Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/2010 12:00:00 AM

El abanderado del 'No'

Horacio Serpa, gobernador de Santander, salta nuevamente a la política nacional como líder de las regiones productoras que se oponen al proyecto de regalías del gobierno.

Desde que el presidente Juan Manuel Santos anunció la reforma al régimen de regalías, Horacio Serpa ha acudido a todas las formas democráticas para oponerse a la iniciativa.

En su propósito, ha hecho de todo: ha organizado marchas multitudinarias en Barrancabermeja y ha tratado de disuadir a los senadores en audiencias públicas y en las comisiones del Senado; ha realizado asambleas de rendición de cuentas públicas en su departamento para demostrar que los 500.000 millones de pesos que ha recibido Santander desde que él es Gobernador se han destinado a mejorar los servicios de salud de los santandereanos. E incluso, a pesar de ser un hombre de partido, confrontó a Rafael Pardo, director del liberalismo, y le propuso que la ley de bancadas no se aplicara en las votaciones del proyecto de regalías, para que los congresistas de regiones productoras pudieran oponerse a este. Mientras tanto, se movió en las redes virtuales de la política y advirtió en su cuenta de Twitter: "Ni las regalías son un regalo, ni en todas partes se manejan con corrupción. ¡SOS!, con ese proyecto van a acabar la descentralización".

En ese mensaje, Serpa esboza sus argumentos más importantes para controvertir la iniciativa del gobierno que busca reformar la administración de las regalías y repartirlas, de acuerdo con criterios de necesidad, en las diferentes regiones. Según el Gobernador, las regalías no deben entenderse como un regalo sino como una compensación o indemnización a los departamentos productores de recursos mineros y energéticos por los daños y molestias que causa su explotación. Y así contradice la tesis del ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, quien insiste en que "necesita untar la mermelada de las regalías sobre toda la tostada", pues argumenta que el impacto de la explotación minera en el tejido social y en el medio ambiente es el daño que más le preocupa y que lo lleva a defender una idea de equidad distinta a la expuesta por el gobierno en el texto del proyecto. "Equidad no es darle a todo el mundo lo mismo sino a cada quien lo que corresponde", afirma Serpa, quien insiste en que lo suyo "no es un ataque al gobierno, ni al presidente Santos. Es una propuesta para modificar la estructura del proyecto".

Y es que Serpa no propone tumbar todos los aspectos de la iniciativa. De hecho, respalda que un porcentaje de las regalías se destine a la ciencia y la tecnología, así como a los fondos de ahorro y estabilización y desarrollo regional. Sin embargo, cree que las reglas de juego no deben ser las propuestas y que, en su criterio, las regiones productoras sí deben tener preferencia. "No es justo que por una piscina de olas y un velódromo construido hace años, con plata de las regalías, en una de las regiones productoras, cataloguen a los departamentos petroleros como corruptos", dice.

Como presidente que fue de la Asamblea Nacional Constituyente, el Gobernador es fiel defensor de la Carta de 1991, en especial en el frente de la descentralización. Y aunque el argumento de quienes se oponen al proyecto señalando que este acaba con la descentralización es polémico -pues en el texto del gobierno las regiones siguen teniendo margen de acción para definir proyectos y prioridades-, Serpa anota que "no es en el centro donde van a saber cuáles son las necesidades del departamento. Esas necesidades las conocen los gobernadores, los alcaldes, concejales y diputados".

Por esto, a punta de debates y de su experiencia como Gobernador -aunque apoye al presidente Santos y haga parte de la Unidad Nacional-, le pidió al gobierno que reformule el proyecto, que actualmente cursa su tercer debate en Cámara de Representantes. Y siente que estar al frente de un departamento productor y ser reconocido como uno de los mejores mandatarios regionales le da, a diferencia de otros de sus colegas, la autoridad moral para hacerlo. Hasta dónde llegará la fuerza de su batalla contra la ley de regalías se verá esta semana, cuando la iniciativa comience a discutirse en la Cámara de Representantes, el terreno más difícil para su aprobación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.