Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1992/07/06 00:00

El "boom" del "show"

En muy poco tiempo Colombia pasó a las grandes ligas en uno de los negocios más movidos en el mundo: los espectáculos artísticos.

El "boom" del "show"

EL SALTO SE DIO HACE MEnos de un año. De ser un país que prácticamente no existía para los artistas extranjeros, Colombia pasó a convertirse en una de las más cotizadas plazas de espectáculos de Suramérica. Comenzaron a desfilar por sus escenarios estrellas de la talla de Gloria Estefan, REO Speedwagon, The real Mili Vanili, Richy Ray, Bobby Cruz, Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés y los grandes baladistas del momento. La lista, desde agosto del año pasado hasta hoy, es interminable. Y se completa esta semana con la presencia de más de 150 artistas extranjeros. Entre ellos, los más costosos de Latinoamérica: Juan Gabriel, Xuxa y Luis Miguel.
Con esta oleada de artistas la realización de shows pasó rápidamente a ser un negocio de marca mayor. Lo que antes era una empresa que tenía más riesgo de quiebra que de ganancia, se transformó en uno de los más seguros campos económicos, en donde se mueven cientos de millones de pesos. Los empresarios coinciden en afirmar que el espectáculo que abrió las puertas del país fue el Concierto de los 20 años de vida artística de Joe Arroyo. Un evento que contó con la presencia de los más grandes representantes de la salsa y la música tropical. Y que además logró una excelente respuesta de la gente. En una sola presentación, realizada en el estadio El Campín, se reunieron más de 80 mil espectadores.
Con el público asegurado, y sobre todo con el interés de los artistas por venir al país, los empresarios comenzaron a mirar más lejos. Se pensó entonces en traer a Gloria Estefan y su grupo Miami Sound Machine. Un proyecto que para muchos era como "arriesgarse a ir por lana con la seguridad de salir trasquilado". El contrato, sin embargo, se hizo realidad y la estrella de la música pop triunfó en Colombia. Su visita rompió en dos la historia del espectáculo. Pero además le demostró a los empresarios que el negocio no era nada fácil. Los honorarios pagados por una sola de sus presentaciones superaron los 155 mil dólares. Sin contar lo que tuvo que invertirse en el montaje del show y en los gastos de las 100 personas que la acompañaron durante la gira. Aunque la respuesta del público no pudo ser mejor -en Bogotá se vendieron 700 millones de pesos en boletería-, quedó claro que espectáculos de este tipo exigen inversiones de gran envergadura y que son muchos los ceros que se mueven.
Por eso no demoraron en hacer presencia en el negocio los medios de comunicación más fuertes -RCN y Caracol- respaldados por dos de los grandes grupos económicos del país. Son ellos los que ahora están detrás de los más importantes espectáculos. En los últimos meses los colombianos han escuchado, por las emisoras de RCN, las cuñas del "Show de América 500 años" y, por las de Caracol, las que promocionan la gira de Luis Miguel con Carlos Vives.
Las cifras que se han movido en estos dos eventos no son comparables con ninguno de los anteriores espectáculos realizados. Para el "Show de América" la inversión supera los dos mil millones de pesos. Y no podía ser menor cuando se reunieron 800 artistas, 200 de ellos internacionales, entre los que están figuras como Xuxa y Juan Gabriel, con sus respectivos elencos.
La visita de la artista brasileña costó -además de varios meses de persecución telefónica- 150 mil dólares netos por una sola presentación. Cifra a la que se le tiene que agregar los gastos de pasajes, viáticos y atención de su séquito de 100 personas. Con el mexicano Juan Gabriel, artista contratado en primera instancia por la Organización Ricardo Leyva, los gastos aumentaron: Sus dos presentaciones alcanzaron los 350 millones de pesos. En total, la contratación de los 800 artistas del show le implicó a RCN mil millones de pesos. Los otros miles quedaron repartidos en hoteles -en Bogotá están dos completamente saturados de artistas extranjeros-, transporte, viáticos, producción y decoración del escenario. Además de los 50 millones que les cuesta el alquiler de la sede de la Feria de Exposiciones, en donde se va a realizar el espectáculo.
Las cifras del concierto de Luis Miguel, organizado por el empresario Felipe Santos en asocio con Caracol, son de esa misma índole. La cuantía que se va a pagar por sus presentaciones no se conoce exactamente, aunque se señala un promedio de 90 millones de pesos. Pero de acuerdo con lo pagado por los shows de ese mismo artista en otros países de Suramérica, la cifra real puede llegar a ser mayor. La competencia entre ambas cadenas es evidente para muchos. Incluso se conoció la versión de que los organizadores de la gira del mexicano Luis Miguel tuvieron que adelantar la fecha de su presentación en Bogotá porque coincidía con la de la popular Xuxa. Aunque en la capital hay público para todo, quizá les pareció mejor no arriesgarse, pues los millones invertidos no son pocos.
Los grandes medios tienen varios puntos a favor en la realización de estos eventos. Es a ellos a los que les queda más fácil encontrar patrocinadores, al igual que asumir los gastos de publicidad. De acuerdo con el director de la Feria RCN, Alberto Upegui, solamente en cuñas radiales del Show de América se han gastado 700 millones de pesos. Una cifra que podría fácilmente arruinar a un empresario mediano. Además es mucho lo que ganan en imagen. "Si RCN quisiera hacer una campaña publicitaria que lograra resultados como los que está obteniendo a nivel mundial con el Show, tendría que invertir por lo menos 600 millones de pesos ", señala Upegui. Igual cosa sucede con Caracol, socio también de la gira de Ricardo Montaner. El proyecto de los medios se ve complementado, además, con la producción posterior de discos de los espectáculos. A este respecto han tenido muy buenas experiencias RCN y Caracol con las "Clásicas del Amor" y los vallenatos de Carlos Vives.
Pero si las inversiones son gigantes, los riesgos también lo son. El éxito de los espectáculos está en manos del público. En el concierto de Luis Miguel, que se realizará a finales de esta semana, los empresarios pretenden lograr un lleno total en El Campín. 30 mil espectadores que pagarán entradas que oscilan entre los 10 mil y 28 mil pesos. Si les va tan bien como les fue con la gira de Montaner, el triunfo está asegurado. Las cuentas son más demoradas de hacer con la feria de RCN. Según los cálculos de los organizadores, con un mínimo de 300 mil visitantes las ganancias comenzarán a verse. Pero este número es muy posible que se triplique. Si se cumplen las expectativas de 80 mil visitantes diarios, es decir 880 mil en los 11 días, el monto total en boletería superará los cinco mil millones de pesos.
La respuesta del público parece estar asegurada. Sobre todo teniendo en cuenta el éxito de los recientes espectáculos, en los que ha habido llenos totales sin importar el costo de la boletería. Así sucedió con Joan Manuel Serrat, en donde la entrada alcanzó la cifra de 25 mil pesos, y la boletería se agotó durante todas sus presentaciones en el país. Sin embargo, los fracasos también se ven. La propia organización Armín Torres -que invirtió una suma aproximada a los 100 millones de pesos con el reciente show de Ricky Martin y Miguel Mateo- señala que los resultados obtenidos con la gira de la cantante Ana Gabriel no fueron los esperados. Y hace apenas unas semanas, en el concierto de orquestas colombianas realizado en El Campín, el balance fue más que negativo. Asistieron menos de 10 mil espectadores.
Pero parece que los riesgos no son muy tenidos en cuenta. Sin pensarlo dos veces, y observando el éxito del mismo show en Venezuela, la empresa "Discos Rosven" decidió traer a todo el elenco de Disney World para realizar varias presentaciones en el país. Un espectáculo que exige una inversión de más de un millón de dólares y que parece estar completamente respaldada por las expectativas de taquilla.
Los empresarios están convencidos de que los colombianos van a continuar respondiendo a los grandes shows. Por eso los eventos que se tienen proyectados son de mayor dimensión que los actuales. No cabe duda de que para los artistas extranjeros Colombia dejó de ser el "patito feo" para convertirse en la "gallina de los huevos de oro". Y que, junto a Brasil, está considerado ya como uno de los "grandes del espectáculo" de Suramérica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.