Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1993/10/04 00:00

Duelo en Caracol

A pesar de esta semana, Dario versus Julio

Duelo en Caracol

EN CUESTlON DE RADIO, los duelos importantes siempre habían sido entre Caracol y RCN.
Desde los días de Yamid Amat y Juan Gossaín, y posteriormente en los de Darío Arizmendi contra Gossaín, la guerra de los programas matinales de información siempre ha sido objeto de interés.
Ahora, sin embargo, se avecina un nuevo duelo, pero esta vez interno, dentro de la empresa Caracol.
A partir de esta semana sus dos estrellas, Darío Arizmendi y Julio Sánchez Cristo, comienzan un mano a mano tanto en AM como en FM. Hasta ahora, cada uno de ellos tenía su propia frecuencia y la competencia no era directa.
Muy pronto el programa "Viva FM", de Julio Sánchez, que se transmite por FM, podrá ser escuchado simultáneamente en AM. Por el otro lado, el programa " 6 a.m. 9 a.m." que se emite por Ca racol básica será transmitido simultáneamente en FM.
¿Qué hay detrás de toda esta estrategia? De tiempo atrás han circulado rumores sobre posibles cambios en las jerarquías del Grupo Santo Domingo en materia de medios de comunicación. Concretamente, se ha especulado sobre una posible rotación de Darío Arizmendi para Cromos y de Julio Sánchez a la dirección de noticias de la cadena. Estas versiones nunca han tenido fundamento, y los conocedores de las intimidades del conglomerado no han pa- sado de calificarlas de chismografía. Por un lado, Alberto Zalamea, la cabeza dc Cromos en la actualidad, ha sido amigo personal toda la vida de Julio Mario Santo Domingo y su lealtad hacia éste le ha costado no poca agua sucia. Arizmendi ha tenido una relación parecida con Augusto López, y también ha puesto el pecho en muchas batallas por el Grupo.
Correrles la butaca, sacando a uno y pasando al otro a un cargo inferior, parece poco probable.
Por otro lado, el Grupo Santo Domingo no funciona exclusivamente con criterios de rating o de rentabilidad.
Tiene intereses concretos y la convicción de que debe defenderlos.
Con frecuencia en el mundo de los medios, el rating no necesa riamente garantiza la influencia ni viceversa.
Hasta ahora en Caracol, el de la influencia había sido Ariz mendi, y el del rating Sánchez Cristo.
A éste último le habían asignado, en calidad de experimento, una frecuencia de FM para hacer un programa que tuviera un contenido noticioso. Sánchez se inventó un nuevo género de periodismo radial, combinando variedades, noticias y música, que hizo que el experimento se convirtiera en un fenómeno. Viva FM pasó de un rating de uno por ciento a seis por ciento en dos años.
Esa nueva distribución de la sintonía representaba un cambio estructural de lo que había sido la historia de los programas noticiosos de la radio. Desde 1986, Caracol con Yamid Amat y RCN con Juan Gossaín habían compartido la sintonía en las mediciones de las dos firmas especializadas en Colombia: el Centro Nacional de Consultoría y Publidatos. A partir de 1990, con la salida de Yamid de Caracol, ese panorama empezó a cambiar: de ahí en adelante RCN siempre ganaba en la franja matinal, según las encuestas de Publidatos (hechas por el método "coincidental", que consiste en preguntarle a la gente qué está escuchando en ese momento), y Caracol ganaba las del Centro de Consultoría (realizadas por el método de "pregunta abierta", que consiste en preguntar cuál es su emisora favorita). La diferencia entre estos resultados estaba poniendo en tela de juicio la credibilidad de las encuestas, pues la tecnología estadística está su ticientemente avanzada como para que dos sistemas produzcan permanentemente resultados contradictorios.
Hace apenas cinco meses, en marzo del 93, Publidatos, la firma donde siempre gana RCN, afirmó que entre las siete y las nueve de la mañana "Radiosucesos RCN" tenía 14 puntos de audiencia. Ca racol AM tenía en ese momento nueve puntos y "Viva FM" cinco. En ese mismo mes, el Centro Nacional de Consultoría, en donde siempre ganaba Caracol, dio un resultado según el cual esta cadena tenía el 14 por ciento, RCN 12 y " Viva FM" cinco. Ahora, menos de seis meses después, las cifras del Centro Nacional de Consultoría sufrieron una variación monumental: según la última encuesta, RCN tiene 13 por ciento, Caracol ocho y "Viva FM" seis por ciento. Por primera vez las dos firmas encuestadoras del país están de acuerdo: el rey de la sintonía es Juan Gossaín.
La interpretación de estas cifras demuestra que, en ese lapso, mientras Viva FM siguió creciendo, Darío Arizmendi perdió el 43 por ciento de su sintonía. Ante esta situación, algunos consideran algo desconcertante la decisión de Caracol. Por un lado, si Julio Sánchez desde FM logró quitarle una tajada importante de la sintonía a Darío Arizmendi, no suena muy lógico pasarlo a AM, donde es probable que continúe quitándole audiencia. Aunque la frecuencia 810 de Arizmendi es mucho mejor que la 1.310 de Sánchez -que está en el extremo del dial- éste ha demostrado que puede colonizar espacios donde lo pongan. Por otro lado, la entrada de Arizmendi a FM no parece tampoco tener mucho sentido comercial. Si "6 a.m. 9 a.m." venía cayendo en picada en la cadena básica que se oye en todo el país y que todos los radios pueden captar, ¿qué sentido tiene retransmitirla en la franja más selecta de FM? La clave de todo esto parece ser la aplicación, por parte de Caracol, de la máxima "divide y reinarás". Enfrentadas las directivas de la cadena a la rivalidad

entre Arizmendi Posada y Sánchez Cristo, optaron por una solución salomónica: en lugar de escoger entre el uno y el otro, tenerlos a ambos en las dos frecuencias. Con esto se conserva a Ariz mendi, quien, a pesar de su sintonía, se ha granjeado una influencia indudable. Cualquier desplazamiento de audiencia -y de pauta- que se presente en "6 a.m. 9 a.m.", en lugar de ir obligatoriamente a RCN, se podrá canalizar a otro programa del mismo Caracol.
Con esta fórmula, aunque Juan Gossaín se quede con la camiseta amarilla, las dos emisoras sumadas de Caracol, por más que individualmente estén por debajo, sumadas lo superan.
Esta lórmula fue ideada por Ricardo Alarcón, a quien todos le atribuyen una de las mentes más sagaces en materia de negocios en el Grupo Santo Domingo. El experimento consiste en ver si dos emisoras de siete puntos de audiencia dan más dinero que una de 12.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.