Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2012 12:00:00 AM

El día en que el terrorismo se le atravesó a Aura Quiñones

Los nombres de las víctimas fatales del atentado que sacudió el centro de Tumaco este jueves apenas se empiezan a conocer. Aura Quiñones, Jorge Palacios y Óscar Andrés Cuenú son solo tres de las 9 personas que perdieron su vida y a quienes hoy despide el puerto nariñense.

Después del mediodía del jueves un fuerte ruido silenció a Tumaco. Una bomba explotaba en la sede de la policía de la ciudad, ubicada en la calle Mosquera, una de las vías más transitadas del municipio. El hecho dejó 9 muertos y 71 heridos.

Aura Dalia Quiñones, hija de la señora Petrona Valencia y el señor Arturo Quiñones, trabajaba como funcionaria del SISBEN desde hace seis años, atendiendo a las personas más desfavorecidas de Tumaco. Aura se dirigía a su trabajo en el momento de la explosión, murió a los 36 años de edad. Sobre las 5 de la tarde sus familiares confirmaban su muerte.

Los familiares de Aura sólo tienen buenas palabras para ella: “Era una persona honesta, trabajadora, responsable, una buena hija, hermana y una excelente madre, amaba su trabajo, no le gustaba dejar nada al azar”, recuerdan en medio de la tristeza.

Su hijo, Cristian Andrés Quiñones, de 15 años de edad, ruega que su madre desde el cielo lo cuide y lo ayude a superar el dolor que hoy le causa su partida.

Con lágrimas en los ojos lamenta que su mamá no esté a su lado para juntos hacer sus sueños realidad. El chico afirma que no es fácil seguir adelante sin el apoyo de su madre, con quien disfrutaba compartir cada momento de su vida.

Dalia aprovechaba su tiempo libre para ayudar a su hijo a realizar sus tareas. “Siempre me decía que tenía que ser un buen profesional, el mejor”, recuerda.

Cristian nunca imaginó que el pasado primero de febrero del 2012 fuera la última vez que iba a ver la sonrisa de su madre. Jamás imaginó que en aquella detonación se fueran sus ilusiones y las de su mamá.

El joven y el profesor

Dentro de las víctimas de este atentado explosivo también se identificó al señor Jorge Palacios, profesor de educación física del Colegio Misional Santa Teresita, quien fue reconocido por dirigir los juegos estudiantiles en la fase nacional, representando al departamento de Nariño.

Otra de los fallecidos fue el joven Óscar Andrés Cuenú, de 20 años de edad, un chico que se ganaba la vida vendiendo helados Bon-ice. Oscar Andrés transitaba por la zona en el momento de la explosión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.