Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/9/1999 12:00:00 AM

EL CAMPANAZO

Antes de sentarse a negociar, las Farc mataron a 37 soldados, se asomaron a Bogotá y tienen <BR>en la mira a varias de las principales ciudades del país.

Tome todas las medidas. Bloquée a Bogotá por las vías. Vamos ahí en el avance. Hay que
reventar por todos los lados. Por el de Soacha, el de Usme, por la vía a Chiquinquirá, por la salida a La Mesa,
por la vía del Alto de Rosas a Granada, Silvania, Fusa y Boquerón". Esa fue la orden que le impartió el
'Mono Jojoy', jefe militar de las Farc, a 'Romaña', comandante de esa organización subversiva en
Cundinamarca, a finales de junio para que desatara una ofensiva terrorista sin precedentes sobre la capital de
la República.
La conversación fue interceptada por inteligencia del Ejército. No era la primera. Por esos días el jefe
militar de las Farc impartió órdenes a diestra y siniestra. Todas ellas a sus comandantes de bloques con el
fin de que dieran inicio a una avanzada militar en varias de las más importantes capitales limítrofes a la
zona de distensión.
El primer zarpazo de las Farc ocurrió el jueves pasado en la población de Gutiérrez, localizada tan solo a
hora y media de Bogotá, al suroriente del departamento. Quinientos hombres al mando de 'Romaña'
enfrentaron por más de cinco horas a 90 soldados de las unidades móviles antiguerrillas. El resultado fue
trágico: 37 soldados perdieron la vida, mientras que, según intercepciones radiotelefónicas, murieron 35
guerrilleros.
Este nuevo golpe de las Farc hace parte de la ya conocida estrategia de ese grupo subversivo de golpear
militarmente sobre el terreno para ganar puntos en la mesa de negociación. Por tradición la guerrilla golpea
dos veces al año. Cada golpe es para recordarles a los colombianos que está más vigente que nunca.
En esta oportunidad, sin embargo, las Farc decidieron variar el libreto. Desde hace nueve meses hay 15.000
guerrilleros en la zona de distensión. Todos los frentes fueron reentrenados y abastecidos con armamento.
Las armas vinieron de Centro América, pasaron por Venezuela, y fueron arrojadas desde aviones en
paracaídas en las sabanas del Yarí (Caquetá). Según fuentes militares, ingresó de todo: armamento pesado,
misiles tierra-aire, fusiles AK47 y toneladas de munición.
Gran parte de ese material bélico, de acuerdo con informes de inteligencia, será utilizado en la ofensiva que
desplegará las Farc hasta el próximo 19 de julio, cuando se dé inicio oficial a las negociaciones con el
gobierno de Andrés Pastrana. La estrategia de las Farc es muy parecida a la que utilizaron los
norvietnamitas hace casi 30 años en su negociación de paz firmada en París en medio de las balas y el
fuego, que cobraron la vida de por lo menos 15.000 personas.
A diferencia de lo que ocurrió en Vietnam, donde no hubo territorios despejados, las Farc salen de la zona de
distensión, golpean a las Fuerzas Militares y de nuevo regresan a la zona de distensión, que por los
acuerdos de paz con el gobierno está vedada para las operaciones del Ejército. Este modus operandi de las
Farc, según los organismos de inteligencia, pone en la mira a varias ciudades aledañas a la zona de despeje.
Aunque lo ocurrido en Gutiérrez es bastante grave, todo hace pensar que en el futuro inmediato las acciones
podrían ser peores. Pero lo más delicado es que con este tipo de actos terroristas las Farc han demostrado
que ellas son las que están marcando el tiempo, modo y lugar de la negociación. Es por ello que 'Tirofijo'
fue quien, a la postre, determinó que las negociaciones debían empezar el 20 de julio y no el 7, como había
propuesto el gobierno. Además estableció que los miembros del comité temático debían asistir a las
audiencias públicas para alimentar a la mesa de negociación. Y como si todo fuera poco, también decidió
que las negociaciones serían en Uribe, el lugar donde estuvo por mucho tiempo su cuartel general y el mismo
donde las Farc sufrieron su única derrota militar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.