Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2014 12:00:00 AM

Propuesta de Petro disparará consumo de alcohol

Expertos aseguran que mientras no existan controles constantes a la medida, esta no servirá.

La ampliación del horario de la rumba en Bogotá, que pasaría de las 3:00 a. m. a las 6:00 a. m.,  inicialmente en 14 zonas piloto, tendría un ingrediente perjudicial: el aumento del consumo de bebidas alcohólicas en la población considerada joven.

El Estudio Nacional de Sustancias Psicioactivas en Colombia 2013, revelado tan solo hace unos días por el Gobierno, muestra que la mayor tasa de uso actual de alcohol se presenta entre los jóvenes de 18 a 24 años (49,2 %), y entre la de 25 a 34 años (45,4 %).

Son las personas de estas edades las que asisten a los bares, discotecas y demás centros recreativos donde la música y las bebidas alcohólicas están dentro del menú de la rumba.

De acuerdo con el estudio mencionado, cerca de 2,6 millones de personas en Colombia con edades entre 12 y 65 años presentan un uso de alcohol que se puede considerar “riesgoso o perjudicial. Esto equivale al 31 % de los consumidores actuales de alcohol y al 11,1 % de la población de 12 a 65 años”.

Del total de los casi 2,6 millones de personas con consumo de riesgo o perjudicial de alcohol, 1,9 millones son hombres y el resto, mujeres.

Bogotá por su población presenta el mayor número de personas con consumo riesgoso o perjudicial, 561.393 ciudadanos. Sin embargo, es la cuarta ciudad que está por encima de la media del consumo nacional. Por delante está, por ejemplo, Chocó, seguida por Medellín y Boyacá.

Estos datos abrieron un interrogante: ¿el aumento del horario en 14 zonas de rumba podría ser equivalente al aumento del consumo? La respuesta es sí. Según el director de la Corporación Nuevos Rumbos, Augusto Pérez, sumarle más horas a la rumba equivale a una mayor ingesta de alcohol. Aunque no hay un porcentaje, “está demostrado con estudios que en la medida en que uno está más embriagado se acelera el consumo”.   

La Corporación también tiene estudios en los que demuestra que los accidentes ocurren después de la 3:00 a. m., por lo que la medida -según el experto- “va a disparar la accidentalidad y la criminalidad”.

Incluso, desde Nuevos Rumbos se plantea que los sitios de rumba deben adquirir mayores responsabilidades. Una de ellas es que capaciten a sus trabajadores para que detecten los signos que demuestren que una persona está pasada de tragos. “En Australia… si va a un bar y a esa persona lo atropella un carro… le hacen un juicio al propietario del negocio”.

Para el profesor y magister en toxicólogía de la Universidad Nacional William Quevedo existe una responsabilidad de los consumidores. “La gente que ingiera alcohol debe saber hasta dónde debe tomar”. El experto reclamó por medidas de convivencia ciudadana para aplicar cualquier cambio.

Las medidas que quiere implementar la Alcaldía
podrían ser positivas si se mantienen los controles a los sitios de rumba.

Para el subsecretario de Seguridad y Convivencia del Distrito, Jonathan Nieto, estas no son medidas improvisadas y lo que se busca es la calidad de la convivencia para los ciudadanos dentro de las zonas de rumba y acabar los negocios ilegales.

“Aquí estamos dando el primer paso de un ejercicio que no es de la noche a la mañana y que requiere de firmar acuerdos, pactos no sólo con los comerciantes sino con la gente que va a rumbear, iniciar un proceso de cultura democrática frente a la rumba”.  

Por ahora habrá que esperar los primeros resultados de las medidas para que se pueda determinar si estas se deben aumentar o cambiar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.