Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/2015 4:48:00 PM

Juez dejó libre al empresario vinculado con Gran Estación II

Un juez de garantías no consideró necesaria la medida de aseguramiento para el empresario colombo-israelí que aceptó cargos por enriquecimiento ilícito.

Por un orden de un juez de garantía el empresario Alberto Aroch Mugrabi quedó libre. El funcionario determinó que no era necesaria la medida de aseguramiento que había solicitado la Fiscalía y decidió ponerlos en libertad mientras avanza el proceso.

Hace poco más de cuatro días el reconocido empresario de textiles fue detenido por la Fiscalía por una investigación que se adelanta en su contra por los  presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir. 

Durante la diligencia de imputación de cargos, Aroch reconoció su responsabilidad en el delito de  enriquecimiento ilícito, que lo expone a una pena de por lo menos ocho años de prisión.

Según el funcionario judicial, Aroch Mugrabi no es un peligro para la sociedad y tampoco existe riesgo de fuga. "La imposición de una medida de aseguramiento va en contra del derecho a la libertad. También llama la atención de que enviar a una persona a la cárcel indudablemente lo marca toda la vida en forma negativa. Y por ello es tan restrictiva la medida en el país. Estos ciudadanos no presentan un peligro a futuro ya que existe una investigación avanzada y seguirán compareciendo al llamado de la justicia", señaló el juez de la causa.

La decisión cobija también a los empresarios Ricardo Munar, William Morales y Fernando Rivera, capturados desntro de la misma investigación.

Un empresario de alto perfil

En el año 2000 el empresario israelí Alberto Aroch Mugrabi fue relacionado con la familia Guberek Grimberg, empresarios que trabajaban en el fútbol colombiano y que en julio del 2013 fueron incluidos en la ‘lista Clinton’ por lavado de activos.

Siete años después, Aroch Mugrabi adquirió el lote donde se levantó el centro comercial Gran Estación y donde funcionó la sede de la Contraloría durante la administración de Sandra Morelli. De los 66.000 millones de pesos pagó en efectivo 2.500 millones, lo que despertó sospechas en la Fiscalía, ya que este tipo de transacciones es poco habitual.

En el expediente figura que Aroch, a través de sus empresas Moda Sofisticada y Blu Fashion, logró mover al menos 400.000 millones de pesos con exportaciones ficticias hacia Venezuela e importaciones desde Oriente Medio y contrabando. Estas operaciones quedaron en evidencia gracias a los seguimientos que venía realizando la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), adscrita al Ministerio de Hacienda.

De acuerdo con la información suministrada, Aroch Mugrabi mantuvo vínculos comerciales con la firma Induitex, del grupo Gubereck, que tenía como sede central Cúcuta. Reza en la investigación que esos negocios habrían sido utilizados para lavar dinero no sólo en pesos colombianos, sino también en dólares y bolívares.

A este proceso se suma una declaración que a principios de este año rindió el paramilitar Andrés de Jesús Vélez Franco, que en el juicio contra el exsenador Luis Alfredo Ramos declaró que Aroch Mugrabi pagó al Bloque Capital de las AUC –que hacía parte del Bloque Centauros– para tener protección en su negocio de venta de jeans y pantalones en el sector de San Victorino en Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?