Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2017 10:32:00 AM

"Es inevitable que haya críticas": Yesid Reyes sobre comité de selección de la JEP

En entrevista con María Jimena Duzán, el exministro de Justicia aclaró todas las dudas sobre la Jurisdicción Especial para la Paz.

María Jimena Duzán: ¿Cuándo es que tiene que estar integrado el Tribunal de Paz?

Yesid Reyes: Según el cronograma propuesto por el Comité de Selección, los nombres que integrarán la Jurisdicción Especial de Paz se conocerán el 23 de septiembre. Los de la comisión de la verdad se conocerán a finales de octubre.

M. J. D.: Mucho se ha hablado sobre el temor de que quienes sean elegidos para integrar tanto la JEP y la Comisión de la Verdad sean de una sola vertiente ideológica. ¿Cuáles deben ser las condiciones que debe tener uno de los candidatos que se postulen al sistema?

Y. R.: En la Habana se puso mucho cuidado en la forma en que se conformaría el comité de selección de la JEP. De lo que se trata es que haya una representación lo más amplia posible, de diferentes sectores de la sociedad, porque si fuera de un solo sector no sería un buen mensaje para la sociedad. Debe haber una representación mucho más plural en cuanto a la concepción del proceso de paz y lo que debe ser la Jurisdicción Especial para la Paz, siempre dentro de los marcos de lo acordado en La Habana. Creo que el comité fue muy bien seleccionado y que va a cumplir muy bien su papel de elección.

Puede leer: Se buscan magistrados para el tribunal de paz

M. J. D.: María Isabel Rueda sacó una columna criticando a la doctora Claudia Vacca, una de las representantes del comité de selección: ¿Usted qué opina frente a esto?

Y. R.: Es inevitable que haya críticas, no sólo desde la columna de María Isabel sino también desde voces como ACORE. Creo que habrá también voces que respalden las personas que sean seleccionadas. Es fundamental que en la integración del comité, la rectitud de las personas que participen y eso no tiene que ver con su ideología política. Mientras sean personas en las que se pueda confiar por su condición moral, por su rectitud y por su formación; bienvenidas a la JEP y a la Comisión de la Verdad.

M.J.D.: Muchas personas tienen miedo de que las garantías a los terceros civiles que sean llamados a la JEP no sean debidamente guardadas; que varios jefes de las Farc pueden llegar a señalarlos y que con tres testimonios totalmente deleznables puedan llegar a estar metidos en un proceso judicial complicado: ¿Qué va a pasar con los terceros civiles que sean llamados a la JEP?

Y. R.: Hay muchos filtros para los terceros. No van a ser investigados en la JEP sino por un número concreto de delitos que están ya acordados en La Habana e incluidos en el Acto Legislativo 01 de 2017. Son un listado de delitos especialmente graves como genocidio, desaparición forzada, violaciones sexuales, entre otros. Van a ser perseguidos aquellos que tengan una participación determinante en la comisión de esos delitos. La personas tiene la posibilidad de acudir o no a la JEP en un principio, pero si se llegara a tener pruebas de que un tercero tiene participación determinante en alguno de esos delitos graves, se puede pedir al Tribunal de Paz que obligue al tercero a comparecer ante la JEP; pero tiene que verificar y corroborar los informes que lleguen a la JEP frente a esos terceros.

M. J. D.: Y en los casos de las personas que fueron extorsionadas y que tienen temor…

Y. R.: El tema de la extorsión es mucho más claro. En los Acuerdos de La Habana quedó absolutamente claro que quienes hayan contribuido a la financiación de los grupos al margen de la ley como consecuencia de una extorsión, no van a responder porque son víctimas y no autores de un delito. Si alguien los reporta como financiadores de grupos ilegales, la JEP tiene la obligación de corroborar que esas afirmaciones sean ciertas; no basta con lo que diga el informe del proceso.

Consulte: Militares y civiles no deberían estar en la JEP, según Uribe

M. J. D.: En Justicia y Paz, las personas encargadas de recibir esos procesos también tenían que hacer la corroboración de la veracidad de los testimonios, pero no pudieron porque los avasallaron con la inmensa cantidad de procesos. ¿No nos va a pasar lo mismo en la JEP?

Y. R.: Los procesos en la JEP tienen una dinámica distinta a los procesos de Justicia y Paz. La materia prima son procesos o investigaciones penales abiertas y avanzadas. Lo que va a llegar es el trabajo de estos años de la Fiscalía, de los jueces, de la Justicia Penal Militar, el trabajo de la Procuraduría, de la Contraloría; con lo que habrá un acervo probatorio bastante sólido. La jurisdicción especial lo complementa en el evento de que haya necesidad y luego se llaman a las personas que se consideren autoras de graves delitos, se les pone presente todo lo que la justicia ordinaria ha recogido para que digan si aceptan responsabilidades o no las aceptan. En Justicia y Paz era diferente porque los procesos comenzaban con lo que presentaban los que se postulaban. Aquí todo va a comenzar con las investigaciones que fundamentalmente tenga la Fiscalía; por eso es tan importante la labor de la Fiscalía: es la encargada de recoger, clasificar y enviar a la JEP todas las investigaciones que haya contra los miembros de las Farc, eventualmente de los terceros y de los miembros de la Fuerza Pública.

Le sugerimos ver: ¿Podrá Santos sacar adelante su agenda de paz antes de que termine su gobierno?

M. J. D.:¿Qué clase, qué tipo y cuánta verdad piensa usted que va a producir la JEP?

Y. R.: En la JEP se tomaron todos los criterios de justicia transicional y se separaron conceptos como el de verdad, justicia, reparación y no repetición. La JEP se va a encargar de investigar, juzgar y sancionar un número reducido de delitos cometidos durante el conflicto, los más representativos y se pronuncia sobre ellos. Va a haber una verdad judicial limitada en cuanto a los procesos que tenga en cargo la JEP; pero para ello va haber una Comisión de la Verdad, concebida como un mecanismo extrajudicial para que haga una radiografía completa del conflicto armado en Colombia en clave de verdad. Debería haber mucha más verdad en el proceso con las Farc que la que hubo en el proceso de los paramilitares.

M.J.D.: ¿Es posible que las Farc busquen una responsabilidad colectiva de sus delitos?

Y. R.: Es verdad que en el Acuerdo se abrió la posibilidad de que hubiera una aceptación colectiva de responsabilidad por parte de las Farc, lo que me parece bien porque muestra una responsabilidad del grupo insurgente; pero también quedó claro en los Acuerdos que en el caso de una responsabilidad colectiva, deben individualizarse las personas que cometieron esos delitos; esas personas van a ser llamadas a la JEP; se les va a poner de presente lo que hay en contra de ellos; y ellos tienen la posibilidad individualmente de aceptar esa responsabilidad o de ir a juicio en los tribunales JEP. La aceptación de responsabilidad colectiva que está prevista para las Farc no los exime de la responsabilidad individual.

M. J. D.: ¿Qué pasa con las personas que por una u otra razón no aceptan los cargos?

Y. R.: El sistema de sanciones que se ideó en La Habana tiene que ver con el grado de colaboración y verdad que se ofrezca dentro de la JEP. Se privilegian con sanciones más leves a las personas que colabores más y más rápidamente con la administración de justicia, digan la verdad y reparen a las víctimas; una sanción de 5 a 8 años. Si la persona niega su responsabilidad, tiene derecho a un juicio dentro de la JEP; si esa persona vencida en juicio y declarada responsable, enfrentará una sanción de 15 a 20 años de privación efectiva de la libertad.

M. J. D.: Ese juicio de 1 a 10, que es lo que dura la JEP…

Y. R.: Ojalá fueran juicios más cortos pero todo depende del reglamento y del procedimiento que definan los magistrados, pero ojalá no se demoren más de 3 a 5 años.

M. J. D.: ¿Se podrán llamar a la JEP presidentes o expresidentes de la República?

Y. R.: No, eso quedó expresamente excluido tanto en los Acuerdos en La Habana y en el Acto Legislativo 01 de 2017. Ellos tienen su fuero constitucional asignado.

M.J.D.: ¿Si se entregó el listado de todos los bienes de las Farc? ¿Cómo se corrobora eso?

Y. R.: La información que tengo es que se entregó el listado a Naciones Unidas y que ellos deben hacerlo llegar al Gobierno Nacional. Lo que quedó claro en materia de bienes es que lo que no sea entregado en el listado queda sometido a la jurisdicción ordinaria; es decir, podrán ser sometidos a extinción de dominio. Si alguno de esos bienes es utilizado para la comisión de un delito, ese nuevo delito pasa por conocimiento de la jurisdicción ordinaria.

M.J.D.: Según una sentencia de la Corte Constitucional frente a Justicia y Paz, una parte del patrimonio que entregaban los paramilitares debían destinarse para reparar víctimas, pero también para garantizar la vida digna de los excombatientes.¿Cómo funciona en este caso con las Farc?

Y. R.: Los dineros o los bienes están dirigidos a la reparación de las víctimas pero hay que reparar la jurisprudencia de la Corte Constitucional en materia de patrimonio de guerra. El grueso de los bienes que entregan las Farc debe destinarse para las víctimas, una parte debe destinarse para la subsistencia digna. Todo el dinero tiene que ir a un fondo de administración fiduciaria, dirigida por el gobierno, para que regule y se reparta.

M.J.D.: El embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, denunció que según información de inteligencia hay personas que están tratando de comprar su entrada en las listas de las Farc para evitar la extradición. ¿Usted qué opina?

Y. R.: Hay que evitar que casos de colados como sucedió en el proceso de los paramilitares, no se repita en este proceso de paz con las Farc. Eso explica que las listas que han entregado las Farc para otorgar las primeras amnistías, se sometan a un proceso más riguroso de selección, y se demoren las concesiones de amnistías y libertades. Esa rigurosidad es lo que está pidiendo el embajador Whitaker.

M.J.D.: ¿Cómo va a ser la responsabilidad de mando en el caso de los militares?

Y.R.: La no exigencia de la responsabilidad colectiva por parte de las Fuerzas Militares es evidente, porque parte del supuesto de que no son un grupo al margen de la ley sino que hacen parte de la institucionalidad. Si alguna persona de las Fuerzas Armadas, individualmente cometió un delito en desarrollo del conflicto armado, ese individuo tiene que responder en la JEP. En lo que tiene que ver en la responsabilidad de mando, se predica igual a las Fuerzas Armadas como a las Farc porque son estructuras organizadamente, con sus diferencias. Hay una norma que explica la responsabilidad de mando de las Farc, que se va a incluir en la ley estatutaria; y otra que explica la responsabilidad de mando en las Fuerzas Armadas y que ya está incluida en el Acto Legislativo 01 de 2017.

Puede ver: “El sentimiento en los cuarteles con el desarme de las Farc es de victoria”: Luis Carlos Villegas

M.J.D.: ¿Cuál es la diferencia?

Y. R.: La diferencia es de matices. Las Fuerzas Armadas son parte de la institucionalidad y se presume que todos sus actos están dentro de la legalidad. Estructuralmente hablando, si se respetan los requisitos que internacionalmente se tienen para la responsabilidad de mando. El Estatuto de Roma plasma una teoría de la responsabilidad de mando: supone elementos como el conocimiento real o potencial del delito que se estaba desarrollando, supone la posibilidad legal de intervenir para impedir la comisión del delito, supone también la posibilidad real de intervenir para evitar el delito; todos esos elementos están tanto en la norma que sanciona la responsabilidad de mando tanto en las Farc como en las Fuerzas Militares. Sólo responde la persona que teniendo el deber legal de intervenir frente a un hecho delictivo del que tiene conocimiento y pudiendo intervenir para evitar que se cometa, no lo hace; esa es la esencia de la responsabilidad de mando.

M.J.D.: Mucha gente no entiende por qué si la JEP aun no está en vigor, muchos militares y guerrilleros que estaban encarcelados han salido con el argumento de que van a entrar a ser postulados en la JEP, siendo liberados por jueces ordinarios. ¿Qué es lo que está pasando?

Y. R.: Lo que se acordó en La Habana es que antes de que entrara a regir la JEP, se iba a proceder a amnistiar por unos delitos puntuales a los guerrilleros de las Farc que no deben esperar a la JEP. Cómo la JEP va a entrar a ocuparse de los delitos de lesa humanidad, se acordó como segundo punto que las personas que van a pasar a la JEP quedaran en libertad provisional, mientras la JEP decide de quienes de ellos se va a ocupar. La JEP luego puede tomar medidas en contra de esas personas si lo considera necesario. Por simetría teníamos que hacer algo similarmente posible con las Fuerzas Militares. Como no se les puede amnistiar, se habló de una extinción de la responsabilidad penal y conceder libertad condicional mientras la JEP decide de quién se ocupa.

M.J.D.: ¿Qué va a pasar con los que no decidan nada y estén excarcelados provisionalmente?

Y. R.: La JEP va a decidir sobre todos, sólo que tiene distintos caminos: una sala que se ocupará de las amnistías; una sala que decidirá sobre los crímenes más graves y representativos ocurridos durante el conflicto armado; y una sala que se encargará del resto, la Sala de Definiciones Jurídicas. Todos finalmente pasarán por la JEP aunque con diferentes velocidades.

M.J.D.: ¿Qué va a pasar con la justicia ordinaria mientras la JEP opera durante los próximos 10 o 15 años?

Y. R.: La justicia ordinaria se va a poder concentrar en la criminalidad ordinaria que impacta muchísimo a la sociedad. Lo que estamos notando con este proceso de paz es que la mayoría de delitos no eran un problema de las Farc. La justicia ordinaria se va a poder ocupar de todos los procesos que no tienen que ver con el conflicto armado y que afectan al ciudadano de a pie.

M.J.D.: ¿Cuál es la nuez de la ley estatutaria que regula la JEP?

Y. R.: En el Acto Legislativo es un bosquejo de lo que es la JEP. Ahora hay que darle contenido y cuerpo con lo que ya se acordó en La Habana. Recuerde que hay 75 puntos sobre la JEP que tienen que estar en la Ley Estatutaria, más otras normas que complementan la ley.

M.J.D.: ¿Podrán entrar a la JEP, los exparamilitares que fueron beneficiados por la ley de Justicia y Paz y que hoy están saliendo de las cárceles?

Y. R.: No. El Acuerdo de Paz es claro, entrarán al sistema los miembros de las Farc, los militares y los terceros financiadores de grupos al margen de la ley. Los únicos beneficiarios de la Ley de Justicia y Paz que podrán postularse a la JEP son los desmovilizados de las Farc

M.J.D.: Vamos al tema de la Comisión de la Verdad, que en algún momento irá en paralelo con la JEP. ¿Qué va a pasar con el tema de la verdad y cómo se va a plantear para las personas que estarán en la JEP? ¿Tienen que ir obligatoriamente a la Comisión?

Y. R.: El haber sido objeto de un proceso dentro de la JEP, no exime a la persona de la obligación de asistir a la Comisión de la Verdad. Lo que está previsto es que la JEP le transmite esa información a la Comisión de la Verdad. La persona sale de la JEP con una sanción, tiene que ir a la Comisión y allí puede ser preguntado por hechos que desbordan lo que ya se analizó en la JEP. Si la persona incumple el deber de ofrecer verdad plena y detallada ante la Comisión de la Verdad, la consecuencia es que pierde la sanción leve que había recibido en la JEP y recibirá la sanción más grave que es de 15 a 20 años de cárcel.

M.J.D.: ¿La Comisión de la Verdad respeta fueros o puede ir cualquier persona puede asistir?

Y. R.: En principio, lo que es el fuero presidencial es claro que se debe respetar. Todos los actores del conflicto como miembros de las Fuerzas Armadas, miembros de las Farc y terceros. Esos están obligados a ofrecer verdad para mantener los beneficios de la JEP

M.J.D.: ¿Qué quedó mal y qué quedó bien en la JEP?

Y. R.: Buscar un sistema perfecto es imposible, llevamos siglos buscándolo. Yo creo que este proceso de paz tiene cosas buenas como haber llevado a todos los actores del conflicto armado. Me parece importante que paralelamente a las amnistías que se le beneficia a las Farc, se le concedan extinción de procesos penales a los miembros de las Fuerzas Armadas; y me parece importante las formas como se crearon las sanciones, las cuales se crearon en el marco de los principios de la justicia transicional.

M.J.D.: Usted que es víctima del conflicto armado: ¿va a ir a la Comisión de la Verdad?

Y. R.: Si me llaman a la Comisión, claro que asistiré. Todos los colombianos debemos contribuir a cerrar este capítulo de violencia que tenemos desde hace tanto tiempo en Colombia; y la mejor forma de hacerlo no es sólo colaborar con las autoridades judiciales sino también con la Comisión de la Verdad, el cual tendrá un papel más importante de lo que muchos creen. El gran diagnóstico del conflicto armado en Colombia le corresponde a la Comisión de la Verdad. El legado más importante para las futuras generaciones no serán las sentencias de la JEP, será el informe de la Comisión de la Verdad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.