Lunes, 16 de enero de 2017

| 2015/10/16 08:00

La exfiscal Viviane Morales fue "desobligante y displicente": Tribunal de Medellín

En el fallo de esta corporación, en el que pide celeridad a la Comisión de Acusaciones en los procesos contra el expresidente Uribe, hay un capítulo dedicado a la senadora.

La exfiscal Viviane Morales fue "desobligante y displicente": Tribunal de Medellín Foto: Archivo SEMANA

Este jueves el Tribunal de Medellín dio un duro golpe al actual senador Álvaro Uribe Vélez. La Sala de Justicia y Paz de esa corporación ordenó a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes publicar, cada cuatro meses, un informe en el que se especifique el avance de las investigaciones que se adelanta en ese órgano judicial del Congreso en contra del expresidente.

La solicitud también se extendió a los fiscales delegados, a los que les han transferido investigaciones donde se le menciona a Uribe como la persona que “promocionó e impulsó los grupos paramilitares”.

En el fallo, de 786 páginas, se detallan los hechos en los que, supuestamente, el expresidente aparece vinculado con la expansión de los grupos de autodefensas y los graves actos cometidos por estos.

Los hechos que se le atribuyen al exmandatario son de gran calado. Aun así, según el Tribunal, en los despachos no se vieron avances por esclarecer todas esas acusaciones. Aparece entonces un capítulo dedicado a la exfiscal general y hoy senadora, Viviane Morales Hoyos.

En el documento se afirma que ella y el entonces fiscal quinto delegado ante la Corte, Eberto Rodríguez Hernández, recibieron un oficio de la Sala en donde se alertaba sobre los retardos y omisiones en las investigaciones que se adelantaban contra los generales Mario Montoya Uribe y Leonardo Gallego Castrillón por los delitos cometidos durante la Operación Orión, donde la fuerza pública en conjunto con los paramilitares se tomó la Comuna 13 de Medellín para sacar de allí a la guerrilla.
 
“A pesar de que se trataba de graves violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario. El proceso se había iniciado desde 1998 y continuaba en investigación previa. La fiscal general, antes que tomar los correctivos del caso y atender una decisión judicial adoptada en el curso de una audiencia, manifestó que ese ‘ruego para que se corrija y supere la situación’ era improcedente, pues la investigación era de su resorte e hizo caso omiso a esa advertencia", dice.

Y se resalta que "el proceso, luego de cinco años, continúa en investigación previa, según la última información que tiene la Sala y ni siquiera se ha abierto la instrucción a pesar de las graves violaciones enunciadas”.

Con base en eso, el Tribunal pidió expedir copias para investigar, entre otros, a la actual senadora y al entonces fiscal quinto delegado ante la Corte, Eberto Rodríguez, por "displicencia".

La noticia, al parecer, tomó por sorpresa a Morales. Ella habló con Blu Radio este viernes y aseguró que le “parece chistoso que estén enviando copias por displicencia y ser desobligante, no conozco ningún delito en el Código Penal que se llame así, tendrían que enjuiciarme ante el Manual de Carreño”.

La senadora aseguró que no conocía ninguna actuación judicial por estas dos conductas y agregó, sorprendida, que “estas investigaciones responden a hechos que ocurrieron en 1998, 12 años antes de que yo llegara a la Fiscalía General de la Nación”. Y recalcó que antes de ella había tres fiscales.

De todas maneras lo del Tribunal ha caído como un baldado de agua en las esferas políticas y judiciales del país que se despertaron este viernes con semejantes acusaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.