Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2008 12:00:00 AM

El estratega

Fredy Padilla de León, comandante de las Fuerzas Militares, pasará a la historia como el artífice del operativo militar más exitoso de que se tenga memoria.

Durante largos años las Fuerzas Militares han sabido aprovechar innumerables éxitos pero, sin lugar a dudas, el rescate de Íngrid Betancourt, los tres norteamericanos y los 11 miembros del Ejército y la Policía es la victoria más grande de los últimos años. Detrás de este triunfo está un costeño, nacido en Montería, Córdoba, hace 60 años, especialista en inteligencia militar: el general Fredy Padilla de León.

Como Comandante General de las Fuerzas Militares, desde agosto de 2006, ha demostrado que con inteligencia estratégica y operaciones bien pensadas se puede golpear en el centro del corazón de las Farc. Detrás de sus logros está un proceso de reingeniería y modernización del sector defensa que, aunque ya había comenzado hace casi una década, se ha profundizado en los últimos meses.

Padilla de León comprendió la dimensión del desafío que tenían sus hombres de llevar a cabo la operación militar más delicada en toda su historia y logró, con inteligencia táctica, cumplirle al país. "Nuestro deber es rescatarlos. Debemos regresarlos a sus hogares sanos y salvos, es decir, libres y vivos", dijo en repetidas ocasiones el general. Y lo cumplió.

Han transcurrido 42 años desde cuando ingresó a la carrera militar y ahora, cuando ocupa el más alto cargo dentro de la línea de mando, lleva sobre sus hombros los éxitos de la política de seguridad y la manera como fue diezmando la capacidad de mando y control de las organizaciones terroristas. Así lo han demostrado las pruebas de supervivencia de los secuestrados; el caso de Emmanuel, el niño de Clara Rojas, y esta operación de rescate sin antecedentes. "¡Jaque Mate a las Farc!", dijo con vehemencia cuando le contó al país la forma como lograron infiltrar al grupo de terroristas que tenía a los secuestrados.

En la operación militar que infiltró y engañó a la guerrilla y en la que participaron 15 hombres del Ejército, integrantes de la Fuerza Especial de Inteligencia, se capturó además uno de los principales jefes de las Farc. Gerardo Antonio Aguilar, alias 'César', era el encargado de la custodia de los rehenes y llevaba 26 años en la guerrilla. Tenía un ejército a su mando. Con la captura de este hombre, que será extraditado a Estados Unidos, el general Padilla asestó un duro golpe al negocio de las Farc: el narcotráfico. Era el capo de capos de la guerrilla a la que le daba millones de dólares producto de la venta de la cocaína en el departamento de Guaviare.

La gran noticia de la liberación de los secuestrados y el golpe a las Farc se le reconocen a un gran general, probado en todas las dificultades y que logró devolverle la esperanza al país y la confianza de los colombianos en las Fuerzas Militares. Como dijo el presidente Álvaro Uribe el día que Padilla se posesionó: "Usted es un soldado leal, estudioso y combativo. No ha sido difícil para el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, sugerir ni tomar, conjuntamente conmigo, la decisión de que usted sea el Comandante General de las Fuerzas Militares". Y eso dice mucho. n
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.