Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/09/16 07:26

Fiscal defiende a capa y espada a Natalia Springer

En entrevista con 'Caracol radio', Eduardo Montealegre justificó la millonaria contratación externa en su entidad.

Fiscal defiende a capa y espada a Natalia Springer Foto: Daniel Reina Romero

El fiscal general, Eduardo Montealegre, rompió su silencio en la radio tras el escándalo por los millonarios contratos que su entidad entregó a periodistas, exmagistrados y, en particular, a la politóloga Natalia Springer.

Lo hizo en Caracol Radio, a donde llegó con ánimo retador. En primer lugar, el jefe del ente acusador criticó a los medios y los sindicó de estar montando una ‘cacería de brujas’ contra él y contra Natalia. Hizo una férrea defensa de la politóloga y defendió la metodología aplicada en los contratos que ella viene realizando en la entidad contra las bandas criminales, las FARC y el ELN. Una metodología criticada por otros expertos.

Pero además, el jefe del ente investigador defendió el hecho de que Natalia, como lo denunció Semana.com, no tuviera la experiencia de 10 años requerida para la ejecución de los contratos. “Eso no importa. Los periodistas no han querido entender. Es una charla de sordos”, dijo el fiscal.

Como lo reveló este portal, el primer contrato, por 900 millones de pesos, entregado a Natalia, tuvo muchas críticas por parte de la Unidad de Contexto porque no cumplía los requisitos de 10 años de experiencia. Como esto no se cumplía, se creó un salvavidas que permite la ejecución del contrato. “La experiencia de la persona jurídica se podrá conmutar con la de los socios cuando ella (la firma) no cuente con más de tres años de constituida”, reza el contrato.

El fiscal se fue lanza en ristre contra el exdirector de la Unidad de Contexto, Alejandro Romelli, quien objetó, junto con su equipo de trabajo, el contrato de Natalia Springer. Lo calificó como un hombre de egos y lo señaló de haber bloqueado el trabajo de la politóloga.

Casi al mismo tiempo Ramelli hablaba en la FM de RCN, donde le respondía al fiscal (Vea: se destapa Ramelli).

Pero el fiscal continúo en su defensa. A lo largo de la entrevista defendió a ultranza los millonarios contratos entregados a los periodistas Eccehomo Cetina, Camilo Chaparro y Rafael Poveda, por considerar que ellos hacen un buen trabajo, entre otros, algunos productos televisivos que le servirán mucho a la entidad.

Habló también del contrato del exjuez español Baltazar Garzón. Lo calificó de ser un hombre probo que destapó grandes crímenes del franquismo. Dijo que ha combatido el terrorismo de Estado, de grupos paramilitares en España, y que luchó contra la guerra sucia en ese país. Advirtió también que Garzón ha sido emblemático en plantear lo que se llama la jurisdicción universal. “Lo contraté porque se daban todos los requisitos y puedo entregar todos los resultados de su trabajo”.

En un momento le preguntaron por la llamada “cortina de humo”, lanzada por la Fiscalía el viernes pasado, cuando anunció llamar a imputación de cargos contra la actriz Carolina Sabino, por presunto delito de aborto. Dijo que no supo que su entidad ventiló el tema en los medios y aseguró que no sólo echó para atrás la decisión, sino que anunció que de este infortunado evento saldrá un gran debate.

El fiscal general también defendió los millonarios contratos directos a los exmagistrados, de quienes se dice algunos contribuyeron desde los altos tribunales a ampliar el período de Montealegre. “Haré más contrataciones si es necesario (...) En este caso juega mucho la calidad de la persona que se va a contratar. No se puede satanizar la contratación directa. He tenido en cuenta las calidades de estas personas”.

Defendió su inasistencia al debate de control político que pretendió hacer el Congreso el martes pasado por el tema de los contratos. Dijo que, constitucionalmente, el Congreso no tiene posibilidad de hacer ese control a él o a las cortes. “Esa es una vieja tesis del uribismo de que existiera la moción de censura para el fiscal ¿por qué? Le dejo esa inquietud al público”, dijo Montealegre.

Se destapó Ramelli


En entrevista con la FM el exjefe de la Unidad de Análisis y Contexto, Alejandro Ramelli, le respondió duro al fiscal general. Todo por cuenta del contrato entregado a Natalia Springer, que para su equipo de trabajo no tenía ningún valor real para el importante trabajo que esa unidad venía adelantando.

Para el jurista, "hay que preguntarle al fiscal por qué contrató a Natalia Springer, más cuando la orden fue entregarle absolutamente toda la información a ella".

Según relató, respecto a los reparos que se le había hecho al trabajo de la politóloga, dijo que no fue él sino todo un equipo el que hizo las observaciones.

“El informe era el sentir de todo el equipo interdisciplinario de la unidad, donde teníamos antropólogos, politólogos, ingenieros de sistemas. Aquí no es el ego de Alejandro Ramelli. Mi equipo de trabajo podía hacer el trabajo de la Springer. Era gente muy capacitada. Yo traje a los fiscales de la CPI para crear el modelo. El equipo estaba completo. Tenían maestrías y doctorados y así se contrató a un externo”, señaló.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.