Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2013 12:00:00 AM

El pulso de dos expresidentes del Conservatismo

Efraín Cepeda y José Darío Salazar personifican el dilema del partido.

El slogan que el Partido Conservador asumió en el 2010 para identificarse con sus electores fue “la fuerza que decide”. Una consigna que podría volver a tener sentido en las próximas elecciones presidenciales, pues en buena parte el triunfo electoral para quienes aspiren a la jefatura del Estado pasará por el apoyo de los conservadores.

Faltan menos de 30 días para la Convención Nacional del Partido. El evento se advierte decisivo, pues el partido más antiguo del país tendrá que definir su futuro, el cual se mueve entre dos aguas: el apoyo a la reelección del presidente Juan Manuel Santos o la coalición con el Centro Democrático.

No es gratuito que Óscar Iván Zuluaga, el candidato presidencial del Centro Democrático, haya calificado como “determinante” la alianza con el Partido Conservador, y aseguró que esta colectividad podría “desequilibrar” la balanza de las elecciones. Por eso la mirada del país político ahora se fija en los azules, y en la decisión que deben asumir.

Y todo se resolverá los primeros días de diciembre en Bogotá, donde tendrá lugar la convención. Pero a menos de un mes de la gran cita de los azules, las cargas se encuentran muy divididas.  

El dilema lo personifican dos poderosos dirigentes. Ambos senadores de la República y expresidentes de la colectividad: el barranquillero Efraín Cepeda y el caucano José Darío Salazar.

Cepeda, lidera la corriente que se inclina por permanecer en la Unidad Nacional y apoyar la reelección del
presidente Juan Manuel Santos. A tal punto que impulsa al interior del partido la idea que la colectividad no tome decisiones sobre candidaturas presidenciales en la próxima convención.

Por otro lado, Salazar, quizás el senador conservador más crítico del actual gobierno, insiste en que en diciembre, durante la Convención, el partido debe escoger al candidato presidencial, pues para el senador, esa decisión podría significar una mayor cotización del partido en las próximas elecciones.
“El uribismo nos ha hecho daño”: Cepeda  

La semana pasada, y tras ser elegido como candidato presidencial por la Convención del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga volvió a invitar a los conservadores para llegar unidos a las elecciones.
Efraín Cepeda fue el primero en rechazar tal invitación. En diálogo con Semana.com afirmó que el Partido Conservador lo único que ha recibido son “golpes” del Puro Centro Democrático.

“No sé si la estrategia de ellos es seguir golpeándonos. No entiendo el propósito de esa invitación. Personalmente no recomendaría hacer alianzas con el uribismo, explicó Cepeda.

Lo trascendental del asunto es que los mayores electores del partido parecen alinearse con Cepeda. Los denominados caciques regionales como Roberto Gerlein, Eduardo Enríquez Maya o Hernán Andrade, a quienes se les asocia de haber recibido cuotas burocráticas en  los más recientes nombramientos en el
Ministerio de Agricultura, están inclinados en que la Convención del Conservatismo no aborde la decisión sobre el candidato presidencial.

“Debemos hacer alianza con el uribismo”: Salazar

Pero de otro lado, Salazar asegura que en la Convención de diciembre el partido debe escoger a su candidato presidencial. “Un partido de 165 años, con doctrina propia, debe defenderla ahora. Tenemos banderas propias que las tiene que representar un candidato propio”.

Dos son los precandidatos que tendrían intenciones de representar al partido en las elecciones. La exministra Martha Lucía Ramírez y el presidente de Fedegán José Félix Lafaurie. La particularidad de ellos es que están sintonizados con el uribismo.

Por eso Salazar insiste en que la Convención, que deberá tener presencia de todas las bases conservadoras, es la que tiene que decidir el candidato presidencial. Confía en que las 8.000  personas que tendrían lugar en la Convención puedan derrotar a la mayoría parlamentaria, que está más cerca del presidente Santos.

Y en caso de que la Convención escoja un candidato, Salazar dice que no debe haber alianzas con otros partidos en primera vuelta, y que si los conservadores logran pasar a la segunda se debería invitar al Centro Democrático. Pero en el caso de que sea Óscar Iván Zuluaga, no duda en afirmar que el Conservatismo debe hacer alianza con el uribismo. “Sin duda tenemos grandes coincidencias en el manejo del país”.

El pulso entre los dos expresidentes del Conservatismo tendrá que definirse en la Convención, el principal reto del actual presidente de la colectividad, el exsenador Omar Yépez Alzate, quien deberá orientar el rumbo del partido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.