Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2013 12:00:00 AM

El diario alemán que ofendió a Bogotá

La capital del país es la "ciudad más criminal del mundo", según 'Bild', el periódico más vendido en Europa.

La popularidad del periódico alemán Bild llegó a Colombia, pero por la puerta de atrás. El diario más vendido en Alemania calificó a Bogotá como “la ciudad más criminal del mundo”, a propósito de la visita de su presidente, Joachim Gauck, al país.

El escandaloso titular que da la vuelta al mundo fue publicado ni más ni menos que por el periódico con mayor tiraje en Europa. Incluso, para celebrar su sexagésimo aniversario, en junio del 2012, se imprimieron 41 millones de ejemplares, una tirada récord para un tabloide.

"¡Hoy es un día especial! Bild celebra su 60 cumpleaños y este periódico es un regalo de cumpleaños para usted", se lee en la portada del número conmemorativo, admirada en su momento como una acción publicitaria “única”.

El diario sensacionalista, fundado en 1952, pertenece al grupo editorial Axel Springer, dueño de numerosos medios, a quien algunos tachan de ultraderechista. 

En su primer día, el diario tiró 455.000 ejemplares. En junio del 2012, la agencia de noticias EFE aseguró que el medio ronda las 12 millones de unidades diarias en varias ediciones regionales. 

Aunque Bild no es un medio formador de opinión, goza de gran influencia por el alto número de lectores. Mientras para algunos lectores, el diario publica grandes titulares y está escrito en un lenguaje sencillo, para otros es un diario exagerado y manipulador.

Camilo Jiménez, periodista de SEMANA y quien vivió en Alemania 11 años, conoció el tabloide y así lo recuerda.“Aunque es en alemán y no todo el mundo lo va a leer, es muy grande y poderoso. Sus dueños siempre han tenido una línea editorial conservadora”, dice.

Sin duda, las polémicas decisiones han popularizado a este diario. En los años sesenta, recuerda Jiménez, el periódico protagonizó un “escándalo gigante al estigmatizar a cientos de jóvenes estudiantes, que estaban indignados con la presencia de ‘viejos nazis’ en las instituciones. Con su reacción, Bild fue un factor para que el movimiento estudiantil se radicalizara y degenerara en la Fracción del Ejército Rojo”. 

“En ese momento el medio tuvo un papel negativo”, recordó Jiménez. El enfrentamiento fue tal que esa guerrilla atentó contra la redacción del diario al poner una bomba en la sede.

Jiménez también recuerda cómo el famoso periodista Gunter Wallraff se infiltró en la redacción de Bild para luego exhibir en un libro “los problemas de explotación laboral y manipulación de la información en sus páginas”.

El diario también se convirtió en noticia en marzo del 2012, cuando decidió que la esperada rubia con pechos desnudos de la edición del viernes sería la última que aparecería de las 5.000 mujeres que dieron realce a la primera plana desde 1984. En ese sentido, no puede olvidarse la cuestionada publicidad erótica de sus páginas. 

Finalmente, Bild tocó la popularidad cuando dramatizó el fin de la caligrafía al publicar la primera página del tabloide con letra escrita a mano.

Aunque el titular de Bild ofendió a Bogotá, Jiménez asegura que los diarios alemanes son “serios” y sus historias de Colombia están escritas por corresponsales éticos y conocedores del país.

Frases polémicas como esta son comunes en el periodismo de Bild, pero el tabloide disfruta de cierta protección de la ley. La razón es sencilla: Bild es prensa de entretenimiento y goza de “cierta libertad”, como lo afirma Jiménez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.