Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 12:00:00 AM

Así derrumbarán una torre del edificio Space

La edificación caerá en seis segundos y los ingenieros dicen que no habrá daños en otras estructuras. ¿Cómo lo lograrán?

El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, ordenó hace un poco más de una semana que se derrumbaran las cinco etapas que siguen en pie del edificio Space. Ahora, se conoce cómo se procederá y quién es el encargado de tumbar la torre 5, que fue la más afectada tras el colapso de la 6.

Demoliciones Atila Implosión S.A.S es la empresa caleña que contrató CDO, la constructora de Space, para demoler la quinta torre. 

Según el gerente de la sociedad, Rogelio Gómez Escobar, la tecnología de implosión que se utilizará es no sólo segura sino rápida. “Aunque en la preparación del edificio nos tardamos 20 días, una vez se activen, la torre cae en seis segundos”, detalló. 

En esta implosión utilizarán 25 kilos del explosivo indugel, que se pondrán en las perforaciones de las columnas en los primeros pisos de la torre. Una vez se active la carga explosiva, la edificación caerá por el peso de la gravedad. En las obras se utilizarán 4.000 metros de cordón explosivo y trabajarán ocho personas.

“Se verá como una única explosión, pero en realidad serán 20 miniexplosivos con milésimas de segundo de diferencia”, aclaró Gómez. 

El ingeniero explica que esa es la razón para que no haya una onda explosiva y que, por ende, no habrá ni siquiera vidrios rotos en los edificios aledaños. “Este sistema es totalmente seguro. No hay vibración, no hay sinuosidad. Por eso no se dañarán ni siquiera los acueductos o las líneas eléctricas”. 

En cuanto al polvo que producen las destrucciones, en el caso del edificio Space se mimetizará en siete minutos, reduciendo el impacto negativo en el medio ambiente y aumentando la seguridad. 

“Estamos trabajando con todas las precauciones del caso porque el edificio está herido de muerte. No se pueden hacer ruidos ni vibraciones exageradas por miedo a que se caiga”, declaró Gómez. 

La empresa caleña ya está haciendo las perforaciones en la torre 5 para la implosión. Una vez se vaya a derrumbar la edificación, se inyecta el explosivo y se activa. Se espera que el procedimiento ocurra en la segunda semana de febrero, aunque todavía no se tiene una fecha exacta. 

En cuanto a las demás torres que la Alcaldía ordenó derribar, todavía no se conocen detalles de la empresa operadora ni de las fechas. Rogelio Gómez asegura que su empresa no está relacionada, por el momento, con ese trabajo, y CDO guarda silencio al respecto. Semana.com intentó contactar a la constructora para la explicación de qué sucederá con todo el edificio, pero argumentaron que todavía no tienen una persona encargada para declaraciones a la prensa y, por ende, no hablarán.

Lo único que se conoce es que CDO interpuso una recusación contra el alcalde Aníbal Gaviria porque consideran que no es la persona idónea para decidir si se tumban o no las otras cuatro torres. El funcionario se defiende argumentando que no es él quien resuelve sino el inspector 14 de El Poblado, con base a los estudios de la Universidad de los Andes. Lo único seguro es la implosión de la torre cinco.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.