudando a los maestros en todo lo que esté a nuestro alcance, pero por favor, no afecten a los niños ni a los papás de los niños", insistió el jefe de Estado.

La semana pasada, la ministra de Educación, Gina Parody, advirtió a los maestros en huelga que les serán descontados de sus salarios los días no trabajados y que el Gobierno no está dispuesto a negociar "bajo las presiones del paro".

Por ahora, el cese indefinido de las clases continúa. Mientras, docentes, padres de familia y estudiantes le exigen al Gobierno desde las principales ciudades del país que cumpla con el pliego de peticiones y que se siente a negociar en la mesa.

*Con información de AFP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.