Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/01/08 09:23

El diario 'La Tarde' de Pereira no va más

Tras la compra de ese rotativo por parte de los hermanos Ramírez Múnera, dueños del 'Diario Del Otún', el emblemático periódico circularía sólo hasta mediados de abril.

El rotativo fue adquirido por los hermanos Ramírez Múnera, dueños del Diario Del Otún. Foto: Archivo particular

Uno de los periódicos más prestigiosos y emblemáticos de Pereira, Risaralda, tiene sus días contados.
 
Así pudo establecerlo este portal tras conocer que esa fue la decisión que tomaron los nuevos dueños del rotativo, que fue negociado a finales del año pasado con los hermanos Luis Carlos y Javier Ignacio Ramírez Múnera, propietarios del Diario del Otún, el otro periódico pereirano, competencia de La Tarde.
 
Desde cuando se conoció la transacción con los hermanos Ramírez Múnera se supo que uno de los dos diarios desaparecería para darle espacio a un gran periódico regional.
 
Pero sólo esta semana se supo a ciencia cierta que el rotativo con partida de defunción sería La Tarde, algo que sorprendió a muchos debido a que creían que la marca de La Tarde tenía más peso periodístico y comercial en esa región del país.
 
Fuentes cercanas a uno de esos periódicos informaron que la fecha de cierre estaba planteada para el próximo 15 de febrero, pero se extendió dos meses más, osea hasta abril.
 
Ese es el ultimátum que tienen el centenar de empleados administrativos, comerciales y periodistas que laboran en esa casa editorial con más de 30 años de existencia y que desde hace poco funciona en una moderna planta física que no entró en la negociación y por lo tanto debe ser desocupada en la fecha pactada.
 
En diciembre pasado Semana.com confirmó la venta de La Tarde, la cual se dio en medio de toda una novela de especulaciones y rumores sobre el futuro del periodismo pereirano.
 
Uno de los temas que más se trataban en mentideros políticos y las salas de redacción de la capital risaraldense era el fuerte golpe a la independencia y la pluralidad periodística que recibía la región, pues consideran que el manejo de la información se concentrará en una sola familia.
 
No obstante, la realidad económica por la que atraviesan los medios de comunicación impresos y que La Tarde llevaba un par de años arrojando pérdidas en su balance operacional, advertían que al menos en Pereira, sólo uno de los dos periódicos tradicionales podía sobrevivir. Y en este caso La Tarde llegó a su fin.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.