Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2012 12:00:00 AM

El Concejo deberá actuar con hechos para ganarse la confianza: Juan Carlos Flórez

El concejal de la ASI, quien ha acompañado a Antanas Mockus durante varios años, empieza su tercer periodo en el cabildo de la ciudad. En diálogo con Semana.com habló de los principales desafíos del Concejo, los retos del alcalde Gustavo Petro y alertó sobre los problemas más importantes de la ciudad.

Semana.com: ¿Cómo ve usted el consejo que empieza esta legislatura?
Juan Carlos Flórez:
El Concejo tiene que responder ante una deuda que tiene ante la sociedad. En primer lugar de independencia, en los últimos ocho años el Concejo no la tuvo frente a los alcaldes de la ciudad, sino que tuvo dos rodilleras, una de puestos y la otra de contratos. De esa manera, los dos últimos alcaldes amordazaron cualquier crítica seria y sólida que viniera por parte de los concejales. Entonces se renunció al papel para el que son elegidos los concejales, que es el equilibrio de los pesos, de un control político a los alcaldes de la ciudad.
 
Semana.com: ¿Ese sentimiento de deuda es suyo o es compartido por más concejales?
J.C.F.:
No sabría decirlo porque es un cuerpo grande, de 45 personas, donde cada persona tiene una voz. Pero lo importante es establecer otra dinámica en la relación con el alcalde. Los últimos dos mandatarios y el Concejo no quisieron imaginarse un camino distinto de relacionarse que el del clientelismo y ese es un camino que supone problemas muy graves.
 
Semana.com: ¿Cómo cuáles?
J.C.F.:
El Concejo es como la junta directiva de una empresa, debe servir de freno, de contrapeso, debe dar concejos, aportar puntos de vista, orientar en determinados momentos al presidente de esa empresa. Ninguno de esos roles ha cumplido el Concejo en su conjunto en estos años. Y eso es muy grave porque Bogotá es la empresa más grande y compleja que tiene el país. Si el presidente, que es el alcalde, está amangualado con el concejo, como ocurrió en los últimos cuatro años, y buscan saquear la ciudad pues la situación es extremadamente grave. Y estas son las consecuencias, un alcalde que no terminó su periodo y un Concejo que no solo está bajo la lupa de la Fiscalía sino de otros organismos de control.
 
Semana.com: Pero ¿cómo recuperar la confianza en esa institución cuando 11 concejales elegidos están siendo investigados?
J.C.F.:
Con hechos, por sus obras los juzgareis. Esto ya no se arregla a punta de declaraciones ni de cambios de imagen sino con una voluntad muy de fondo.
 
Semana.com: ¿Cómo mira usted la relación que pueda tener el concejo con el alcalde Petro?
J.C.F.:
Yo quisiera oír una declaración por parte del doctor Petro en la que diga que no habrá puestos ni contratos durante su gobierno, que el Concejo no espere nada de eso. Todavía no la he escuchado. Uno esperaría, por la trayectoria del alcalde y por su postura durante sus legislaturas en el Congreso, que esa sea la única relación posible con el Concejo de la ciudad.
 
Semana.com: Es decir, ¿que la relación tendrá que ser de confrontación?
J.C.F.:
No de confrontación. Debe aclarar que la relación debe ser sin dadivas, sin chantajes, sin ofrecer puestos ni contratos. Mockus durante su alcaldía fue claro con el Concejo y eso no impidió que los proyectos se sacaran adelante. Es más, hay datos que demuestran que durante su periodo, Antanas logró sacar más proyectos que durante otras administraciones que aparentemente habrían tenido una mejor relación.
 
Semana.com: La fecha límite para elegir Contralor es febrero, ¿Qué le parece la terna que hay?
J.C.F.:
Con la terna que hay existe el riesgo de que volvamos a elegir mal, hay un señor Bitar que tiene una investigación en la Procuraduría. Pero le explico cuál es el problema más allá de los nombres, es un tema de responsabilidad. En el asunto de la terna hay una corresponsabilidad tanto del tribunal que la propone como del Concejo que es quien elije. Si no se hace a conciencia tanto la propuesta de la terna como su selección, terminamos escogiendo contralores chantajistas y a otros funcionarios que lo que buscan es obtener un lucro personal. (La Procuraduría General investiga a Carlos José Bitar exsecretario del Ministerio de TIC, por supuestamente dividir contratos de 2.500 millones de pesos para la empresa Redes y Comunicaciones de Colombia –Redcom- Ltda)
 
Semana.com: ¿Entonces se debería devolver la terna?
J.C.F.:
Yo creo que sí porque se debe escoger una persona de las más altas cualidades, que hoy no transmite la terna que hay.
 
Semana.com ¿Cuáles son los retos más, más urgentes que tiene el alcalde electo Gustavo Petro?
J.C.F.:
El alcalde electo y los funcionarios de este gabinete reciben varios chicharrones, pero el más grande es el Sistema Integrado de Transporte, SIT, es una iniciativa envenenada que le deja el Polo a Bogotá. Sus antecesores, Lucho y Samuel Moreno hablaron de esto pero ninguno lo entrego porque saben que es buenísimo echar carreta, pero ninguno se atrevió a montarlo.
 
Semana.com ¿Cuál es el problema del SIT?
J.C.F.:
El nuevo sistema no es mejor que el viejo. Habrá menos buses, menos frecuencia, menos rutas, y el pasaje será más caro. Además, la ciudad debe salir a buscar la plata, cerca de cien millones de dólares anuales es lo que falta por financiar del proyecto. Tampoco me ha gustado que Petro lo haya querido presentar como una innovación de él asegurando que los ricos les deben pagar a los pobres por viajar en bus, eso es peligroso y debería decir la verdad y es que no hay plata para financiarlo.
 
Semana.com ¿Qué otros problemas?
J.C.F.:
Un segundo chicharrón es el estado de los hospitales de Bogotá, donde se ha duplicado el gasto en salud y no se ha mejorado el beneficio a los usuarios. Los hospitales fueron entregados a las mafias y muchos de sus constructores son los testaferros de los políticos y de los Nule. También está el manejo en general del tránsito. Bogotá es una ciudad que colapsó y solucionar eso es muy difícil. Puede que uno sea partidario del transporte público, cómo yo que apoyo radicalmente el servicio público y renuncie a la camioneta que se nos otorgó en el Concejo, pero eso no quiere decir que no sea consciente de que la ciudad debe tener las vías y la infraestructura necesaria para los carros privados.
 
Semana.com: Y acerca del gabinete, ¿quién le gusta y quién no?
J.C.F.:
Al gabinete hay que darle un tiempo para que muestre sus capacidades, pero hay que lanzar algunas alertas tempranas porque los problemas de la ciudad son muy graves para que la gente llegue a aprender. Por un lado está Antonio Navarro que es un secretario de lujo, pero si miramos al gerente del acueducto (Diego Bravo Borda) que fue la cuota del procurador Ordoñez, por ese voto que le dio Petro en su elección, es una persona que viene de la CAR, nido de politiquería. También está el secretario de salud (Guillermo Alfonso Jaramillo) que viene del clientelismo del Tolima y de la clase que ha manejado mal el departamento.
 
Semana.com: ¿Usted va a ser opositor a Petro, igual que la U y cambio Radical?
J.C.F.:
A mí me parece que hacer oposición gratuitamente es dañino para la ciudad. Si el alcalde va a hacer cosas buenas pues hay que apoyarlo. Tendrá nuestro respaldo en temas como el del desarme, que en Medellín es una realidad; en la recuperación del centro; también hay que apoyarlo en acabar la corrupción de las mafias que controlan la salud. Si Petro decide gobernar sin contratos ni ninguna prebenda al Concejo yo lo apoyo. A 200 años del bicentenario la palabra que más me gusta es independencia, oposición por oposición no, pero independencia sí.
 
Semana.com: ¿Cómo se siente siendo una bancada de uno?
J.C.F.:
(Risas) Bien, es muy fácil, me levanto por la mañana, me veo en el espejo y cuadro las reuniones de manera muy fácil. Otra ventaja es que también es muy fácil ponerse de acuerdo en nuestros ideales.
 
Semana.com: La delincuencia, el tráfico o el clima no dan tregua a la ciudad y diera la impresión de que los bogotanos viven una especie de depresión colectiva. ¿Debe mirarse Bogotá en otra ciudad, imitar otros ejemplos?
J.C.F.:
Nosotros somos únicos y no hay que mirar afuera para poder resolver nuestros problemas. Bogotá se debe mirar en ella misma y en algunos ejemplos del pasado, cuando a pesar de que las cosas estuvieron mal la ciudad se pudo sacar delante.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.