Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1993/12/27 00:00

EL GALLO TAPADO (FUTBOL)

Sumándose al exclusivo club de los países que han sido campeones mundiales de fútbol, Colombia es favorita para triunfar en USA 94.

EL GALLO TAPADO (FUTBOL)

DESDE QUE EL PASADO 17 de noviembre se completó el grupo de 24 países que disputarán la Copa Mundial de Fútbol en Estados Unidos el próximo año, el mundo entero ha empezado a especular sobre cuál podría ser el nuevo campeón mundial del deporte más popular del planeta. Y Colombia no se ha quedado por fuera de las apuestas.
De hecho, el 5 a O que le propinó la selección nacional a Argentina en Buenos Aires, el 5 de septiembre de este año, elevó los sentimientos nacionalistas de tal manera que, al otro día del histórico partido, muchos aficionados comenzaron a vaticinarle un lugar entre los cuatro primeros del mundial. No faltaron, incluso, los que dijeron que Colombia tenía equipo para ser campeón en Estados Unidos 94.
En un país acostumbrado a vivir de exageraciones extremas en materia deportiva, donde los aficionados suelen gritar; Colombia, campeón! más por sentimiento que por convicción, el augurio no pasaba de ser una simple consecuencia de la exaltación patriótica, por lo que había representado para Colombia la clasificación directa al mundial y haberlo hecho -quién lo creyera!- por encima de Argentina.
Por eso cuando la prensa especializada internacional comenzó a ocupar sus primeras páginas alertando al mundo sobre el advenimiento de un nuevo fútbol en los pies de los jugadores de la Selección Colombia, incrédulos y fieles por igual empezaron a convencerse de que la cosa era en serio.
En corto tiempo las revistas de fútbol europeas llenaron de elogios al combinado criollo. En Italia, la prensa catalogó a Carlos Valderrama como el mejor armador del momento en América y quizás en el resto del mundo, y acaba de calificar a Faustino Asprilla como el segundo mejor jugador de la temporada, después de Roberto Baggio, en una liga que reune a la mayor cantidad de estrellas. Mientras tanto, en Alemania diferentes medios aseguran que con Asprilla, Valencia y Valderrama en el césped, no sería sorpresa que Colombia sea el próximo campeón mundial.
Hasta la semana pasada, sin embargo, las opciones de Colombia no pasaban de ser una especulación. Pero la Casa William Hill Bookmakers, de Londres, una de las mas acertadas empresas pronosticadoras de eventos deportivos, colocó a Colombia entre los equipos más opcionados para llevarse la copa FIFA en el mundial que se jugará en Estados Unidos el próximo verano. En la clasificación, medida con base en el mayor número de apuestas a favor -como en las carreras de caballos-, la selección nacional se encuentra en el puesto seis, con una probabilidad de 11 a 1 -lo que significa, en plata blanca, que si uno apuesta un peso por Colombia se puede ganar 11-, por encima de España, Bélgica y Rusia, que le siguen en la lista con probabilidades de 16 a 1, la primera, y de 25 a 1 las otras dos.
Según las preferencias de los apostadores, el gran favorito es Brasil, con un índice de 4 a 1. El segundo lugar lo disputan Alemania -actual campeón- e Italia, ambas con un promedio de 5 a 1. De cuarto se ubica Argentina (7 a 1) y quinto, Holanda (8 a 1), seguidos de Colombia con escasos tres puntos de diferencia.
A pesar de que las apuestas no incluyan al equipo de Maturana dentro de los cuatro primeros del campeonato, es la primera vez en la historia del fútbol colombiano que una selección nacional es situada tan alto en los pronósticos de los observadores. lncluso muchos de ellos consideran a Colombia, junto con México, como el gallo tapado del evento, al tiempo que reconocen que si Argentina o Brasil estan ahora por encima del seleccionado patrio, es sólo por tradición, algo que siempre afecta a los apostadores a la hora de elegir favoritos.
Para muchos, el pronóstico sobre la actuación de Colombia en el mundial es la ratificación de que el campeonato de Estados Unidos será uno de los más sorpresivos que se recuerden. De hecho, la clasificación a la fase mundial demuestra que las diferencias han desaparecido, empezando, curiosamente, por los ingleses, que han tenido que conformarse, por primera vez en muchos años, con especular sobre las posibilidades mundialistas desde la tribuna, luego de su sorpresiva eliminación.
Igual suerte corrieron equipos como Francia, un combinado con larga tradición, y Dinamarca, actual campeón europeo. En contraste, seis de las 24 naciones que disputaran la copa no habían jugado en los tres últimos mundiales, nueve de ellas han participado tan sólo una vez, y tres -Grecia, Arabia Saudita y Nigeria- jamás han competido en una fase final.
Todo esto sin contar con que el Mundial de 1994 se jugará en un país que carece en absoluto de afición al fútbol, un caso sin precedentes en la historia de este deporte. A escasos siete meses de la inauguración, según una encuesta reciente, sólo el 13 por ciento de la población estadounidense sabe que en su país se va a jugar un campeonato mundial de fútbol. Sin embargo, esto no alarma a los organizadores, que por un lado ya tinen vendida la totalidad de las boletas salidas al mercado hasta ahora; y, por otro, lo que les interesa es sacar es el máximo provecho a la transmisión internacional por televisión.
De cualquier manera, USA 94 esta llamado a ser el mundial de las sorpresas. El hecho de que Colombia esté sonando como favorita en las casas de apostadores es un buen vaticinio de que la seleeción de Maturana es esperada en el país del Norte como un equipo grande, con suficientes argumentos para medírsele a los mejores. Y como de espeeular se trata, hay que recordar que todas las copas mundiales disputadas en America han quedado en casa, lo cual ha cultivado aún más las esperanzas que Colombia dispute la final.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.