Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/04/17 21:19

Terremoto de Ecuador deja seis colombianos muertos

Se intensifican las labores de búsqueda tras el sismo que deja 246 muertos. Cancillería busca 81 connacionales que aún falta localizar.

También se envió a bordo de un avión militar un equipo de 65 rescatistas colombianos con equipos y perros especializados en tareas de rescate.

La del domingo también será una larga noche. Socorristas libraban en una carrera contrarreloj para rescatar a las personas enterradas bajo los escombros tras el potente sismo que este sábado sacudió Ecuador.

De 246 muertos que el Gobierno ha identificado hasta ahora, seis son colombianos, informó la Cancillería.

"#ColombianosEnEcuador 5 fallecidos", indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter, sin precisar identidades ni lugares en los que habrían muerto estas víctimas del movimiento telúrico.

Tras el sismo ocurrido el sábado en la tarde, se recibieron 136 solicitudes para localizar a colombianos en territorio ecuatoriano, de las que se resolvieron 44, en tanto 81 personas siguen sin localizar.

A los esfuerzos por ubicar a los connacionales que hacen falta se suma el apoyo que Colombia brinda a Ecuador para superar el desolador panorama que quedó tras el terremoto. 

Un buque cargado con agua y raciones militares partió desde el puerto de Buenaventura al de Manta, uno de los más afectados por el terremoto de magnitud de 7,8. También se envió a bordo de un avión militar un equipo de 65 rescatistas colombianos con equipos y perros especializados en tareas de rescate.

"Les hemos ofrecido toda la ayuda que necesiten. En estos casos lo importante es enviar lo que realmente se necesita", señaló el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, desde Catam, antes de que la aeronave partiera.

Según Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), el apoyo de estos equipos se centrará en "búsqueda y rescate" y trabajarán principalmente en Portoviejo, cerca de Manta, y en Pedernales, unos 200 km al norte y epicentro de la catástrofe.

"No corríamos de tan asustados"

Ha pasado un día desde que la tierra tembló con rabia, pero los sobrevivientes siguen todavía aturdidos, sin poder desprenderse del temor a nuevas réplicas.

"Cómo no voy a llorar, había una persona atrapada que gritaba pidiendo auxilio, pero después ya dejó de gritar. Ay, Señor, fue terrible", dijo Nelly, una desconsolada mujer de 73 años, frente al destruido mercado de abastos del Abdón Calderón, en las afueras de Portoviejo.

"Barrio Tarqui de Manta muy afectado. Pedernales destruido", informó en su cuenta en Twitter el presidente Rafael Correa, quien aterrizó sobre las 18H30 (23H30) en el puerto de Manta, en la afectada provincia de Manabí, tras un viaje de una semana a Estados Unidos y el Vaticano. El mandatario visitó las zonas más impactadas, tras lo cual ofrecerá declaraciones a periodistas.

En Guayaquil, unos 200 km al sur de Manta, los locales y centros comerciales estaban cerrados y se veían pocas personas en las calles. Apenas unos curiosos caminaban alrededor del puente colapsado.

"Estaba con mi esposa e hija en el estadio, cerca del puente. La gente estaba tan asustada, que no corríamos, pero mi nena se asustó y casi se mata corriendo por las escaleras del estadio", relató Galo Proaño, un vendedor ambulante de 49 años.

Sin daños en infraestructura petrolera

A pesar de la destrucción en muchos lugares, la infraestructura petrolera "estratégica" de Ecuador no presenta daños que comprometan su funcionamiento, aseguró el ministro coordinador de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda.

Correa, que anunció la activación de líneas de crédito de contingencia "por cerca de 600 millones de dólares", dijo que la "prioridad inmediata" es el rescate de las personas entre escombros. Para ello ha destinado a unos 14.000 efectivos de las fuerzas de seguridad y contará con ayuda de países como Chile, Colombia, Venezuela y España.

Voluntarios de la Cruz Roja trabajan "día y noche" para encontrar supervivientes de este desastre, indicó Walter Cotte, director regional de las Américas para la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja, citado en un comunicado.

*Con información de EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.