Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2014 4:00:00 AM

Edgardo Maya ternado y controvertido

La Corte Constitucional lo eligió como su candidato a la Contraloría. La modalidad de su elección ha generado controversia.

La  elección del  sucesor  de la contralora Sandra Morelli se ha convertido en una de las partidas de ajedrez más complejas de los últimos tiempos en la política colombiana.

Como se sabe, el contralor general es elegido por el Congreso de la República de una terna integrada por un candidato del Consejo de Estado, otro de la Corte Suprema y uno más de la Corte Constitucional.

En cada uno de esos organismos se está dando una puja como para alquilar balcón. En la Corte Suprema, por ejemplo, hay dos favoritos. Uno es Carlos Ardila Ballesteros, quien fue representante a la Cámara y magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE). El otro es Diego Ardila, el actual contralor de Bogotá. El que más votos tiene es Ardila Ballesteros, quien además, por sus vínculos políticos, tendría una buena opción de ser después elegido en el Congreso. 

En el Consejo de Estado la pelea está entre Gilberto Rondón, quien fue magistrado de la CNE, e Iván Darío Gómez Lee, quien fue auditor general. Rondón parece tener el mayor número de votos, sin embargo enfrenta una dificultad y es que como aún no se cumple un año de su renuncia al CNE, en este momento, por ley, podría estar inhabilitado. Tanto el Consejo de Estado como la Corte Suprema no han elegido un candidato pues cada una ha estado pendiente de qué hacen las otra dos. 

La única que ha oficializado a su candidato ha sido la Constitucional, la cual la semana pasada, en una aparatosa jornada, eligió a Edgardo Maya. El exprocurador vallenato es considerado idóneo para el cargo y es el candidato del gobierno y del Partido Liberal, pero la forma como fue nombrado ha producido muchas críticas y ha llegado a generar indignación en algunos círculos.  
La historia es la siguiente. Hace un mes, el martes 27 de mayo, se convocó una sesión para elegir al candidato de esa corte. El gran favorito era Maya, pero tenía una fuerte competencia en el exmagistrado Camilo Tarquino.

Se esperaba que el exprocurador ganara pues, según trascendió, su nombre había sido acordado en una comida en la casa del fiscal Eduardo Montealegre, en la cual participaron magistrados de la Corte Constitucional, entre ellos Jorge Pretelt y Luis Ernesto Vargas, y el hoy vicepresidente Germán Vargas.

Sin embargo, la noche anterior, el lunes 26 de mayo,  el expresidente Álvaro Uribe llamó a Pretelt, quien se había convertido en magistrado gracias a Uribe, para pedirle que no apoyara a Maya.  Esa llamada tenía mucho peso pues el día anterior Zuluaga había ganado la primera vuelta y Pretelt terminó votando por Tarquino. Para ser ternado se necesitan cinco votos y esa votación quedó 4 a 4. El voto necesario para la mayoría era de Nilson Pinilla, pero este votó en blanco con el argumento de que era para expertos en finanzas y no para abogados.

Según la reglamentación, todos los que participan en una votación que no tiene ganador no pueden presentarse a la siguiente. Por eso, sin el nombre de Maya se presentaron 52 candidatos, muchos de ellos muy calificados. Cada uno de los nombres fue sometido a votación y ninguno obtuvo los cinco votos mínimos necesarios, por lo cual los magistrados decidieron buscar otros nombres. Como Maya no había participado en los 52, volvió a quedar sobre el tapete pues Pinilla se había pensionado la semana pasada y sin su veto se obtuvo la mayoría necesaria.  Sin embargo en esa sesión, los magistrados María Victoria Calle y Jorge Iván Palacio se retiraron protestando por la falta de “transparencia” de esa elección. 

Esa no fue la única protesta. Esa selección va a ser demandada con el argumento de que la elección frustrada de los 52 aspirantes no era más que una artimaña para allanar el regreso de Maya. También se alega que dos de los magistrados que votaron por el exprocurador  (Gabriel Mendoza y Alberto Rojas) habían trabajado con él en la Procuraduría. Por conflictos de interés similares en esa misma semana el Consejo de Estado había anulado la elección del magistrado Francisco Ricaurte (ver artículo anterior).

Al cierre de esta edición la candidatura de Maya estaba en firme, pero era objeto de gran controversia en los medios de comunicación. Y como en río revuelto no faltan pescadores, a pesar de que Maya es considerado el candidato del gobierno, el Partido de la U en medio de esta confusión piensa pedirle al presidente que el contralor sea de ese partido con el argumento de que los liberales ya tienen la Defensoría del Pueblo y La U, que es el partido del presidente, nada. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.