Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/04/12 00:00

El fatídico 11 de abril de los vallecaucanos

Hace 11 años, un 11 de abril, a las 11 de la mañana dejó 11 muertos, es el trágico balance del plagio de los 12 diputados.

. Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

La violencia en Colombia ha dejado muchas cicatrices, pero la del secuestro y el posterior asesinato de 11 de los 12 diputados del Valle, cometido por las FARC, es una de esas heridas tan profundas, que requiere mucho tiempo y una gran dosis de perdón para sanar.

Esa es la terapia que vienen aplicando desde hace 11 años los vallunos, luego de que esa organización guerrillera plagió a una docena de asambleístas y en cautiverio asesinó a sangre fría a 11 de ellos. El único sobreviviente de ese acto criminal es el diputado Sigifredo López.

Precisamente este jueves 11 de abril, es decir 11 años después del secuestro, López publicó una carta en la que recuerda ese fatal episodio y les pide a las FARC, “por Dios, que por lo menos pidan perdón para que la sociedad pueda recibirlos sin el dolor que causa la impunidad, y que haya un mínimo de justicia y reparación para las víctimas porque si no, continuarán estos dolores históricos acumulándose en el alma y en la memoria colectiva en forma tan salvaje que impedirá la tan anhelada reconciliación”.

El exsecuestrado también se preguntó si “11 años después, en medio del dolor que causa este recuerdo, si el crimen de guerra que fue su abominable masacre quedará en la impunidad como consecuencia de los acuerdos de La Habana”.

Aunque la fecha exacta del aniversario fue el jueves 11 de abril, el único acto conmemorativo de ese secuestro se realizará el viernes 12 en la vereda La Elvira de Cali. La liturgia será presidida a las 4:00 p. m. por el arzobispo Darío de Jesús Monsalve.

Fabiola Perdomo, viuda del asesinado diputado Juan Carlos Narváez, explicó que si bien estarán presentes en la conmemoración de la fecha del secuestro, “las familias decidimos que las actividades más simbólicas la realizaremos el 18 de junio, que es la fecha en la que fueron asesinados”.

Ella, al igual que el exdiputado Sigifredo López, espera que la presencia de ‘Pablo Catatumbo’ en los diálogos de La Habana, sirva para conocer la verdad en torno al secuestro y el posterior crimen de los diputados, “este proceso no puede terminar sin que le den la cara a las víctimas y reconocer todo el daño y dolor que causaron”, argumentó.

Como se recordará, en medio de un cinematográfico operativo, la guerrilla de las FARC secuestró a los 12 diputados en la misma sede de la asamblea del Valle del Cauca, el 11 de abril del 2002.

El plagio colectivo fue desarrollado a las 11:00 a. m. por un comando guerrillero disfrazado de militares, quienes ingresaron a la duma simulando la evacuación del edificio ante la supuesta amenaza de una bomba.

Con ese pretexto se llevaron a los asambleístas Juan Carlos Narváez, Jairo Hoyos, Alberto Quintero, Édison Pérez, Héctor Fabio Arizmendi, Javier Giraldo, Ramiro Echeverri, Rufino Varela, Carlos Charry, Carlos Barragán, Nacianceno Orozco y Sigifredo López.

El secuestro de los diputados del Valle sirvió para aumentar una perversa bolsa de personalidades canjeables por guerrilleros presos, con el que las FARC pretendía forzar un intercambio humanitario con el gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe.

Pero el macabro plan guerrillero tuvo un desenlace aún más doloroso que el mismo secuestro: la muerte. El 18 de junio del 2007, el Comando Conjunto Occidente de las FARC, emitió un comunicado a través de internet en la página de Anncol. En este anunció que los asambleístas habrían muerto en medio de un intento de rescate.

“…11 diputados de la Asamblea del Valle que retuvimos en abril de 2002, murieron en medio del fuego cruzado cuando un grupo militar, sin identificar hasta el momento, atacó el campamento donde se encontraban. Sobrevive el diputado Sigifredo López, quien no estaba en ese instante junto a los demás retenidos… “, dijo textualmente el comunicado en uno de sus apartes.

Sin embargo, meses después el análisis de peritos de medicina legal y la información contenida en el computador del abatido jefe guerrillero 'Raúl Reyes' demostraron que los asambleístas fueron ajusticiados con tiros de gracia y su muerte no fue producto del fuego cruzado.

El exdiputado Sigifredo López fue liberado el 5 de febrero del 2009 como un acto humanitario unilateral de las FARC. La entrega se hizo a una comisión de la Cruz Roja, una delegación de Brasil y a la exsenadora Piedad Córdoba.

Ahora cuando existe la expectativa ante un eventual proceso de paz con la guerrilla de las FARC, los vallunos esperan conocer toda la verdad de una de las tragedias más dolorosas de la región, ocurrida un día 11, hace 11 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×