Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2012 12:00:00 AM

¿Dónde está la bolita?

Dos compañías son ahora el centro de atención de las autoridades en la telaraña financiera que se construyó alrededor de InterBolsa y que dejan grandes preguntas sobre un posible conflicto de intereses.

Desde que estalló la tormenta de InterBolsa el nombre del Fondo Premium, constituido en Curazao, ha sido el ojo del huracán. Su importancia en este escándalo radica en que además de explicar en buena parte el crecimiento del Grupo InterBolsa, ha develado posibles conflictos de interés de los accionistas, una conducta considerada ilícita en el mercado de valores.

Pues bien, al escudriñar más adentro en esta compleja y sofisticada red de sociedades, se encuentran otras compañías que han pasado desapercibidas, pero que refuerzan las preocupaciones de quienes sostienen que se mezclaron los intereses de los clientes con los dueños del grupo empresarial. Se trata de sociedades como la Compañía Colombiana de Capitales (Kapital S.A.) creada por Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz, y la firma Inmobiliaria Kapital donde figuran los dos anteriores, más el empresario Víctor Maldonado.

La existencia de estas sociedades no tendría nada de particular, si no fuera por sus vasos comunicantes con Valores Incorporados S.A. y Rentafolio Bursátil y Financiero S.A.S., compañías a través de las cuales entraban al país recursos del sonado Fondo Premium. Todo hace pensar que se pudieron usar dineros de los inversionistas en beneficio de los accionistas de InterBolsa ­–Ortiz, la familia Jaramillo y Maldonado–.

Algunos conocedores de esta estrecha relación afirman que bajo la figura de préstamos, recursos de los clientes de Premium, fondeaban a Kapital e Inmobiliaria Kapital para hacer inversiones que, en buena parte, se quedaban en manos de los citados accionistas. Fuentes les indicaron a SEMANA que por esta vía se compraron empresas como Gaseosas Glacial, Datexco Opinómetro, se adquirieron obras de arte, locales en Medellín, apartamentos en Miami, lotes en Santa Marta y se hicieron otras inversiones en títulos valores.

Esta revista consultó a la familia Jaramillo sobre este tema y fueron categóricos en que todos los recursos invertidos por estas empresas fueron propios y rechazaron las acusaciones que indican que usaron plata de los clientes para engordar su patrimonio. “Estas empresas han sido una plataforma para hacer negocios que hemos descubierto, pero se han hecho con nuestros dineros, algunas veces con créditos”, dijo Tomás Jaramillo.

El joven ejecutivo no solo desestimó que usaran estas empresas como canal para beneficio de ellos, sino que, además, rechazó de tajo la posibilidad de haber incurrido en conflicto de interés con el Fondo Premium.

Las fuentes consultadas por esta revista afirman que los dos canales a través de los cuales
dicho fondo invertía en Colombia tenían acuerdos de participaciones con compañías pertenecientes a accionistas de InterBolsa. A través de esta figura, las utilidades de las inversiones estarían quedando, por un lado, en las compañías de los accionistas de InterBolsa, y por el otro, en los clientes que pusieron la plata.

Rodrigo Jaramillo, presidente del Grupo InterBolsa, le reiteró a SEMANA que la relación de la firma comisionista con el Fondo se limitó a la corresponsalía en Colombia. Por su parte, su hijo Tomás confirmó que él y Juan Carlos Ortiz, hacen parte del gestor del Fondo, esto es Premium Capital Investment Advisors Ltd., pero negó que tomaran todas las decisiones de inversión. Advirtió que había un comité de inversión que decidía el destino final de las inversiones y que había una auditoría de Ernst and Young que vigilaba las operaciones. Por otro lado, también descartó que se hubieran cruzado los límites de los intereses de los clientes con los de ellos.

Lo cierto es que tanto en este tema, como en la posibilidad de que se hubieran usado recursos de los clientes para fondear las firmas Kapital o Inmobiliaria Kapital, las autoridades tienen la última palabra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.