Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2006 12:00:00 AM

El barrio hecho galería

Diez murales gigantes hacen parte de la galería urbana que acaba de ser inaugurada en una de las zonas más pobres de Medellín.

Algunos vecinos de los barrios Popular y Andalucía de Medellín están pintados en la pared. Y pintados por decisión propia. Hace dos meses, comunicadores y trabajadores sociales de la Alcaldía comenzaron a preguntar, por la calles de esta comuna, quién quería que le pintaran la fachada de su casa. Varios respondieron afirmativamente y, al final, escogieron 10 casas. Sólo había una condición: que los dibujos mostraran parte de sus historias de vida.

Al comienzo las personas sólo querían pintar santos. Decían que gracias al Espíritu Santo, o al Sagrado Corazón, o a la Virgen del Carmen o al Arcángel San Gabriel, ellos estaban vivos. No han olvidado que tan sólo hace cuatro años la comuna nororiental era un hervidero de sangre y plomo producto de la guerra entre combos y milicias de Medellín.

Sin embargo, después de cinco domingos de talleres y prácticas, los artistas encargados de diseñar los murales convencieron a los dueños de las casas para que en las fachadas también pintaran sus sueños, sus aspiraciones y su cotidianidad. La idea era que, entre todos, tanto artistas como vecinos, pintaran por igual. Hubo algunos murales, incluso, en los que se llegó a reunir hasta 15 personas con pinceles. Eso explica, sin duda, por qué en un mes, menos de lo planeado, la exposición ya era una realidad.

La galería está ubicada entre las estaciones del Metrocable Andalucía y Popular y es imposible no verla cuando se viaja en los teleféricos. Los dibujos se ven enormes y los colores son tan llamativos, que hasta el más desprevenido se topa con ellos.

Cada mural tiene su propio nombre, puesto por el dueño de la casa. Encuentros, por ejemplo, muestra la cocina que Dora Pérez, la propietaria, siempre ha soñado. Una nevera ancha, un juego de ollas completo, una licuadora cromada... y tiene una particularidad adicional: la pintura está hecha en los restos de una pared que fue volada por una granada en los años difíciles de la comuna.

Miradas cotidianas es otro mural que muestra a doña María Rosales, la vendedora de mangos más popular del sector, acompañada por su inseparable mascota, la 'Negra', una gallina clueca tan famosa como la dueña. "Lo único que no me gustó del dibujo es que salió más bonita la negra que yo", dice doña María, que a sus 80 años continúa fiel a sus mangos en las afueras del colegio Federico Carrasquilla.

Según Luz Elli Carrasquilla, una de las impulsoras del proyecto, la idea con la galería urbana es sacar el arte de los museos. Las únicas referencias que tenían los habitantes de estos barrios sobre el arte -comenta Luz Elli- eran las gordas del maestro Botero. Esta galería hace parte de 290 intervenciones en educación, cultura, salud y deportes que la Alcaldía ha venido realizando en la comuna nororiental. El próximo 4 de noviembre, la Banda Sinfónica Juvenil de Antioquia dará un concierto gratuito en el Parque de la Paz y la Cultura, al frente de la Estación Andalucía del Metrocable.

En su renovada cara, la comuna nororiental de Medellín le está regalando sus calles a la cultura antes que a las armas. Y esto parece ser el propósito colectivo de los 170.000 habitantes del sector. Ahora todos mandan cartas al Alcalde para saber cuándo va a ser la próxima intervención. Quieren más murales y conciertos y parques. Pero con una condición, dice Ángel Horacio Santa, una de las primeras personas en habitar esta montaña de Medellín: "Que si me van a pintar otra vez, pues que me pongan más bonito".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?