Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1997/05/12 00:00

ECHELES PISTOLA

Interceptada una aterradora comunicación en que los comandantes de las Farc, el 'Mono Jojoy' e Iván Márquez, hablan de matar a los jefes de las Convivir.

ECHELES PISTOLA

Despues de afrontarescándalo tras escándalo los colombianos terminaron por acostumbrarse a escuchar casetes o intercepciones telefónicas. Aún así, el viernes al medio día los organismos de seguridad del Estado quedaron aterrados después de oír un diálogo entre dos personajes nada comunes y corrientes. Se trataba de Luciano Marín Arango, alias 'Iván Márquez', y Jorge Suárez Briceño, alias 'El Mono Jojoy', integrantes del secretariado de las Farc. La charla se desarrolló entre las 12:20 y la 1:12 del día y fue interceptada por una agencia estatal de seguridad. SEMANA tuvo acceso a los principales apartes del diálogo, en el que entre otras cosas el Mono Jojoy y Márquez se refieren a las Convivir, al gobernador de Antioquia, al nuevo Ministro de Defensa, a los 60 soldados que se encuentran en poder de esa organización, a un congresista que también fue secuestrado en el sur del país hace tres semanas y a una eventual reanudación del proceso de paz. Los investigadores se mostraron sorprendidos porque, pese al uso del radioteléfono, Márquez, señalado como jefe del bloque del Magdalena Medio, y el Mono Jojoy, jefe militar de las Farc, no hablaron en clave sino que conversaron en un lenguaje normal. Las Convivir El planteamiento más radical de la charla sostenida por los jefes guerrilleros el viernes pasado tiene que ver con la existencia de las controvertidas Cooperativas de Seguridad Privada _Convivir_. En la conversación el Mono Jojoy le hace a Iván Márquez un balance de la existencia de las Convivir en la región donde se encuentra operando y le aclara que varias oficinas de éstas ya existen en muchas partes del país y que las últimas fueron instaladas en Aguazul y Yopal, en Casanare. Inmediatamente, y algo contrariado, el jefe militar de las Farc soltó una corta pero muy contundente frase, interpretada por las autoridades como una sentencia de muerte. "Hay que hacerles campito y comenzar a echarles pistola a los jefes y verá que se van calmando". Márquez respondió que "exactamente, sí, eso hay que hacer". Inmediatamente agregó que las Convivir se habían convertido en objetivo militar porque disponen de equipos de comunicación, armamento y, ante todo, de muchos colaboradores. Las Cooperativas de Seguridad empezaron a funcionar en abril de 1995 cuando la Superintendencia de Vigilancia autorizó la creación de la primera Convivir. Desde entonces su crecimiento ha sido vertiginoso. Al finalizar la semana pasada el Ministerio de Defensa tenía 381 oficinas de estas registradas en sus archivos, la mayoría en Cundinamarca, Santander y Antioquia.Este año se produjeron atentados contra cuatro sedes de Convivir en Córdoba y Santander y en Antioquia fueron asesinados dos miembros de una asociación. Contra el gobernador La conversación de los dos jefes guerrilleros, interceptada por los servicios de inteligencia, también dejó al descubierto que los alzados en armas responsabilizan al gobernador de Antioquia, Alvaro Uribe Vélez, de la existencia y crecimiento de las Convivir.En tal sentido, Iván Márquez le dice al Mono Jojoy: "¿Quién es responsable? El gobernador, el Estado, como responsable de humanizar la guerra. En Medellín hay centenares de desplazados por el solo hecho de vivir en una zona transitada por los guerrilleros. (...) Entonces Alvaro Uribe dice humanicemos la guerra, pero por el otro lado organiza las Convivir, con apoyo de la inteligencia del Ejército, y las mete al monte. Eso es inmiscuir a la población civil en esta guerra". De tiempo atrás Uribe Vélez ha estado en el ojo del huracán de las Convivir, pues no ha dudado en afirmar que son una valiosa herramienta de apoyo para el Ejército, especialmente en aquellos lugares del país donde la influencia guerrillera es enorme. El nuevo MinistroEn el diálogo de 52 minutos los miembros del secretariado de las Farc también se refirieron al nuevo ministro de Defensa, Gilberto Echeverri Mejía. "El presidente Samper terminó por nombrar a un antisamperista, un tipo serio, o sea lo contrario de un samperista _le dijo Márquez al Mono Jojoy en la conversación_. Demostró que es serio cuando de entrada declaró que el problema no es cómo ganar la guerra, tal como pensaban sus predecesores, sino el de cómo lograr la paz. No se trata, o eso parece, de una simple declaración protocolaria".En sus extensos comentarios sobre el nuevo Ministro de Defensa, Iván Márquez, quien en la actualidad comanda los frentes de las Farc en el Magdalena Medio, agregó: "Echeverri no viene de un cargo público. Aunque nunca se sabe, tiene, ya dije, la apariencia de ser un hombre serio y lo digo con toda la cautela posible. No parece ser un capitalista como Botero, que disfrazaba a sus niños de hombres de acero o uniformes de camuflaje, ni parece un correveidile pomposo como el Esguerra, ni un samperista purasangre como González".Márquez no dudó en atacar de nuevo las políticas de paz del actual gobierno: "Aunque Samper haya liberado a un tipo serio, el gobierno no es serio. Menos serio que en cualquier otro tema".Los paramilitaresAunque no de manera extensa, los dos líderes de las Farc también dialogaron sobre la posibilidad de que todos los actores involucrados en el problema de orden público en Colombia se sienten en una mesa para buscar la paz. En este sentido, Iván Márquez fue tajante en asegurar que no se reuniría con Carlos Castaño, el jefe de las autodefensas de Córdoba. "Yo digo que no, que no me reúno con él. Yo sé que son 11 los comandantes de los paramilitares. Si yo digo que me reúno con los paramilitares estoy desligando el Estado de la subversión. Lo que el Estado está haciendo en Urabá es crear una disputa entre guerrilleros y paramilitares. Por eso decimos que no aceptamos diálogos sin cuerpo a nivel nacional". Los soldadosLa conversación de Iván Márquez con el Mono Jojoy también giró en torno del secuestro de los 60 soldados de la base Las Delicias. Al respecto el jefe guerrillero dijo que los militares, retenidos desde agosto del año pasado, se encuentran bien de salud, pero aclaró que no es viable pensar en una liberación por ahora. Según Márquez, no se ha dado un solo contacto entre la comisión gubernamental encargada de la negociación y los tres jefes guerrilleros asignados para la entrega de los militares. Agregó que los soldados se encuentran en un lugar inaccesible para el Ejército y que por ello es imposible intentar su rescate.Los dos guerrilleros también se refirieron al congresista huilense Julio Bahamón, quien fue secuestrado por una célula de esa organización hace tres semanas. Márquez le informó al Mono Jojoy que el representante se encuentra bien de salud y que en pocos días será liberado con un comunicado para el gobierno.Pocas veces los organismos de inteligencia habían captado una conversación tan clara y reveladora. Especialmente porque en el diálogo entre Iván Márquez y el Mono Jojoy hablan de lo divino y lo humano con un grado de imprudencia sorprendente. Sin embargo los organismos de inteligencia han llegado a la conclusión que se trata más de un descuido que de un montaje. Tanto el contenido como el tono indican que no se trata de una pantomima y que cuando se trata de la guerra Iván Márquez y el Mono Jojoy hablan en serio. "Alvaro Uribe dice humanicemos la guerra pero por el otro lado organiza las Convivir y las mete al monte"Apartes de laconversaciónMono Jojoy: La otra Convivir es la de Yopal.Iván Márquez: Aguazul, dice... Una en Aguazul y otra en Yopal.
M.J.: El jefe es Poveda Nelson, ¿no?
I.M.: Nelson Poveda. Esas son las legales. De eso ya hay en todas partes.
M.J.:Hay que hacerles campito y comenzar a echarles pistola a los jefes y verá que se van calmando.
I.M.:Exactamente, sí, eso hay que hacer.***
M.J.: ¿Que si consideramos a las Convivir como objetivo militar? Sí, porque yo encuentro una Convivir organizada con comunicaciones, con armamento. ¿Quién es responsable de eso? El gobernador, el Estado como responsable de humanizar la guerra.
I.M.: Alvaro Uribe Vélez dice: humanicemos la guerra, pero organiza las Convivir. Da apoyo a la inteligencia del Ejército. Da las armas y las mete al monte. Eso es inmiscuir a la población civil en esta guerra, no nos digamos mentiras.***
I.M.: Si a mí me preguntan que si me reúno con Carlos Castaño yo digo que no. Lo que el Estado está haciendo en Urabá es aparecer una disputa entre guerrilleros y paramilitares.***
I.M.: Toda el agua sucia del Urabá es contra nosotros, que nosotros tumbamos esperanzados. Pero nosotros creemos que Esperanza, Paz y Libertad es el partido político de los paramilitares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.