Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/02/17 00:00

¿El comandante 35?

La Fiscalía está investigando a Hernando Molina, gobernador de Cesar, por delitos muy graves. Molina es hijastro del Procurador General. Varios testimonios aseguran que hizo parte activa de las autodefensas.

Hernando Molina fue candidato único a la gobernación de Cesar en 2003. Testimonios que reposan en la Corte Suprema demostrarían que fue impuesto por ‘Jorge 40’.

La Fiscalía llamó a indagatoria a Hernando Molina. Lo extraño es que lo haya hecho la semana pasada, y no hace casi cuatro años, cuando los demás aspirantes a la Gobernación de Cesar fueron obligados a renunciar por las autodefensas. Molina terminó elegido como candidato único. Aun así, estuvo a punto de ser derrotado por los votos en blanco y no marcados que silenciosamente depositaron muchos electores.

Sobre Molina ya pesaba toda una leyenda negra. Su entrañable amistad con 'Jorge 40' es conocida por todos en Valledupar. En los círculos políticos, tanto de sus aliados como de la oposición, muchos aseguran que sus vínculos con las autodefensas en el pasado llegaron a ser tan estrechos, que a Molina se le conocía con el alias de 'Comandante 35' y que antes de ser gobernador participó en varios actos criminales como la masacre de El Cafetal, en Villanueva. También cuentan personas cercanas a él que su mamá, la 'Cacica' Consuelo Araújo Noguera, le consiguió un puesto diplomático en Centroamérica (fue cónsul en Guatemala) para alejarlo de la sombra de las autodefensas. Que apenas regresó a Cesar se convirtió en gobernador en 2003 no por elección sino por imposición de ese genio del mal que es 'Jorge 40'. Y que ha gobernado durante estos años con un equipo en buena medida concertado con las autodefensas.

Todos estos eran rumores hasta la semana pasada, cuando el Fiscal General de la Nación le abrió una investigación formal basado en varias denuncias. Una de ellas durmió el sueño de los justos en las oficinas del CTI en Valledupar, que nunca investigó al gobernador. Posteriormente, un fiscal especializado de Valledupar envió a Bogotá una carpeta con diversas denuncias, para que se investigara directamente desde la Fiscalía General en la capital. El expediente fue creciendo. En particular, hace un mes llegaron dos nuevas denuncias en las que se le vincula con hechos tan graves como las muertes de los indígenas kankuamos, una etnia que está siendo exterminada en medio de la guerra. También se incorporó a la investigación una fotografía donde Molina aparece en una fiesta con la esposa de 'Jorge 40' y con Álvaro Montero Monsalvo, conocido como 'papa Montero', quien, según el documento de la Fiscalía, es uno de los hombres de confianza del jefe paramilitar en asuntos de narcotráfico.

Todos estos elementos hicieron mérito para que el Fiscal lo llame a indagatoria para que responda por las sindicaciones de tener nexos con grupos paramilitares, el apoyo de estos a su candidatura a la Gobernación, los nombramientos de secretarios de despacho con el visto bueno de 'Jorge 40' y varios asesinatos.

A este grueso expediente se le sumó el viernes uno nuevo. Los testimonios que recogió la Corte Suprema de Justicia sobre la para-política en Cesar. Particularmente los de Cristian Moreno, un ex candidato a la Gobernación, conservador, que tuvo que desistir de su aspiración por las presiones permanentes que las autodefensas hicieron sobre él y su familia.

Tanto la Fiscalía como la Corte tienen información delicada sobre la injerencia de las autodefensas en la Gobernación de Cesar. Sobre las 'vacunas' que se cobra a los contratistas, a través de un hombre conocido como 'Santa' Mejía. También sobre la manera como fue obligado a renunciar el director del principal hospital del departamento, a quien lo sacaron de su oficina a empellones y con amenazas de muerte, para que luego resultara nombrado en ese cargo Ángel Maya, hermano del procurador Edgardo Maya, quien es padrastro de Molina.

La situación de Molina complica aun más la situación del clan Araújo, puesto que el gobernador es primo hermano de la Canciller y del senador Álvaro Araujo, y sobrino de Álvaro Araújo Noguera, quien también será investigado por secuestro. Pero quizás al hombre que más le tocará morder el polvo con este capítulo es al Procurador, quien en varias declaraciones recientes ha justificado la candidatura de Molina como fruto de un acuerdo político. Y porque sin duda, muchos pedirán las cuentas sobre la vigilancia que Maya le ha hecho a la Gobernación de Cesar en los últimos cuatro años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.