Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/2010 12:00:00 AM

El día D de Germán

En la convención de Cambio Radical se sabrá cuántas naves zarparán con Vargas Lleras en la recta final de la campaña.

Germán Vargas es quizás el candidato que más propuestas ha divulgado ante el país. Lo ha recorrido presentando documentos serios y técnicos sobre temas que van desde la política de infraestructura hasta la de deportes, pasando por las de vivienda, salud, pobreza y reforma tributaria.

Pero las propuestas de Germán, como las de los otros candidatos, han tenido poco espacio en los medios y un tímido impacto en los electores. Todo por cuenta de que el mundo político y la sicología de la opinión están más preocupados por el futuro del referendo reeleccionista que por los debates presidenciales.

No obstante, Vargas espera que -al menos en su caso- esta situación mejore después del sábado, cuando se realizará la Convención de Cambio Radical. Aunque desde 2009 es candidato, ese día oficializará su aspiración, presentará la esencia de su programa y anunciará las listas al Congreso.

Pero, más allá de los formalismos, esta convención es particularmente importante porque en ella se definirá cuántas naves zarparán con él en la recta final de la campaña, es decir, cuáles políticos están y cuáles no con su candidatura.

Al fin y al cabo, desde cuando él anunció que no estaba de acuerdo con una nueva reelección y luego de que la reforma política permitió temporalmente el 'transfuguismo' de los congresistas, de su partido salieron en desbandada cuatro senadores y seis representantes que prefirieron refugiarse en las filas uribistas. A ellos se sumaron concejales y diputados de varios departamentos. El candidato, incluso, mencionó que el gobierno estaba conquistando integrantes de su bancada con ofrecimientos burocráticos.

Por eso, y para prevenir que le pase lo mismo, en la convención del sábado Vargas pedirá a cientos de delegados que le aprueben, como presidente del partido, más facultades para controlar la bancada. Entre ellas, las de sancionar a aquellos que eventualmente decidan apoyar la reelección de Uribe. "Germán insiste en que quien se suba a su bus, después de la convención no podrá bajarse", dice uno de sus asesores.

Entre algunos congresistas del partido hay varios escépticos de que Vargas logre la fidelidad absoluta de los congresistas. Más de uno dice que incluso el propio Fuad Char, cabeza de lista al Senado, preferiría a Uribe en caso de que el referendo pase, y que en la convención será difícil que le aprueben estas facultades.

Pero el olfato político de Vargas es reconocido y seguramente él no se dará la pela de someter a votación algo sin posibilidades de ser aprobado. Entre sus escuderos se dice que el anuncio de estas facultadesya ha tenido efectos. Así, por ejemplo, la senadora Nancy Patricia Gutiérrez, uribista purasangre, se retirará del Congreso y en vez de promover el referendo, apoyará la campaña de su colega Rodrigo Lara, leal a Germán.

Por último, Vargas ratificará que irá solo a las elecciones. Además de que ya venció el plazo para que los partidos soliciten realizar consultas interpartidistas, una alianza entre Cambio Radical y otro partido es inviable. Sobre todo con el Liberal, con el cual el candidato renunció a cualquier acuerdo antes de la primera vuelta.

Abstenerse de hacer alianzas será un reto particularmente importante para Germán. Él mismo ha insistido en lo difícil que es que un partido, por sí solo, sume los votos para competirle al Presidente o para consolidar mayorías en el Congreso. Sin embargo, haberse aliado con el liberalismo habría agravado aún más su propia encrucijada: tener un electorado aún uribista, pero oponerse a una segunda reelección.

Desde hace una semana, una cuadrilla de técnicos alista las modernas pantallas y el espectáculo de pólvora fría con el que Germán Vargas quiere cerrar su convención y salir aclamado del Centro de Convenciones de Bogotá. No en vano lo que suceda será un augurio para saber si sus detractores tienen razón cuando afirman que Cambio Radical fue desmantelado por el uribismo o para saber si este partido seguirá siendo, como lo espera Germán, una de las fuerzas electorales más grandes del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?