Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2009 12:00:00 AM

"El DAS me pidió información de Magistrados y congresistas"

Mario Aranguren se retira de la dirección de la Unidad de Inteligencia y Análisis Financiero (Uiaf) del Ministerio de Hacienda para facilitar la investigación sobre esta entidad en el caso de las 'chuzadas' del DAS. Dice que fue el director de Contrainteligencia del DAS quien le pidió información sobre personalidades y que él le informó de todo a la entonces directora de esa entidad.

SEMANA: Todo indica que en la Uiaf pueden estar las claves para saber quién está detrás de las 'chuzadas' del DAS ¿Es esto así?

MARIO ARANGUREN: En los últimos tres años el DAS le hizo cerca de 900 requerimientos a la Uiaf. Ya le envié copia de todos estos informes al Fiscal General, que es quien debe hacer esta investigación. Esperemos que determine qué responsabilidades hay. La Uiaf lo único que hace es cumplir con su función, y entregarles a las autoridades judiciales la información que nos solicitan. Todo se hace por escrito. Ahí están las solicitudes y las respectivas respuestas.

SEMANA: Si ha hecho bien su trabajo, ¿por qué renuncia?

M.A.: Hay una ingrata recordación cuando un funcionario aparece en temas de investigación. La opinión pública empieza a creer que uno se atornilla a los cargos. Yo no me atornillo. Yo doy un paso al costado para que se investigue y se verifique que no hicimos nada indebido. Sólo cumplimos la ley que nos ordena entregar información a solicitud de una entidad judicial. Es un trámite normal. A diario recibimos unos 30 requerimientos entre la Fiscalía, el CTI, la Policía, la Dijín y el DAS, y les damos respuesta inmediata.

SEMANA: En los medios circulan versiones de que lo van a investigar por abuso de autoridad y uso indebido de información clasificada. ¿Le teme a eso?

M.A.: No temo porque no he hecho nada ilegal. Por eso me retiro. Dejo los archivos de la Uiaf para que entren la Procuraduría y la Fiscalía libremente y miren todo lo que necesiten. El día que me llame una autoridad de estas, iré con gusto y explicaré cada una de las solicitudes de información que me hicieron y cada una de las respuestas que dimos.

SEMANA: ¿Cómo dice que no hizo nada indebido cuando ya se sabe que la Uiaf elaboró informes de inteligencia sobre magistrados de la Corte Suprema de Justicia?

M.A.: Hubo un caso que se originó de un reporte de operación sospechosa de un particular en el que aparecieron dos magistrados. Ese informe se le envió a la Fiscalía General, como siempre se hace, y se le dio copia al DAS cuando solicitaron información sobre esos magistrados.

SEMANA: Pero fueron más de dos los magistrados a los que les hicieron inteligencia. ¿Por qué se produjo esa información?

M.A.: El DAS solicitó información adicional de otros magistrados, y se les entregó lo que nos pidieron, y adicionalmente, copia del informe que habíamos hecho.

SEMANA: ¿De cuántos magistrados les solicitaron información?

M.A.: De la mayoría de la Corte Suprema. No me pida detalles.

SEMANA: ¿Y en qué período?

M.A.: En los últimos dos años.

SEMANA: ¿Quién del DAS les pidió esta información?

M.A.: En todos los casos la pidió el director de Contrainteligencia del DAS de ese momento, Jorge Alberto Lagos.

SEMANA: ¿Y él sí era un funcionario autorizado para pedirles esta información?

M.A.: Hay un convenio entre el DAS y la Uiaf en el se define quiénes son los únicos autorizados a pedir información, y allí está incluido el cargo del director de Contrainteligencia. Y, desde cuando yo llegué a la dirección, siempre le envío una copia firmada por mí a la máxima autoridad de cada entidad que me pide información, diciéndole que mediante el oficio número tal, el funcionario tal nos solicitó una información, y que la Uiaf le dio respuesta mediante el oficio número tal.

SEMANA: ¿Es decir que en el caso concreto de la información de los magistrados, la directora del DAS sabía que ustedes les habían enviado información a sus funcionarios?

M.A.: Sí. En todos los casos se le entregó esa copia firmada por mí al director de la entidad, en este caso la entonces directora del DAS, donde le cuento que le entregué información a Contrainteligencia.

SEMANA: ¿Qué tipo de información es la que maneja la Uiaf?

M.A.: Tenemos información de transacciones cambiarias, de las transacciones en efectivo que se hacen a través del sistema financiero. Cuando una persona cambia un cheque mayor a 10 millones de pesos o deposita más de esta suma, nosotros sabemos. Los bancos nos transmiten esa información y actualizan nuestras bases de datos. Tenemos datos de compra y venta de vehículos, actos notariales, comercio exterior, avalúos catastrales, propiedad de predios urbanos y rurales, de líneas celulares, y reportes de operaciones sospechosas, esas son nuestras bases de datos.

SEMANA: ¿Y esa es la información que les solicitó el DAS?

M.A.: Sí, la que teníamos en la base de datos.

SEMANA: ¿Y a usted no le pareció raro que le solicitaran una información tan confidencial de los magistrados de la Corte Suprema?

M.A.: Nosotros somos extremadamente celosos con la información y hasta somos más restrictivos en su manejo que conceptos y jurisprudencia que ha emitido el Consejo de Estado. Solamente les entregamos información a las autoridades judiciales. Pero la ley no nos permite discutir la exigencia de la información. Yo no le podría decir a un fiscal, al CTI, ni a la Policía, ni al DAS, ¿por qué están investigando a fulano de tal, ni si tiene competencia para hacer esas investigaciones o no. Nosotros no hacemos juicios de valor sobre a quién están las autoridades judiciales investigando.

SEMANA: ¿Y el DAS le ha pedido información sobre políticos?

M.A.: Ha habido solicitud de información de parlamentarios. Algunos de ellos han sido involucrados con temas de para-política. Entienda que no puedo dar más detalles.

SEMANA: ¿También de ex presidentes?

M.A.: No nos han solicitado.

SEMANA: ¿De líderes de la oposición?

M.A.: En algunos casos hay unos reportes de operaciones sospechosas en las cuales hemos elaborado informes de inteligencia que los tiene la Fiscalía General de la República.

SEMANA: ¿En algún momento algún funcionario de la Presidencia o del alto gobierno diferente al DAS le pidió información a la Uiaf?

M.A.: Nunca.

SEMANA: ¿No considera que su renuncia es una medida excesiva?

M.A.: Yo no quiero propiciar debates en la opinión pública en los que se dé la sensación de que me quedo como director de la Uiaf, prestándome para manipular u ocultar información. Me pueden decir que es exagerada mi renuncia. Bienvenido, pero en lo que ha sucedido no debe quedar duda de mi transparencia.

SEMANA: Sin embargo, en este escándalo los funcionarios que se han ido han dejado en el aire de que lo hacen porque algo deben. ¿Es este su caso?

M.A.: Al contrario. Tengo una trayectoria de toda una vida dedicada al sector público, no sólo en Colombia. Lo que debe hacer un funcionario en estos casos es facilitar la investigación. Esta es una entidad muy respetable, no hacemos cosas indebidas. Incluso el año pasado nos ganamos el premio de alta gerencia, como la mejor entidad del sector público colombiano, y junto con Brasil somos la mejor entidad de inteligencia financiera del continente, y si hay un cuestionamiento a su director, debo actuar con transparencia.

SEMANA: ¿Qué sensación le queda de todo esto?

M.A.: Me queda una sensación jarta. Mi papá siempre me decía que el que tiene que dar explicaciones en la vida, lleva las de perder. Uno tiene que hacer las cosas para no dar explicaciones, y aquí estoy dando explicaciones y dando la cara al país. Si alguien hizo algo indebido, debe ser sancionado. Hicimos lo que la ley nos dice. Entregamos información de inteligencia financiera, sin ningún juicio de valor, a una entidad competente. Renuncio para beneficio de la entidad.

SEMANA: ¿Esta es una renuncia irrevocable definitiva al sector público?

M.A.: Sabe que sí. Toda mi vida la he dedicado al sector público, y ahora la voy a dedicar para trabajar para mí.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.