Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/10/13 00:00

¿El facilitador?

Con su salida de la cárcel 'Felipe Torres' podría convertirse en la llave que abra un proceso de paz con el ELN.

Cuando lo atrapa la nostalgia 'Felipe Torres' cierra los ojos y pasa en el disco de su memoria la letra de aquella canción de Mercedes Sosa: "Cambia el clima con los años / cambia el pastor su rebaño / y así como todo cambia / que yo cambie no es extraño". El, que en el pasado era un militante incondicional de la línea dura e inflexible del ELN, cambió al punto de que hoy puede ser la persona que tenga en sus manos la llave para abrir la puerta a una salida negociada con el gobierno de Alvaro Uribe.

Durante los nueve años que estuvo recluido en la cárcel de Itagüí, 'Torres' dio muestras de evolucionar hacia una propuesta más política para el ELN. Fue quien se inventó la propuesta de la Convención Nacional, que básicamente sería un foro con participación de toda la sociedad para encontrarle una salida política a los problemas del país.

"El está convencido de que el ELN tiene que dialogar, no porque le crea a Uribe sino porque el margen de maniobra para ganar militarmente es un imposible", es la impresión que tienen varias personas que lo visitaron en la cárcel, condenado a 20 años por terrorismo y rebelión. Aunque ligeramente nervioso, al salir de prisión 'Torres' fue enfático al definirse: "He cumplido con la sociedad, he cumplido con el país, no tengo ningún tipo de deuda pendiente con nadie, soy un ciudadano común y corriente y un revolucionario de principio a fin".

El impacto de sus palabras llegó con mayor resonancia a los dos círculos de poder que lo seguían con atención: de un lado, el gobierno del presidente Uribe; y del otro, los miembros del Comando Central (Coce), cúpula dirigente del ELN. 'Pablo Beltrán', uno de los cinco miembros del Coce, dijo a la agencia Reuters, una vez se conoció su liberación, que 'Torres' no se iba a reinsertar en un "régimen cuya finalidad es extender la guerra y extender la miseria en el pueblo". Por su parte, el gobierno fue vehemente: "Hacemos votos porque ('Torres') dedique sus energías a crear la paz donde ayer fue un factor de perturbación y de guerra. Mantenemos nuestra misma línea de discurso y acción: con los bandidos, implacable, y con los que quieran hacer una paz seria y duradera, tenemos la mano tendida", dijo el ministro del Interior y Justicia, Fernando Londoño.

Lo cierto es que aún no se sabe si tanto el Coce como el gobierno están pensando sólo con el deseo.

"Su salida de la cárcel representa sólo eso: la libertad de una persona que tiene la posibilidad de acercar a estas dos partes pero no refleja el inicio de un canje ni de ningún intercambio entre el Estado y la organización insurgente", dijo un miembro de la Comisión Facilitadora de Antioquia que ha seguido de cerca el proceso y que busca aclarar la confusión creada en los últimos días por la propuesta de excarcelación que les hizo Uribe, que fue interpretada como un canje por los extranjeros secuestrados en la Sierra Nevada.

Desde antes Uribe ha buscado acercamientos con el ELN y ha sido enfático en que si declaran un cese de hostilidades podrían incluso convocar la Convención Nacional, una de las grandes banderas de esta guerrilla desde el gobierno de Andrés Pastrana.

Hace unas semanas, tras el secuestro de los turistas, Uribe volvió a poner el tema sobre la mesa y fue más lejos. Ofreció excarcelar a 'Felipe Torres' y a 'Francisco Galán' si los dos renunciaban a la lucha armada. Y el Alto Comisionado de Paz y miembros de la Iglesia Católica visitaron a los dos reclusos para discutir la propuesta del Presidente, que iba acompañada por la petición de que éstos intercedieran en la liberación de los secuestrados.

Como el Presidente hizo esta propuesta antes de viajar a Estados Unidos a reunirse con la ONU y con el Congreso y el Presidente de ese país, mucha gente interpretó esta decisión como una forma de buscar no sólo una salida negociada con el ELN sino también como la oportunidad para enviar el mensaje de que su corazón grande late por igual ante la extrema derecha que ante la izquierda radical. También vieron su propuesta como una jugada audaz para golpear de carambola a las Farc, al crear una división interna entre los elenos más políticos y los que le apuestan a un fortalecimiento militar con su reciente unidad estratégica con la guerrilla de 'Tirofijo'.

Lo cierto es que la propuesta del jefe del Estado fue hecha por primera vez hace tres meses. "El Presidente quiere copiar un modelo exitoso como el del IRA, en el cual hay una estructura militar y un brazo político con el que puede tenerse una interlocución legítima que no va al vaivén de los hechos de guerra", explicó la oficina del Alto Comisionado de Paz. La visita de Luis Carlos Restrepo a la cárcel fue casi simultánea a la salida ordenada por un juez que consideró que 'Torres' debería recibir el beneficio de libertad condicional, aunque debe guardar buena conducta, permanecer en Colombia, presentarse al juzgado cada mes y no delinquir durante los próximos 94 meses, es decir, más de siete años.

Consciente de la importancia que ahora puede desempeñar 'Torres' en un diálogo el gobierno ordenó escoltarlo a la salida de la cárcel y protegerlo para garantizarle la vida.

El gobierno ve en él a un hombre que podría servir de puente con el Coce. Y no cualquier hombre. 'Felipe Torres', nombre de guerra de Carlos Arturo Velandia, abrazó la causa armada con tal convicción que cuando entró a la escuela de combatientes era uno de los pocos que no recibían cartas de su familia pues decidió romper cualquier vínculo afectivo para entregarse de lleno a la revolución. Su enorme capacidad militar le permitió ganarse el respeto de sus compañeros de armas. Es cercano a los cinco miembros del Coce, en especial a 'Antonio García', quien ahora es considerado el líder del ala militar de la organización. "Si 'Torres' quiere, tiene la posibilidad ahora de acceder a él y exponerle su punto de vista, que no es otro que el de que la salida al conflicto pasa por la negociación", dijo una fuente que ha estudiado al ELN. Asegura incluso que el comportamiento dentro de la cárcel de este comandante guerrillero y sus propuestas siempre en búsqueda de la paz fueron tan intachables que "es probable que hoy tenga más credibilidad dentro del gobierno que en el propio Coce".

De hecho, 'Torres' salió cinco veces de la cárcel. Estuvo en las reuniones del ELN con el gobierno en Rioverde (Antioquia), en Maguncia (Alemania), en Suiza, Costa Rica y Cuba y siempre regresó al penal, honrando sus compromisos, lo que hace que nadie dude de que esta vez no será diferente.

La dificultad para este santandereano está en convencer a sus compañeros de armas que entre "Libertad o muerte" puede haber un camino intermedio. Si como dice la canción de Sosa, todo cambia, entonces hay alguna esperanza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.