Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2013/04/09 00:00

El fiscal general le pide prudencia a Uribe

Ante la polémica de las coordenadas, Eduardo Montealegre calificó de “irresponsable” el actuar del exmandatario.

Fiscal Eduardo Montealegre y expresidente Álvaro Uribe Foto: Archivo SEMANA

Muy crítico se mostró el fiscal general, Eduardo Montealegre, con el proceder del expresidente Álvaro Uribe, quien reveló en su cuenta de Twitter las coordenadas donde serían recogidos los jefes de las FARC que se sumaron a la mesa de negociación en Cuba.

El jefe del ente acusador calificó de “irresponsable” el actuar del exmandatario, y aseguró que, en su criterio, se pusieron en peligro las vidas de las personas que integraron la operación desarrollada en varias poblaciones de Meta.

“Le hago un llamado a la sensatez al presidente, con el respeto que me merece, de que en el futuro no se vuelva a repetir este tipo de actos que ponen en peligro la vida y la seguridad de las personas que están en estas negociaciones”, aseguró.

Al respecto, Jaime Granados, el abogado de Uribe, aclaró que el expresidente no incurrió en ningún delito al dar a conocer las coordenadas.

"Él (Álvaro Uribe) no tenía obligación de guardar reserva sobre información privilegiada. Como cualquier ciudadano que recibió una información confiable, la publicó en las redes sociales", dijo el jurista.

Sobre la posibilidad de que Uribe se vea involucrado en un proceso penal por haber podido incurrir en una conducta punible, Granados reiteró que el exmandatario no incurrió en ningún delito porque no es funcionario público ni jefe de Estado.

Se busca el responsable

¿Quién es el responsable? ¿Quién le entregó a Uribe esa información? Son las dos preguntas que más se han hecho en la Casa de Nariño y en la sede del Ministerio de Defensa. El asunto es extremadamente delicado. “Esa operación se dio esta mañana (lunes) sin ningún problema, afortunadamente, pero el hecho de poner en riesgo algunas vidas fue una irresponsabilidad”, sentenció categóricamente el presidente Juan Manuel Santos.

Por eso, el tema tendrá consecuencias. El problema radica ahora en identificar quién pudo ser el responsable de entregarle la información al expresidente Uribe.

Por estructura, las Fuerzas Militares tienen un orden jerárquico que arranca con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón; seguido por el comandante de las Fuerza Militares, general Alejandro Navas;y el comandante del Ejército, general Sergio Mantilla. Por todos ellos pudo pasar la información.
 
Otro que habría conocido las coordenadas es el jefe de operaciones del Ejército, el general Javier Enrique Rey Navas. Al igual lo pudo hacer el brigadier general Alberto José Mejía Ferrero, el jefe de la División de Aviación Asalto Aéreo.

De ahí para abajo están los comandantes de la cuarta División, la Séptima Brigada y la Fuerza de Tarea Conjunta Omega. Esta última opera en la zona de La Macarena, Vistahermosa, Mesetas y Uribe, en Meta.  

Lo difícil del asunto es que para que la orden se hiciera efectiva, de ellas debían conocer, además, los oficiales que están al mando de las tropas en el área.

De lo que sí están seguros los conocedores del manejo de este tipo de información es que la orden no se dio a través de un celular y que seguramente se utilizó otro sistema más seguro. “En estos casos no se envía un mensaje o un chat a través del BlackBerry porque este es un sistema muy vulnerable, con un equipo sencillo es fácil de chuzarlo”, le dijo a Semana.com un experto en inteligencia.

La situación es distinta en el momento en que se entregan las coordenadas al expresidente, pues él seguramente sí las conoció a través de su teléfono. “Para cumplir la misión, la información viaja encriptada. En el momento en que la persona o las personas deciden romper la cadena de seguridad y se la entregan a alguien externo, si pudieron hacerlo a través de un celular. Esto es sencillo de averiguar ya que los registros quedan”, dice la fuente.

Existe la posibilidad que la información saliera de la misma zona por el lenguaje que se utiliza. Por ejemplo, la palabra “lanza” se usa, por lo general, en los rangos bajos de las Fuerza Militares.

Lo cierto del asunto es que para quienes saben sobre el manejo de este tipo de órdenes no están difícil que la investigación que anunció el general Alejandro Navas dé resultados positivos. El círculo que pudo tener acceso a las coordenadas no es tan abierto.

Nava dejó claro este martes que no hay división en el interior de la institución a raíz de lo sucedido con Uribe, como se ha querido hacer ver.

“Las Fuerzas Militares han sido constitucionalistas al rodear al presidente Juan Manuel Santos. Estamos todos unidos con el único objetivo de ganar la guerra”, señaló.

Navas también manifestó su respaldo al general Javier Rey, jefe de seguridad y quien conocía la información confidencial. El oficial señaló que las investigaciones continúan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×