Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/22/2016 6:00:00 AM

La intempestiva renuncia del secretario de Seguridad de la Presidencia

Con la salida del general Luis Gilberto Ramírez desaparece ese despacho, y la seguridad del presidente queda en manos del jefe de la Casa Militar.

Este jueves, y de manera intempestiva, renunció a la Secretaría de Seguridad de la Presidencia el general Luis Gilberto Ramírez.

Se trata de uno de los oficiales más antiguos de la Policía, quien tenía a su cargo, ni más ni menos, la seguridad del mandatario del presidente Juan Manuel Santos.

En los últimos días se había especulado sobre la renuncia del alto oficial, pero sólo este viernes el Ejecutivo confirmó su renuncia.

Con su dimisión se viene otra noticia: la eliminación de la Secretaría de Seguridad. Según anunció la Casa de Nariño, las funciones que estaban a cargo de ese despacho serán asumidas por el jefe de la Casa Militar.

En ese sentido, se le quita la posibilidad a la Policía de continuar dirigiendo la seguridad del mandatario de los colombianos.

Las razones de la renuncia no son claras aún, pero así se desvaneció la aspiración de Ramírez, quien, como muchos oficiales, quería llegar a ser el director su institución.

Quienes conocen bien la Policía se aventuran a decir que algo trascendental está ocurriendo en la Secretaría de Seguridad de la Presidencia para tomar la decisión de desaparecerla.

Y es que ese despacho ha tenido representantes de la institución que han terminado en escándalos de talla mayor.

Basta recordar los casos de Royne Chávez, Mauricio Santoyo, Flavio Buitrago y Germán Osorio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.