Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/4/2014 12:00:00 AM

Eduardo Romano niega vínculos con neonazis

El defensor de víctimas de las FARC es centro de polémica por protagonizar un altercado en el Foro Nacional de Víctimas.

“Esto está politizado, solo hay miembros de las FARC”, gritó el politólogo Eduardo Romano en protesta por la ausencia de víctimas de la guerrilla en el Foro de Víctimas, celebrado el pasado 3 de agosto en Cali, mientras un puñado de policías lo sacaba escoltado del recinto donde una turba amenazaba con lincharlo.

Cuando una mujer lo identificó y señaló públicamente de haber pertenecido al grupo de ideología neonazi Tercera Fuerza, testigos afirmaron que Romano se lanzó contra el periodista Carlos Gómez, a quien quiso arrebatarle la cámara con la que lo grababa.

A raíz de este altercado, resurgieron reportes sobre sus nexos en el pasado a la dirección de dicha agrupación hasta el año 2010.

Romano
le dijo a Semana.com que lo que ahora se le reprocha como vínculos con Tercera Fuerza fue una mala decisión que tomó en su adolescencia. 

Estuve en un grupo de música y me puse un brazalete (nazi) en un evento de los Sex Pistols hace más de diez años. Fue una bobada de juventud que me está cobrando alto ahorita”, dice.

Además, asegura que dicho grupo señalado de promover ideales neonazis consistía en unos cuantos amigos que nunca “hicieron nada”.

“Empezamos siendo un grupo de amigos que se convirtió en una vaina toda maluca. Todos éramos del sur, de barrios pobres, con pocas oportunidades y nos empezó a gustar el punk. Nos pusimos una esvástica para joder un rato, pero eso empezó a coger otras dimensiones y yo tenía otra posición en la vida. (Tercera Fuerza) era solo una banda de música que se la pasaba en fiestas, unos niños bobos…”. Por ello, cuenta, se separó de sus antiguos compañeros, tuvo una hija y decidió empezar a defender a las víctimas de las FARC.

De hecho, señala sus actividades con diferentes comunidades y minorías como prueba de su disociación de las ideas nacionalsocialistas.

“¿Cómo vamos a tener esa ideología (nazi) si hemos hecho actos en apoyo a Israel y a las comunidades negras? A María Fernanda Cabal también la metieron en eso solo porque estuvimos en una concentración de víctimas”, dice.

Sin embargo, según un reportaje del portal investigativo Las2Orillas.com, Romano ocupó la jefatura de la organización neonazi Tercera Fuerza durante varios años, para más tarde, en el 2010, apartarse de sus compañeros y fundar su organización Vanguardia Nacional-Avanti Ragazzi, identificada con los emblemas del fascista italiano Benito Mussolini, con postulados anticomunistas, nacionalistas y católicos de extrema derecha, expuestos en su sitio web.


A la izquierda en las tres fotos, Eduardo Romano. / Foto: Las2Orillas.com.


Reunión del grupo Tercera Fuerza, en el 2011 (vea el video y la galería de fotos). / Foto: archivo SEMANA.
Por su parte, Rodrigo Obregón, director de la Fundación Colombia Herida, institución que, según su página web, ofrece programas de apoyo a militares heridos en combate y a sus familias, confirmó que Eduardo Romano, centro de polémica luego de la agitada intervención en el Foro Nacional de Víctimas, trabaja para su organización.

A raíz de los cuestionamientos, el director de Colombia Herida asevera que Romano, además, es “una persona culta” y sin manchas en su pasado.

Al preguntarle si Romano trabaja para él, Obregón responde: “Es correcto, pero lo que se ha hecho aquí es una cacería de brujas, porque los medios han estado prestos a extender unas difamaciones y alejarse del tema central en su afán de centrarse en el escándalo”, y advirtió que tales señalamientos podrían acarrear acciones legales.

Dichas difamaciones, dice el director de la fundación, consisten en asegurar que el politólogo de la Universidad Nacional es o fue miembro de dicho grupo.

“Han presentado al señor (Romano) en un gran carnaval como un nazi, sin realmente cuestionarse si lo es. Él era un skinhead, pero dentro de ellos hay comunistas y anticomunistas. Nunca ha sido ni será un nazi. Es una persona culta, un politólogo que ha estudiado a profundidad la historia del conflicto en Colombia”, asegura Obregón.

También es poco probable que Romano haya pertenecido a un sector comunista, puesto que ha dado conocer su posición contraria a dicha ideología a través de las redes sociales:

Sobre el movimiento Vanguardia Nacional, Romano escribió: “Aclaro que el Movimiento Vanguardia Nacional (que en ningún momento fue fascista) dio por finalizado su trabajo hace ya tres años, una agrupación digna compuesta por hombres y mujeres íntegros quienes no son responsables de las decisiones de juventud de su compañero, Eduardo Romano”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.