Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2012 12:00:00 AM

"El día de la protestas de TM hubo mucha torpeza de todos": Personero

Ricardo María Cañón tuvo que afrontar la crisis más dura de la administración del alcalde Petro, tan solo una semana después de estar en el cargo. En diálogo con Semana.com el personero distrital habló de las protestas que se vivieron en la ciudad.

Semana.com: ¿Cómo se observó desde la Personería los incidentes ocurridos durante la semana pasada contra las instalaciones de Transmilenio?
 
Ricardo María Cañón: Yo tengo una reflexión y es que usted no puede arreglar la casa tumbándola. Y con Transmilenio pasó algo parecido, sí tenemos que arreglar algo pero la forma no es destruirla, esa lógica no se puede manejar. Efectivamente tenemos derechos, como el de tener un buen servicio de transporte, pero para tramitar su reclamación no puede dañar el sistema.
 
Además Transmilenio como concepto se volvió el lugar preferido por todos aquellos que quiere protestar por algo. Todos los problemas los estamos tramitando a través de Transmilenio porque sabemos que nos hacemos notar, entonces hay 100 o 500 personas que se manifiestan pero que afectan a 1,7 millones de personas que tienen derecho a movilizarse.

Semana.com: ¿Qué hubo detrás de las protestas?
 
R.M.C.: Yo pienso que hay mucha torpeza, esa es una palabra que se aplica al caso porque yo puedo tener mis derechos, pero hombre no seamos torpes.

Semana.com: ¿Torpeza de quién?
 
R.M.C.: De todos, de los ciudadanos, de los grupos de amigos o de asociaciones o como se quieran llamar. Entonces desde aquí nos toca ser mucho más reflexivos, nos toca tener mucha más claridad en las cosas y si realmente nos preocupa el sistema nos toca es sentarnos con las personas que están involucradas: la administración, los operadores, los ciudadanos, la Personería, la Contraloría, la Procuraduría y hablar con buena voluntad. Y sobre todo ser mucho más conscientes de lo que significa equivocarse.

Semana.com: Después de lo que observaron ¿usted cree que las manifestaciones se salieron de control o que hubo alguien detrás de las protestas?
 
R.M.C.: A mí me toca ser muy juicioso y prudente con las afirmaciones que haga, además si pido prudencia y cuidado pues me toca a mi dar ejemplo.

Semana.com: Pero sí se inició una investigación en el caso de la funcionaria de la Alcaldía Selma Asprilla, quien apareció en un video invitando a los usuarios a ejercer presión ciudadana para modificar los contratos de los operadores de Transmilenio.
 
R.M.C.: Sí y hay que aclarar que ella no es funcionaria sino que es contratista de la Alcaldía, por eso no podemos seguir nosotros con la investigación. Le cuento: El día lunes iniciamos la investigación preliminar a raíz de la denuncia realizada por el concejal Fernando López. Esa misma tarde ordenamos por auto una investigación preliminar.
 
Al día siguiente hubo funcionarios de la Personería que se desplazaron allá para hacer entrevistas sobre lo sucedido y mirar el vínculo de esa persona con la administración, entonces encontramos que ella es contratista y no funcionaria.
 
Nosotros como Personería no somos competentes para investigar a contratistas y por eso el día jueves lo enviamos a la Procuraduría, quienes sí tienen la competencia para continuar con el procedimiento.

Semana.com: Usted le pidió al Congreso que tramite una ley que defina como delito grave y castigue de manera ejemplar el acto de atentar contra el patrimonio público. ¿Cómo sería esa iniciativa?
 
R.M.C.: Ya existen normas y tenemos muchas sanciones en el país, pero yo encuentro que en los casos de los bienes públicos no se va directamente al tema. En medio de todo lo que pasa en el país el daño en cosa ajena parece como algo que no es importante.
 
¿Qué pretendo yo? Que se construya un tipo especial como por ejemplo interferencia en el servicio público y daño en bienes de uso público. Algo que el ciudadano diga que si uno daña esto pues se va con tal sanción. Para que entendamos que yo no puedo coger lo que no es mío.

Semana.com: ¿Pero no es mandar un mensaje intimidatorio a los que protestan pacíficamente?
 
R.M.C.: La protesta pacífica es un derecho, pero el derecho a ejercer la protesta tiene deberes pegados, que son los de no hacer daño a otros.

Semana.com: Pero cuando hay dos grupos que coinciden en un mismo lugar, por un lado los pacíficos y por otro los violentos, en el momento de los altercados y de la confusión ¿cómo se sabe quienes lanzaron piedra y quienes no?
 
R.M.C.: Mire lo interesante, a partir de esta propuesta estamos empezando a pensar en cómo hacer el ejercicio del derecho a la protesta y evitar que sea algo como suelto, como loco y que se pueda establecer cómo voy a protestar y dónde.
 
¿Cuál es la conclusión para la Personería de cómo se manejó la grave crisis que vivió la ciudad?
 
R.M.C.: Es una pregunta muy complicada, porque si yo digo ahorita algo y si llegó a calificar a la administración yo ya quedo impedido para manifestarme en segunda instancia.

Semana.com: Entonces se la intento cambiar, ¿qué recomendaciones les hace a los ciudadanos y funcionarios para afrontar una próxima situación similar?
 
R.M.C.: A todos les digo que los bienes públicos son absolutamente sagrados, que el servicio público es sagrado y que si tenemos derechos también tenemos deberes, tanto para los ciudadanos como para la administración.

Semana.com: ¿Cuáles son las principales denuncias y las más graves con las que se ha encontrado en la Personería?
 
R.M.C.: Hay muchos temas, pero primero que todo estamos empeñados en actualizar a la entidad. Es que los funcionarios y los ciudadanos recobren el sentido del significado de los organismos de control como esto. Como temas importantes está la Ley de Víctimas que nos corresponde una etapa de su desarrollo, y la aplicación de la Ley del Consumidor, que es muy importante.

Semana.com: Le gusta la idea del libro blanco que hizo el gobernador de Antioquia Sergio Fajardo, como fórmula para establecer las responsabilidades de su antecesor, en este caso de Francisco Rojas Birry, destituido por la Procuraduría por doce años.
 
R.M.C.: A mí me preocupa de esos esfuerzos que se pierda mucho tiempo. Me parece que está bien pero me interesa más el presente y el futuro. Ahora bien, si hay errores de carácter penal o disciplinario, es mi obligación actuar y lo voy a hacer, estén absolutamente seguros de eso.

Semana.com: Usted tiene fama por su trayectoria política de ser un hombre estudioso y sin ánimos de asumir grandes protagonismos, en términos del portal La Silla Vacía, de no asustar a nadie. ¿Considera que la Personería requiere de una voz visible o piensa que su trabajo debe ser de bajo perfil?
 
R.M.C.: Aquí el bajo perfil no puede existir, porque yo tengo que asumir la responsabilidad de mi función. Lo qué pasa es que a veces lo malinterpretan a uno porque cuando dicen mire ese tipo es juicioso, ese calificativo, que es bueno, significa que uno es medio bobito, porque nos gusta la fuerza ni las cosas no tan reflexivas.
 
A mí me interesa que lo que yo haga tenga un impacto real. No es mi intención decir ya llegué yo, ¡asústense! No. Yo soy un tipo serio y juicioso con mis responsabilidades.

Semana.com: ¿Le hace usted alguna recomendación al alcalde Petro respecto al uso de Twitter?
 
R.M.C.: Se la hago a todos los gobernantes, se debe utilizar para comunicar pero no para gobernar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.