Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2012 12:00:00 AM

"El Espectador recuperó su influencia al volver a ser diario"

SEMANA habló con Fidel Cano, director del diario 'El Espectador', que hoy cumple 125 años de existencia.

SEMANA: ¿Qué queda de 'El Espectador' que se fundó hace 125 años y qué ha cambiado?

FIDEL CANO:
Se mantiene la independencia y la defensa de los principios liberales como idea, no como partido político. Lo que ha cambiado es que ya no es un periódico familiar, la evolución tecnológica y del periodismo de esa época, que era mucho más combativo, si se quiere.

SEMANA: Guillermo Cano sigue siendo símbolo de un periodismo que no se doblega ante los violentos y tampoco a las presiones de los poderes económicos. ¿Hasta qué punto 'El Espectador' logra mantenerse al margen de esas presiones cuando hoy hace parte de un grupo económico?

F.C.:
El Grupo Santo Domingo le ha dado un apoyo total a todo lo que hacemos acá, incluso contra su pensamiento, muchas veces, contra sus amigos o socios, en algunos momentos, y nunca han dicho nada ni han tratado de que callemos algo. Precisamente por esa independencia es que El Espectador se ha ganado un espacio en la opinión del país.

SEMANA: En el mundo y más recientemente en Colombia se ve la tendencia a la concentración de la información en grandes grupos económicos. ¿No cree que eso afecta la independencia?

F.C.:
Yo preferiría un periodismo de periódicos familiares, pero la realidad es que hoy todos esos periódicos no existirían si no hubiera un grupo económico detrás. Puede haber blogs absolutamente libres, sin ningún interés, pero hoy día tener eso en un medio de comunicación de amplia circulación es imposible.

SEMANA: La influencia de periodistas que vienen de una tradición familiar en el oficio como los Santos y los Cano, que es su caso, sí se mantiene en algunos medios…

F.C.:
Alguien puede llegar a ser importante por el nombre que tiene y no por el periodismo que hace. Ahora, la tradición y la experiencia de un periodismo y de un apego a una marca como la que pueden tener los Santos con El Tiempo o que tuvieron los Cano con El Espectador es algo positivo que se pierde cuando salen de ahí.

SEMANA: ¿Qué opina de la compra de 'El Tiempo' por parte de Luis Carlos Sarmiento?

F.C.:
Es positivo que quede en manos colombianas y no en manos extranjeras, pero habrá que ver qué tanto la información y la historia de El Tiempo se protege y se mantiene, y no haya un intento de utilizarlo para otras cosas.

SEMANA. ¿La decisión de volver a ser diario para 'El Espectador' ha sido positiva?

F.C.:
Ha sido sumamente positivo, basta mirar lo que era El Espectador hace cuatro años y lo que es hoy. Recuperó su influencia, que no tenía cuando era solo de fin de semana. Aunque tenemos algunas dificultades técnicas porque no tenemos una rotativa, creo que, con el periodismo que ha planteado, El Espectador ha logrado posicionarse muy bien en un nicho.

SEMANA: ¿Cuál es ese nicho?

F.C.:
El Espectador volvió como diario no para ser el periódico masivo, ni para ser el primero del país, sino para apuntarle a un público objetivo que le fuera suficiente comercialmente y que le permitiera hacer ese periodismo que nosotros hemos planteado en la versión impresa. No se trata de llevar los temas que todo el mundo tiene, sino de tener nuestros propios temas y de tratar de hacer algo un poco más profundo con la coyuntura.

SEMANA: ¿Y cuánto tiempo cree que va a durar el periódico en papel?

F.C.:
No sé, pero no me importa mucho. Creo que desarrollos como las tabletas empiezan a hacer un poco ineficiente el formato del papel para la gente, pero no me quita el sueño que el papel desaparezca.

SEMANA: Hablando de nuevas plataformas, ¿cómo va el proceso de convergencia de distintos medios, y entre 'El Espectador' y Caracol Televisión?

F.C.:
A finales del año nos vamos para Caracol. Hay una urgencia de hacer sinergias y aprovechar las oportunidades que da tener varios medios. Hemos ido muy lento porque creemos en el valor de las marcas y no queremos que todos los medios se vuelvan iguales y se desdibujen, como puede haberle pasado a otros medios de prensa. Si funciona o no, nadie lo sabe, obviamente hay gente dentro de la misma redacción que se adapta más rápido que otros, hay algunos que finalmente nunca se montan.

SEMANA: A los periodistas jóvenes les queda más fácil adaptarse a las nuevas tecnologías, pero por otro lado existe una sensación de que a los periodistas jóvenes les falta más país en la cabeza. ¿Cómo ve a su propia redacción?

F.C.:
Es bastante joven pero por fortuna tenemos a un editor como Jorge Cardona, que ha cubierto el país desde hace bastante, que le fascina la historia y que además es educador. La labor de acompañamiento que hace con los periodistas es supremamente importante porque así se van formando. Pero a mí me encanta el oxígeno que le trae a la redacción la gente joven y aquí les damos mucho vuelo, aunque come-ten errores que toca sacar en la sección la Redacción al Desnudo.

SEMANA: ¿Por qué ven la necesidad de desnudarse, con todos sus errores, con una sección como esa en la versión digital?

F.C.:
Salió de casualidad. La idea original era diferente, pero en la interacción con la gente se volvió casi que un ombudsman dentro de la redacción y me ha parecido la machera. Los periodistas a veces somos muy arrogantes, pontificando sobre qué es lo que debe leer la gente y somos duros para aceptar errores. También es una forma de bajarle un poco a las teorías conspirativas que aparecen con cada cosa que uno saca. Es mostrar que somos humanos.

SEMANA: Hay una sensación de que los medios, por lo menos los nacionales, no son lo suficientemente críticos con el actual gobierno. ¿Usted qué opina?

F.C.:
Creo que es real. Ahora se siente como un alivio porque este es un tipo de gobierno muy diferente al anterior. Pero es claro que la prensa no está haciendo suficientemente bien el trabajo para encontrar las cosas malas que seguramente tiene este gobierno.

SEMANA: Y si 'El Espectador' es tan independiente, ¿cuándo va a empezar a escudriñar en eso?

F.C.:
Estamos en mora, tratamos de hacerlo pero creo que nos toca cambiar la mentalidad dentro de la sala de redacción. Siento que los periodistas seguimos mirando para el mismo lado y posiblemente debemos empezar a mirar otras cosas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.