Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2010 12:00:00 AM

El cómic de Íngrid

Tres franceses, cansados de oír de Íngrid Betancourt en los medios de comunicación, decidieron burlarse de la imagen de la ex secuestrada en el cómic 'Íngrid de la jungla'. SEMANA publica algunas viñetas.

Unos días antes de la publicación de No hay silencio que no termine, el libro de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt sobre su secuestro, salió a la luz en Francia Íngrid de la jungla, un cómic que no deja en pie a ninguna figura relacionada con el plagio de la ex candidata presidencial. Políticos franceses y colombianos, guerrilleros y sobre todo la protagonista son víctimas de Serge Scotto, Eric Stoffel y Richard di Martino, autores del panfleto.

Después de la liberación de Íngrid, estos tres franceses trabajaron durante año y medio para producir el cómic. Cuando empezaron, les dijeron que su libro no tendría éxito, pues burlarse de una mujer tan popular en Francia no era buena idea. Sin embargo, según ellos, Íngrid acumuló tantos errores, como anunciar una demanda al Estado colombiano por el plagio, que el proyecto empezó a gustar en el país europeo. Finalmente, decidieron publicar el cómic casi al mismo tiempo que las memorias de Íngrid.

Para los autores no se trataba de ser crueles con su tragedia, sino de burlarse de la imagen de santa que les parecía que los medios de comunicación habían dado de ella.
 
“Queríamos superar la indigestión de la sobreexposición de la historia de Betancourt en los medios, dijo a SEMANA Sergio Scotto. No teníamos la intención de hacerle jaque a Íngrid. Ella no es responsable de la imagen que el régimen político francés y la televisión dieron de ella mientras estaba secuestrada”, aclara. En el cómic, Íngrid, de apellido ‘Pétancourt’, (un juego de palabras al limíte de la vulgaridad), se inventa un plagio con su amante ‘Raoulo’, guerrillero de las ‘Farce’ (farsa en francés), para despertar la compasión de la opinión pública, convertirse en un ícono mediático y llegar a ser Presidenta. Sin embargo, Raoulo la traiciona y la secuestra de verdad. También se muestra a una Íngrid egoísta con sus compañeros de cautiverio, aduladora con sus captores y arrogante en el momento de su liberación. Todo esto en medio de intentos de fuga, rescates frustrados e intríngulis políticos. SEMANA publica apartes del cómic, del que aún no se tiene pensada una edición en español.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.