Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/2012 12:00:00 AM

Ecopetrol, en la mira por tragedia en Dosquebradas

SEMANA tuvo acceso al informe de la Corporación Ambiental de Risaralda donde revela que la explosión del poliducto estaba anunciada y descarta "desplazamientos súbitos recientes del terreno que se puedan relacionar con el origen del evento".

Aunque la revelación fue hecha desde el 29 de enero pasado durante un debate en la Asamblea Departamental; ni las autoridades, ni los medios locales recogieron con aprecio lo que denunció el diputado liberal Jhon Jairo Arias.

Con documentos y fotos en mano, Arias detalló los argumentos de un estudio técnico elaborado por la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Carder, donde establece que la rotura del tubo no fue por causa de un movimiento de tierra y lo que es más grave, que Ecopetrol conocía con anterioridad problemas de tensión del poliducto, versión que la compañía petrolera rechaza, debido a que los informes técnicos realizados en diciembre del 2010 se realizaron en otro tramo del poliducto, diferente al afectado.
 
El informe fue entregado el 29 de diciembre del 2011, es decir seis días después de la explosión que dejó un saldo de 31 personas muertas y otras 70 heridas que habitan en el barrio Villa Carola de Dosquebradas.

La importancia de ese informe de la Carder radica en que contradice todas las hipótesis que se tejieron en un comienzo sobre la causa real de la explosión y que giraron en torno a la perforación del poliducto para la extracción ilegal de combustible o un movimiento de tierra por causa del invierno.

Incluso, la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, hace unas semanas presentó oficialmente ante la comunidad de Dosquebradas un informe detallado donde descarta que la causa de la tragedia tenga su origen en la tubería y deja como responsable al invierno, tal como aparece en una presentación en poder de esta revista.
 
“Los resultados de ambos estudios concluyen que la rotura de la tubería fue generada por un movimiento de tierra (reptamiento) que produjo una excesiva tensión sobre la tubería, la cual generó una tracción que superó el límite de 42.000 PSI para las cuales está diseñado el tubo” se lee textualmente en la presentación donde se agrega que “el tubo estaba en buenas condiciones conservando sus propiedades de diseño”. Vea el informe.

Sin embargo, el informe técnico de la Carder lanza por la borda esos argumentos y deja mal parado a Ecopetrol. Las investigaciones apuntan a que el responsable directo fue el tubo y no un movimiento de tierra ya que “no se evidencia desplazamientos súbitos recientes del terreno que se puedan relacionar con el origen del evento”.

Y lo que es más grave, revela que Ecopetrol tenía desde un año atrás informes técnicos con “evidencias contundentes de tensionamiento de la tubería del poliducto, según monitoreo realizado en diciembre de 2010 con equipo que relacionan como ´dispositivo inteligente´”. Todas esas pruebas fueron expuestas por el diputado Arias en la Asamblea. Estos informes, según Ecopetrol, como ya se menciónó, no se efectuaron en el tramo afectado.

Expertos en la materia consideran que ese punto es el crucial, ya que si la empresa conocía del problema de tensionamiento de la tubería debieron actuar acorde a dicha dificultad buscando el origen del fenómeno y no limitarse únicamente a “la apertura y liberación del nivel de presión”.

Frente a todos estos interrogantes que surgieron tras el informe de la Carder, quince familias afectadas por la explosión le entregaron poder al reconocido abogado Abelardo De La Espriella para que demande a Ecopetrol. En diálogo con este medio el jurista explicó que la primera medida legal que se tomará es pedir el embargo de los bienes de la estatal petrolera.

Si bien aún es prematuro hablar de cifras en torno a las pretensiones de las familias damnificadas por la explosión, se estima que el total de las indemnizaciones pueda superar los 20.000 millones de pesos.
 
Vea aquí el informe completo. Fuente: Corporación Autónoma Regional de Risaralda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.