Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/14/1992 12:00:00 AM

EE.UU. vs. Escobar

La acusación de terrorismo internacional por el avión de Avianca puede ser un mecanismo gringo para presionar desde la ONU la extradición de Pablo Escobar.

EL JUEVES DE LA SEMANA pasada el Departamento de Justicia de, los Estados Unidops soltó una bomba. A Pablo Escobar y Dandeny Muñoz Mosquera, más conocido como "La Quica", se les abrieron cargos por conspiración terrorista en el caso del atentado dinamitero contra el avión de Avianca, que causó la muerte de 110 personas, entre ellas dos ciudadanos norteamericanos. Además fueron llamados a juicio por violar la ley antimafia de los Estados Unidos (RICO ACT) y por asociación para llevar a cabo actividades criminales continuadas. "La Quica" se encuentra actualmente en una cárcel de Nueva York, después de haber sido capturado en Queens por las autoridades norteamericanas gracias a la información de inteligencia y al seguimiento que le hicieron los cuerpos de seguridad colombianos.
En Colombia esta noticia fue recibida como un episodio más de la batalla judicial de los Estados Unidos contra Escobar. Pero la verdad es que el alcance de esta decisión va mucho más allá que simplemente alargar la lista de cargos contra el jefe del cartel de Medellín.
En medios judiciales no se des carta que la formulación de estos cargos por parte de la DEA tengan por objeto hacer que "La Quica" se enfrente a acusaciones de terrorismo internacional, con condenas mucho más severa que podrían ir hasta la cadena perpetua o la pena de muerte. La estrategia consistiría en presionarlo para inducirlo a negociar su pena a cambio de colaboración con las autoridades norteamericanas. Esto puede no ser tan fácil si se tiene en cuenta que "La Quica" es considerado de una lealtad a toda prueba con Escobar.
La otra cara del asunto que no se ha revelado aún es la que tiene que ver con las implicaciones que tiene para Escobar el que se le haya abierto otro flanco jurídico a su posición después de la fuga de La Catedral. La parte importante de la resolución de acuación contra Escobar (indictment) es que se le acusa de un acto de terrorismo internacional y del asesinato extraterritorial de dos ciudadanos norteamericanos.
El indica contra Escobar por el caso Avianca es prácticamente una réplica del que se hizo contra los terroristas libios que pusieron una bomba en el vuelo Pan Am 103, asesinando a 270 personas en 1988 mientras volaba sobre territorio irlandés. El rechazo de Libia a entregar o procesar a los inculpados llevó a Estados Unidos a recurrir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para lograr una decisión supranacional que presionara a Libia a cumplir con la obligación internacional de colaborar en el juzgamiento de terroristas internacionales. De hecho, el Consejo expidió la resolución 731 exigiendo a Libia entregar a los terroristas y la resolución 748 sancionando a ese país por no haber cumplido con esa orden.
Aunque Colombia no es Libia, ciertamente los cargos de terrorismo internacional contra Escobar, si llegaran a ser avalados por las Naciones Unidas, podrían crear las condiciones para que se presentaran presiones internacionales para resucitar la extradición. Sin embargo esto no es tan fácil pues en Libia la no extradición no es norma constitucional y en Colombia sí. Y es difícil, recordando la historia reciente del país, que el Gobierno vaya a extraditar a alguien.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.