Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/12/14 20:00

El gobernador del Chocó continúa esquivando a la justicia

En tres oportunidades Efrén Palacios ha dilatado la audiencia de imputación de cargos y medida de aseguramiento por irregularidades con los dineros de la salud. 17 de diciembre es la nueva fecha.

Si no se presenta en la próxima diligencia, se podría pedir la contumacia. Foto: Archivo SEMANA

El exalcalde de Bogotá Samuel Moreno se hizo mucho más célebre, hace algunas semanas, cuando decidió jugar con la justicia. Dilató hasta donde más pudo el juicio en su contra por irregularidades en un contrato ilegal para el servicio de ambulancias para la capital. Puso todo tipo de trabas hasta que la justicia decidió ordenar una nueva investigación contra él y su abogado por intentar burlarse de los funcionarios judiciales.

Por ese camino va el saliente gobernador de Chocó, Efrén Palacios, investigado por el presunto robo de recursos a la salud. El mandatario ha hecho hasta lo imposible por terminar su mandato sin que un fiscal delegado ante la Corte le impute los cargos por contrato sin el cumplimiento de requisitos legales, peculado, interés indebido en la celebración de contratos y falsedad en documento público.

Tanto el fiscal del caso como la magistrada que actuará como juez de garantías ya no resisten una burla más por parte del mandatario seccional. En tres oportunidades han tenido que suspender las audiencias porque Palacios ha sacado excusas del todo risibles.

La primera ocurrió el 2 de diciembre pasado. Ese día, justo cuando debía presentar a la audiencia de imputación y medida de aseguramiento, un juez de Chocó, de manera sorpresiva, hizo que Palacio cumpliera con una orden de arresto por incumplimiento de una tutela.

Así, la audiencia fue reprogramada para el viernes 11 de diciembre. Ese día, muy temprano, el gobernador llegó al salón de audiencia en el Tribunal Superior de Bogotá sin su abogado. Aseguró no tener un defensor con lo que la juez del caso debió reprogramar la audiencia, no sin antes advertirle que, si no conseguía uno, la judicatura le pondría uno de oficio.

De esta manera la cita se volvió a programar para este lunes 14 de diciembre. La expectativa en Chocó era total pues se creía que el mandatario ya no sacaría más excusas para enfrentarse a la justicia. Pero llegó una dilación más. Palacios presentó una excusa médica de la Clínica de Occidente, de Bogotá, rotulada con el número 164509 en la que se advierte una incapacidad de tres días por presentar “dolor en el pecho”. Los asistentes a la sala de audiencias no lo podían creer. (Vea la excusa médica aquí).

A esta excusa el gobernador sumó como soporte los tiquetes aéreos de su traslado de Quibdó a Medellín y a Bogotá, con las aerolíneas Satena y Avianca. Lo curioso de la certificación es que solo uno de los trayectos está registrado a su nombre, mientras que el otro vuelo aparece con otra identidad. Esto dejaría en evidencia que no realizó uno de los viajes.

Según la normatividad de la Aeronáutica Civil, nadie puede viajar con un tiquete que no esté a su nombre. Descuido o burla, lo cierto es que esta evidencia le sirvió para no presentarse.

La magistrada Patricia Rodríguez Torres, quien presidirá la audiencia fue tajante: “la audiencia se programa para el jueves 17 de diciembre, día de la Rama Judicial”. Ese día los funcionarios judiciales tienen por ley un descanso, pero ella aseguró que prefería no tomar el día y hacer la audiencia. Lo mismo dijo el fiscal delegado encargado de imputar.

“Si este jueves no se presenta podríamos pedir la contumacia, es decir procesarlo como persona ausente”, le dijo el fiscal del caso a Semana.com. Y lo puede hacer, ya que este lunes la audiencia se declaró oficialmente instalada lo cual permite que se pueda hacer el desarrollo del proceso sin la presencia del acusado.

En la Fiscalía y en el Tribunal en Bogotá tienen claro que Efrén Palacios está, prácticamente, jugando con la justicia. De todas maneras, esas dilaciones no serán eternas y llegará el día en que el mandatario, deba asistir y conocer las pruebas que tienen en su contra por supuestamente atentar con los sagrados dineros de la salud.

Esto, según la pruebas, lo realizó con una red de corrupción integrada por asesores, agiotistas, funcionarios activos de la secretaría de salud de Chocó, médicos y odontólogos, entre otros, que no han tenido compasión con los recursos públicos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.