Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/26/2017 2:44:00 PM

El exjefe paramilitar alias HH está de regreso en Colombia

Hebert Veloza fue deportado de Estados Unidos tras cumplir ocho años de prisión. Al llegar al país fue capturado por la Diijn.

Ocho años después de su partida a Estados Unidos, el exjefe paramilitar Hebert Veloza, alias HH, regresó a Colombia tras haber cumplido su pena por delitos vinculados al narcotráfico en ese país. Un regreso que servirá para esclarecer varios de los procesos delictivos que reposan en su contra y quedaron pendientes.

Veloza fue por algunos años el cabecilla del Bloque Bananero en el Urabá antioqueño y del Bloque Calima en Valle y Cauca, integrado por cuatro frentes: Ortega, Quimbaya, Occidente y Héroes de Tolová. A sus comandos se les atribuyen 1.200 víctimas en Urabá y múltiples masacres como las de Alaska, Sabaneta y Chigorodó, entre otras.

El exjefe paramilitar fue envíado a Colombia tras ocho años de prisión en Estados Unidos. La noticia fue dada a conocer por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE en inglés) de ese país, encargado de la deportación de criminales que representen una amenaza a la seguridad estadounidense. 

"La deportación destaca las principales facultades del servicio de inmigración y control de aduanas de Estados Unidos, que concentra sus recursos en la entrega de delincuentes extranjeros", dijo Thomas Feeley, director de la oficina de campo. "Este líder narcotraficante condenado ahora enfrentará a la justicia en su país de origen", señala en un comunicado la ICE.

Alias H.H’ se desmovilizó en noviembre de 2004 con el bloque Bananero de las autodefensas, que hacía presencia en el Urabá antioqueño y sus alrededores. En el 2005 coordinó la desmovilización del Bloque Calima y en el 2006 se convirtió en prófugo al negarse a ser recluido junto con los otros jefes paramilitares en el improvisado centro penitenciario de la Ceja, en el oriente antioqueño.

En video: Momento de su llegada a Colombia

En abril del 2007 fue capturado en área rural del municipio de Tarso, en Antioquia. Luego se incorporó al proceso de Justicia y Paz y ha protagonizado varias audiencias con los fiscales y las víctimas. Durante ellas, Veloza se convirtió en uno de los exjefes paramilitares que más colaboraciones hizo con las autoridades.

Pero mientras colaboraba con la justicia colombiana, el gobierno de Estados Unidos solicitó a alias HH en extradición por delitos vinculados al narcotráfico. Los norteamericanos señalaron a Veloza como el responsable de la importación y distribución de varias toneladas de cocaína en Estados Unidos desde 1998.

El caso de ‘HH‘ fue uno de los más difíciles para el gobierno colombiano. Aunque en principio incumplió los acuerdos de Ralito, en los que las AUC se comprometían a su desmovilización y posterior reclusión de sus comandantes, fue también un activo colaborador de la justicia, confesando cerca de 1.300 homicidios. Sin embargo, finalmente en el año 2009 el presidente Álvaro Uribe firmó la extradición del exjefe paramilitar a Estados Unidos.

Durante los años en los que permaneció en territorio estadounidense, el proceso de Veloza continuó en Colombia. En 2013 el exjefe paramilitar fue condenado a una pena de 40 años de cárcel por la justicia colombiana, pero por tratarse de un postulado a Justicia y Paz, la ley lo cobija con una pena alternativa de siete años de prisión, tiempo que permanecerá recluído ahora en el país.

Previo a su extradición, Alias HH ya había cumplido un año y medio de cárcel en Colombia, por lo que no es claro si finalmente el exjefe paramilitar cumpla con los siete años a los que fue condenado en 2013. 

¿Quién es HH?

Condenado HH a siete años de cárcel por paramilitarismo

Hebert Veloza, nacido en San Luis de Cubarral (Meta), ingresó a las autodefensas por los hermanos Castaño Gil, debido a su conocimiento de la subversión. Desde entonces se convirtió en un temido hombre que no ha tenido reparo en aceptar luego de su captura todos sus actos violentos.

Alias HH llegó en 1994 al Urabá con el llamado “Grupo de Turbo” con los 20 fundadores de las autodefensas en la zona bananera. En 1995 fue ascendido a comandante del que sería luego el bloque Bananeros y allí cometieron múltiples masacres y asesinatos. Fue corresponsable, según lo ha calculado la justicia, de 1.200 muertes, en la mal llamada "limpieza" que hicieron de guerrilleros en la región de Urabá. Esta zona estaba bajo el mando de Carlos Castaño y Vicente Castaño, de quien Éver Veloza llegó a ser muy cercano.

A mediados del 2000 fue envíado por Vicente Castaño para reforzar al Bloque Calima que se movía entre Valle y Cauca. Cataño no estaba contento con que el grupo se había puesto al servicio del cartel del narcotráfico comandado por Diego León Montoya, alias Don Diego. ‘HH‘ consiguió retomar el control del Bloque Calima y expandió sus lugares de dominio.

Sin embargo, en esa cruzada el Bloque Calima dejó muchísimos muertos. La masacre más recordada fue la que se extendió por dos días a lo largo de la cuenca del Río Naya, entre el 10 y el 12 de abril de 2001, dirigida por el propio ‘HH‘, en la que mataron y mutilaron hombres, mujeres y niños campesinos indígenas. Oficialmente fueron 27 los muertos, pero hay testimonios de que pudo haber muchos más.

‘HH’ fue condenado por los delitos de concierto para delinquir; fabricación, porte y tráfico de armas; utilización de uniformes e insanias, de menores; actos de terrorismo, de barbarie; secuestro de persona protegida; homicidio en persona protegida; desaparición forzada, y hurto agravado.

El exjefe paramilitar tiene 222 investigaciones en su contra, 42 sentencias condenatorias, 42 procesos en sentencia anticipada y es sindicado de diversos actos que siguen en indagación por la justicia colombiana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?