Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2004 12:00:00 AM

El cartel 'Luis Bitón'

Fue desarticulada una red que, en los principales centros comerciales de Bogotá, vendía productos falsificados de Louis Vuitton.

Hace un poco más de tres meses los investigadores del grupo de delitos económicos de la Dirección Central de Policía Judicial (Dijin) empezaron a notar una extraña tendencia en las calles de Bogotá. "Comenzamos a darnos cuenta de que mucha gente tenía carteras y productos de la marca Louis Vuitton. El asunto era inusual porque se trata de una marca a la que muy pocas personas tienen acceso. Era como si de un momento a otro en las calles de la ciudad empezaran a verse cientos de carros Rolls-Royce" ,afirmó uno de los oficiales de la Dijin

El que miembros del organismo de policía judicial e investigación más importante del país se fijaran en este asunto sin duda era algo curioso. Sin embargo, lo que parecía ser la simple percepción de una tendencia de moda en realidad se convirtió en el punto de partida para uno de los más inusuales operativos contra bandas de falsificadores.

Con más de 1.500 almacenes en todo el mundo, uno de ellos en el Centro Andino de Bogotá, la marca Louis Vuitton es una de las más reconocidas de su campo a nivel internacional. Desde su nacimiento, hace 150 años, sus productos se han caracterizado por la perfección, exclusividad y, especialmente, porque no están concebidos para un público masivo sino para aquellos que se ajustan a su estilo y pueden pagar precios muy altos. Esas características de distinción así como el reconocimiento de la marca la han puesto en la mira de los falsificadores en todo el mundo. En el museo Georges Pompidou de París hay una exhibición de bolsos Louis Vuitton como una muestra de los objetos más clonados del mundo.

Conscientes de que en el país el único almacén que existe y está autorizado para vender los productos Louis Vuitton es el que queda en el Centro Andino, a los investigadores de la Dijin no les quedó muy difícil deducir que el auge de los mismos en las calles bogotanas provenía de falsificadores. Durante tres meses comenzaron una dispendiosa labor de seguimiento con el fin de establecer los sitios y la red que estaba vendiendo las imitaciones.

Llegaron a algunos lugares en donde no es difícil conseguir todo tipo de productos piratas, como los Sanandresitos. No obstante, lo que sorprendió a los investigadores fue descubrir que las falsificaciones no sólo se conseguían en esos lugares sino en algunos locales de los más importantes centros comerciales del norte de Bogotá, como Unicentro o Hacienda Santa Bárbara. "Las personas acuden a los centros comerciales del norte porque creen que allí no hay productos piratas y asumen que están comprando algo original", dijo uno de los oficiales. A las 7 de la noche del martes de la semana pasada tres grupos de 50 hombres de la Dijin allanaron locales en Unicentro, Hacienda Santa Bárbara y el Portal de la 80. Al día siguiente hicieron lo mismo en los Sanandresitos. Fueron arrestadas 10 personas sindicadas del delito de usurpación de marcas y patentes. Confiscaron, entre carteras, billeteras y cinturones, 850 productos falsificados cuyo valor en el mercado está alrededor de los 1.000 millones de pesos.

Aunque algunas eran burdas falsificaciones, muchos de los productos, especialmente los que se vendían en los centros comerciales del norte, eran imitaciones de muy buena calidad. "Los precios en estos casos eran altos y un poco por debajo de los originales. Muchas personas fueron engañadas", afirma el investigador, quien dice que lo sorprendente es haber descubierto que reconocidos locales en Unicentro o Hacienda Santa Bárbara se hayan prestado para vender productos piratas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.