Lunes, 15 de septiembre de 2014

| 2013/05/11 04:00

"¿Dónde estaba la junta directiva de Fabricato?"

por María Jimena Duzán

El superintendente financiero, Gerardo Hernández, habla de la investigación sobre las operaciones irregulares de InterBolsa, explica la dimensión del descalabro y denuncia las presiones en su contra.

"¿Dónde estaba la junta directiva de Fabricato?" Foto: Guillermo Torres / Semana

MARÍA JIMENA DUZÁN: El ministro de Hacienda dijo que InterBolsa era una cloaca. ¿Tanta podredumbre encontraron?


GERARDO HERNÁNDEZ: Sí. Lo que dijo el representante Gaviria en su debate es cierto: las operaciones que se hicieron alrededor de la comisionista del Grupo InterBolsa fueron operaciones altamente sofisticadas, estructuradas y organizadas de manera sistemática para poder tomar los recursos en provecho de terceros. Esas operaciones ocultas se hicieron con contabilidades hechas específicamente para que los organismos de control no nos diéramos cuenta. Eso era importante que saliera a flote, porque cuando ocurren escándalos financieros como el de InterBolsa, se tiende a culpar a los reguladores y a los supervisores y no a los verdaderos responsables.   

M. J. D.: Sin embargo, el representante Gaviria también planteó un tema preocupante: la puerta giratoria de funcionaros que salían del Ministerio de Hacienda y las superintendencias a trabajar a InterBolsa y viceversa. ¿Eso pudo incidir para que InterBolsa pudiera seguir haciendo de las suyas cuando ya estaba reventada?


G. H.: Mire, yo puedo dar fe de lo contrario. Actuamos lo mas rápido que pudimos. Pero sí le digo una cosa: un superintendente no puede tener amigos en el sector financiero. Es preferible que no haya trabajado en ese sector y que sea un técnico. A mí me deben haber expulgado la vida y no han encontrado nada. Pero la realidad es que cada vez va a ser más difícil conseguir personas con ese perfil. Los que conocen el sector financiero es porque han trabajado en él. Por eso la importancia de la iniciativa que anunció el ministro Cárdenas  de dar mayor autonomía al superintendente por un periodo fijo de cuatro años. 

M. J. D.: ¿Qué opina de las recientes declaraciones de Juan Carlos Ortiz en las que vuelve a afirmar que él no tiene nada que ver ni con el Fondo Premiun, ni con Valores Incorporados, ni con Rentafolio Bursátil, ni con InterBolsa y que él simplemente fue una víctima más del descalabro de Rodrigo y Tomás Jaramillo.


G. H.: Nosotros tenemos 22 actuaciones administrativas que han derivado en pliegos de cargos a raíz de la toma de posesión y posterior liquidación de InterBolsa, relacionadas con la manipulación de las acciones de Fabricato y de la Bolsa Mercantil, con el tema de la operación de La Candelaria, con la colocación de los bonos de Luxemburgo en el exterior, que no fueron debidamente revelados un caso en el que los pliegos de cargos son directamente contra el representante de la holding, que era Rodrigo Jaramillo. También tenemos pliegos de cargos con referencia al tema de la corresponsalía de Premuim con InterBolsa. 

Pero lo más grave fue lo que revelamos esta semana en el acto administrativo en el que se define que hubo captación ilegal por parte de Rentafolio Bursátil, uncompañía de propiedad del Fondo Premuim. Pensamos que todas las actuaciones que estamos adelantando junto con la Fiscalía nos van a permitir conocer quiénes son los responsables de esta captación ilegal y de todas las demás que estamos investigando. Por las limitaciones que nos impone la ley, nuestras investigaciones solo pueden ir en contra de ciertos miembros de junta y de los presidentes de las empresas cuestionadas, pero la Fiscalía sí puede ir más lejos. 

M. J. D.: Usted denunció que sus visitadores fueron amenazados luego de que estuvieron en la empresa Rentafolio Bursátil . ¿Cómo los amedrentaron?


G. H.: Antes de responderle, quiero decirle algo: nosotros sí hemos sentido que hay un grupo de personas interesadas en establecer una responsabilidad de las autoridades, para después repetir casos como los de DMG o Granahorrar, que terminan es en unas demandas cuantiosas contra el Estado. Mire, María Jimena, lo más fácil es atacar al servidor público: no tenemos acceso a los medios, nos toca defendernos manteniendo la reserva y nos toca trabajar con la todas las ‘ias’ sobre nuestras espaldas. En el caso de las amenazas, las que recibieron los visitadores en sus teléfonos celulares les decían que mejor dejaran así las cosas, que no buscaran más.  Puede imaginarse lo difícil que ha sido llegar hasta donde lo hemos hecho.  

M. J. D.: ¿Y usted cree que con estas amenazas los querían asustar para que no terminaran encontrando lo que encontraron?  


G. H.: Pues lo único que le puedo decir es que, por cuenta de esa visita, descubrimos que esa compañía de propiedad del Fondo Premium estaba captando de manera masiva por fuera de las normas establecidas y que inversionistas del Fondo Premuim terminaban girándole a empresa que aparecen relacionadas con los dueños de  InterBolsa, como sucede con Valores Incorporados Rentafolio Bursátil. (Ambas fueron fundadas por Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo y luego vendidas al Fondo Premuim). 

M. J. D.: ¿Es cierto que cuando a los inversionistas se les recibía su dinero en Rentafolio Bursátil este era registrado como un abono a un crédito que tenía una compañía equis?


H. G.: Sí, eso es cierto. Usted les consignaba  ese dinero y no había un pasivo de esos señores con usted. Todo eran mentiras. Y cuando tenían que recibir rendimientos, hacían la práctica contraria. Lo que encontramos fue una contabilidad engañosa que se presta para lavado de activos.  La Fiscalía va a tener unos muy buenos elementos para seguir jalando esta pita. 

M. J. D.: O sea que ustedes descubrieron que el Fondo Premium no funciona como asegura Juan Carlos Ortiz, quien en Blu Radio afirmó que era una entidad independiente con su propia junta, de la cual él era solo un consejero sin voz ni voto. 


G. H.: La resolución de la Superintendencia es muy clara sobre  cómo operaba la captación ilegal. Habla por si sola. 

M. J. D.: Juan Carlos Ortiz y el abogado Granados ,defensor de los inversionistas de Premium, sostienen que la plata del fondo no se va a perder. ¿Se van a recuperar esos dineros?


G. H.: Nosotros desde el principio dijimos que los dineros que hacían parte del balance fiduciario de la comisionista se podrían recuperar y así ha sucedido. La otra parte es el trabajo que viene adelantando la Superintendencia de Sociedades a través de los liquidadores, que son las personas que han tratado de identificar dónde están esas platas. Ellos han asumido esa responsabilidad con mucha diligencia. El hecho de que se haya  definido que en Rentafolio Bursátil hubo una captación ilegal da una herramienta adicional al Estado para empezar a recuperar los recursos, además de lo que pueda hacer la Fiscalía. 

M. J. D.: ¿En qué se utilizó el dinero que se captó de manera ilegal? 


G. H.: El liquidador ha estado mirando esas operaciones . Nosotros de lo que tenemos evidencia es de que los recursos del público entraron a estas sociedades, que eran de propiedad en algunos caso de Premiun y que esos recursos se utilizaron para diferentes actividades: hacer prestamos, inversiones de capital, entre otras. Sabemos que de ahí le prestaron a Azul y Blanco.  

M. J. D.: ¿Alguna lección después de haber sido la persona que ha tenido que intervenir a Proyectar, InterBolsa y Factor Group?


G. H.: El señor Frederik Mishkin, que fue el segundo a bordo de la FED, dice que el gran dilema que tienen los controladores y supervisores es que uno nunca puede asegurar que no vuelva a pasar un descalabro financiero. Pero lo que sí tiene que propender es que no vuelva a pasar igual. Por eso estamos actuando en varios frentes, para evitar que vuelva a ocurrir. 

M. J. D.: Y a pesar de eso, es sorprendente que una persona que fue sacada de la Bolsa de Bogotá por abuso de la posición propia hubiera podido, en asocio con los Jaramillo, montar el imperio de InterBolsa.


G. H.: Lo que pasa es que hay un problema en el gobierno corporativo de las empresas. Yo me pregunto: ¿Dónde estaba la junta directiva de Fabricato que permitió el tema de los repos? ¿La junta directiva de grandes empresas que hicieron las inversiones en InterBolsa como el caso de ING? ¿Dónde estaba la AMV? Todo el mundo sabe que en ese consejo directivo estuvo el señor Wigoda el mismo que estuvo después en Factor Group. Para no hablar de que en la junta de la Bolsa de Colombia estaba Rodrigo Jaramillo. Por eso es importante que el gobierno entre a ordenar estos conflictos de intereses y los regule.  

M. J. D.: Hablando de otra operación complicada, la de la clínica de la Candelaria, Rodrigo Jaramillo ha afirmado en declaraciones de prensa que fue totalmente legal y que contó con el visto bueno de la Superintendencia. 


G. H.: María Jimena, yo le puedo decir que esa operación es completamente ilegal, desde el principio hasta el final. Era ilegal tomar los recursos de la SAI de la cartera colectiva por una sencilla razón: ya les habíamos dicho que no lo podían hacer y se les había obligado a desmontar unas operaciones similares. Pero además, la operación con la clínica también es ilegal. La Superintendencia de Salud lo dijo en su momento. Y luego, cuando terminan la triangulación y retornan los recursos a la holding, crean un conflicto de interés evidente porque toman los recursos de los clientes para dárselo a los dueños de la SAI, que era la holding. De pronto en el mundo de los abogados se podría argumentar que cada una de las operaciones, por separado, es válida. Pero claramente es ilegal. 

M. J. D.: ¿Y ustedes aprobaron esa operación?


G. H.: Como lo señalé en el debate, esa operación no fue autorizada. Se les dijo que lo único que podían hacer era lo que les permitía la ley y sin que hubiera un conflicto de intereses. Ellos hicieron todo lo contrario. 

M. J. D.: Yo pensé que usted iba a renunciar cuando le nombraron a un pariente como administrador del Fondo Eclipse con el propósito de inhabilitarlo. Era una forma de amedrentarlo, pero se quedó y se les enfrentó. ¿Qué pensó en ese momento?


G. H.: Sentí una gran indignación. Las otras actuaciones las hemos hecho con plena autonomía y responsabilidad, pero esta se le sale a uno de las manos. Por eso es importante que la sociedad entienda que los superintendentes no son los culpables de lo que sucedió en InterBolsa, sino que los verdaderos culpables son los que estamos investigando y sancionando. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×