Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/18/2012 12:00:00 AM

El 'día D' del fuero militar

La Cámara de Representantes ya evacuó la reforma al fuero pero el Senado aún no despeja el camino, por lo que las contradictorias ‘dos pistas’ siguen vigentes. En ‘voto finish’, el Senado decidirá si lo mantiene o lo retira de la reforma a la justicia.

Día decisivo para el fuero militar. Después de que la Cámara de Representantes le dio vía libre al nuevo proyecto integral de reforma a la justicia penal militar, este miércoles la Comisión Primera del Senado deberá resolver la controversia política del primer semestre del año: si el fuero militar se elimina de la reforma a la justicia, como quiere el presidente Juan Manuel Santos y a lo que se opone el expresidente Álvaro Uribe.

El pasado 18 de febrero, los ministros de Justicia y de Defensa, Juan Carlos Esguerra y Juan Carlos Pinzón, le anunciaron al país que el reclamo de los militares, el fortalecimiento del fuero militar, que consideran crucial para la “ofensiva final” contra las FARC, sería retirado de la reforma judicial. Pero los partidos de La U y el Conservador se opusieron. Y aún lo hacen.

Exactamente dos meses después, la Comisión Primera del Senado tendrá que ponerle punto final a la controversia. Pues a falta de consenso pleno, los senadores deberán definir su posición y someterla al escrutinio. La votación se presume como un auténtico ‘voto finish’.

En estos dos meses, Juan Manuel Santos intentó de todas las formas convencer a los escépticos. Se reunió por separado con los senadores de su partido, La U, y con los del partido Conservador. Reuniones que nunca consiguieron el objetivo, pues los dos partidos aún mantienen su oposición.

Mientras tanto, el expresidente Álvaro Uribe aprovechó el ambiente para opinar de forma insistente, pero también para agudizar sus diferencias no solo con las formas, también con los conceptos del actual gobierno. E intentó hasta el último momento entorpecer el propósito de Santos, al reunirse con los cinco senadores de La U que tienen el voto definitivo.

El 'voto finish'

La ponencia para el quinto debate de la reforma a la Justicia no incluyó el artículo 12, el de la polémica. En teoría, el fuero militar está excluido del proyecto. Pero al haber sido aprobado en los cuatro debates precedentes, sigue vivo. Más aún con la proposición firmada por los senadores Juan Carlos Vélez (la U) y Eduardo Enríquez Maya (P. Conservador) que piden a la Comisión Primera del Senado mantener el fuero militar.

Esa circunstancia obligará a que los partidos políticos abandonen la retórica y voten, de una vez por todas, cómo se debe hacer ajustes al fuero de los uniformados.
En la Comisión Primera del Senado tienen asiento 18 senadores. La reforma a la justicia, por ser una reforma a la Constitución, necesita ser aprobada por mayoría calificada. Es decir, por la mitad más uno de todo el quórum de la Comisión, es decir 10 votos.

Allí las posturas están igualadas. Porque los cuatro senadores del Partido Liberal (Jesús Ignacio García, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán y Luis Fernando Velasco) y el del Partido Verde (Jorge Londoño) votarán porque se retire el fuero militar.

En teoría, la posición de Santos sobre el fuero parte con el apoyo incondicional de cinco senadores. Necesita otros cinco votos.
Dos podrían ser los del Polo Democrático (los de los senadores Luis Carlos Avellaneda y Parmenio Cuellar), que se oponen a que el Congreso legisle para reformar el fuero militar, bien sea en la reforma a la justicia o a través de otro proyecto.

Sobre el papel, los polistas votarían para excluirlo de la reforma a la justicia, pero en la víspera, fueron derrotados en su empeño de presentar una reforma a la justicia alternativa. Una derrota que se desconoce si deja heridas. Este miércoles podrían ausentarse del debate.

Y la posición del fuero militar que defiende el expresidente Álvaro Uribe, es decir mantenerlo en el proyecto, partiría con mayoría.
Porque a vuelo de pájaro sería respaldada por el partido de La U que tiene cinco senadores (Juan Carlos Vélez, Carlos Soto, Manuel Enríquez, Karime Motta y Roy Barreras) y el Partido Conservador que tiene cuatro curules (las de Juan Manuel Corzo, Eduardo Enríquez Maya, Roberto Gerlein y Hernán Andrade).

Pero al interior de estos dos partidos también hay posturas divergentes. Porque de los cinco de La U, dos, Karime Motta y Roy Barreras, y de los cuatro conservadores, uno, Roberto Gerlein, consideran que la fórmula para reformar el fuero es como la propone Santos.

En consecuencia la posición del expresidente Uribe parte con 6 votos, mientras la de Santos lo hace con 8. Ninguna de ellas tiene la mayoría.

Santos necesita dos votos, Uribe cuatro. Y precisamente hay cuatro votos en juego. Además de los del Polo, que de estar en el debate le darían la mayoría a la postura de Santos, los dos del PIN (el de los senadores Hemel Hurtado y Doris Vega) podrían suponerse decisivos. Pero el PIN, aunque estuvo en la coalición de Uribe bajo el nombre de Convergencia Ciudadana, ahora se ha comportado incondicional a Santos, pues nunca se ha opuesto a nada y ha salvado varios proyectos que estaban tambaleando.

Pero en el Congreso las cosas nunca salen como están en el papel. Este 18 de abril, dos meses después de que se inició la mayor controversia política de lo que va del año, podría resolverse definitivamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.