Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2014 12:00:00 AM

El daño que le hicieron los Nule a la tierra de Gabo

Los Nule son protagonistas de un detrimento de $23.000 millones destinados a la construcción de cinco acueductos en Magdalena.

El tiempo pasa y la huella de las irregularidades que cometieron las empresas del Grupo Nule sigue presente. Ya no es en Bogotá, donde contribuyeron al mayor descalabro de las finanzas públicas. Ahora su sombra aparece en la tierra de Gabriel García Márquez hasta donde llegó la mano oscura de este grupo. 

La Contraloría Auxiliar para el Sistema General de Regalías hizo público un informe este miércoles en el que evidencia que la entrega del millonario contrato de 108 mil millones de pesos provenientes de regalías por escalonamiento carbón a la empresa Aguas Kapital Macondo S.A E.S.P. para operación y construcción de obras en cinco municipios de Magdalena, fue un total fracaso y presentó todo tipo de anomalías.

“Violación al principio de selección objetiva, transparencia y responsabilidad, debido a que el contratista no cumplía con los requisitos técnicos y financieros, pues debía acreditar experiencia como prestador de los servicios públicos domiciliarios de acueducto, alcantarillado y sus actividades complementarias en forma continua durante los últimos tres años y de igual forma debía contar un patrimonio neto para cumplir financieramente, requerimientos que no fueron avalados”, dice el informe.

La historia se remonta a 2005 cuando se implementó el Plan Departamental de Agua para Magdalena (PDA) con dineros del Fondo Nacional de Regalías. Para ellos se destinaron 108.000 millones de pesos, que deberían ser distribuidos e invertidos durante cuatro años en los acueductos y alcantarillados de Aracataca, Ariguaní, Plato, Nueva Granada y Cerro de San Antonio.

Los dineros debían ser utilizados en cuatro etapas y a los Nule –contratados por Aguas de Magdalena S.A E.S.P. y Aguas de Macondo S.A E.S.P.- le giraron el anticipo para que iniciaran los trabajos. Pero pronto la empresa de los controvertidos empresarios dejaría ver la incapacidad para cumplir con las obras y por ello cedió el contrato a otra empresa (Aguas Regional de Macondo S.A E.S.P.) quien también incumplió.

Para la Contraloría la cesión del contrato de los Nule a Aguas Regional de Macondo S.A E.S.P. no tuvo la vigilancia suficiente y es por eso que hoy la lupa está en las empresas regionales que permitieron esta cesión. “La cesión del contrato no fue evaluada por las entidades contratantes a fin de establecer la conveniencia en el cumplimento de las obligaciones estipuladas, los fines esenciales de la contratación estatal y sobre todo el beneficio para la comunidad”.

Ahora la entidad de control determinará quiénes son los culpables de este descalabro que según las primeras pesquisas asciende a cerca de 23.000 millones de pesos, dineros que se enredaron en el camino de las contrataciones, cesiones e incumplimientos.

Porque lo cierto es que de las cuatro etapas propuestas para alcanzar la meta de dicho contrato, se cuenta hoy en día con obras inconclusas de la primera etapa y sin ninguna ejecución de las tres etapas siguientes, afectando así la calidad en la prestación y el acceso a los servicios de acueducto y alcantarillado de las cinco poblaciones violando derechos sociales, económicos y culturales de sus comunidades, situación que sigue siendo uno de los males que más aquejan a la región del nobel colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.